Los cubanos explotan con los nuevos precios: la pizza más barata a 60 pesos

‘Pero, ¿y eso?’, ‘subió todo, todito y excesivamente, gastronomía del Estado también’, opinan en las redes sociales.

Los precios en una cafetería de Camagüey y el Coppelia de La Habana. PAVEL VALDÉS Y MANUEL LARRAÑAGA

Los cubanos no se creen los nuevos precios, tras la unificación monetaria en la Isla. En las redes sociales, los ciudadanos explotan ante las fotos de los precios en una cafetería de Camagüey, donde las pizzas más baratas pasaron a 60 pesos. 

En la cafetería Elpis, los precios de las pizzas van desde los 60 pesos por una pizza napolitana, suben a 85 si es de cebolla, piña, chorizo, salchicha o jamón, y a 95 si es de tocineta. El coste de la pizza llega hasta los 105 pesos si se pide de aceituna, atún, champiñón, jamón pierna o hawaiana. 

«Pero, ¿y eso?», «dios mío, ¿a dónde iremos a parar?» y «eso nos es nada, preparemos para verlo todo así, con los precios por las nubes» comentaron varios cubanos a la foto compartida por Pavel Valdés en Facebook

La imagen se volvió viral en esa red social y Valdés dijo que la cafetería está por el parque camagüeyano El Lago de los Sueños.

Los cubanos también explotan con la subida de los precios en la heladería Coppelia de La Habana. En unas imágenes, compartidas por la página Cuba Noticias 360, se ve que las ensaladas de cinco bolas ahora cuestan 35 pesos; los super twins de cuatro bolas, 28; las tres gracias, 21; los jimaguas, 14; y las especialidades con una bola, siete pesos. 

«Multiplicaron el precio anterior por siete. ¡Apretaron! ¡Qué los salarios solo se multiplicaron por 4.9 o menos!», opinó Oslena Peña. «Ese precio es abusivo, como dicen ellos, no son solo los cuentapropistas los que lo hacen y debe haber un lugar donde eso se pueda denunciar, no es justo que pongan esos precios», agregó

«El único lugar de La Habana donde los pobres podíamos llevar a los niños, ahora ni eso, van de lo sublime a lo ridículo, llevan 62 años sacándole el zumo a todo un pueblo, hasta cuándo», comentó Lázara Suárez.

También en la Casa del Perro Caliente aumentaron el pan con perro de 10 a 16 pesos, según otra imagen de la misma fuente. 

«Espero que también aumente la calidad, que ahí se vendía pan viejo y nada de mostaza y ketchup, y que aumente el buen trato. El precio debe ir de acuerdo a la calidad del producto y del servicio. Si no puede la administración mantenerlo, que cierre», apuntó Consuelo Deschapells.

Otros señalaron que «subió todo, todito y excesivamente, gastronomía del Estado también» y «los precios que iban a aumentar eran los subsidiados, pero por lo visto no va a ser así: aumentan todo». 

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.