López Obrador confirma que no va a la Cumbre de las Américas

Dice que Joe Biden es ‘un hombre bueno’ presionado por dirigentes de la comunidad cubana en Estados Unidos.

López Obrador junto a Miguel Díaz-Canel en Cuba. REUTERS

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó el lunes que no asistirá a la Cumbre de las Américas, que quedó inaugurada esa jornada en Los Ángeles, EEUU.

«Ya puedo informarle al pueblo de México que no voy a asistir a la Cumbre. Va en mi representación y en la del Gobierno, el canciller Marcelo Ebrard y no voy a la Cumbre porque no se invita a todos los países de América», dijo durante su rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

López Obrador había adelantado desde hace semanas que no acudiría a la reunión si el Gobierno estadounidense no atendía su petición de invitar a todos los países de la región, incluyendo a los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, a los que Washington anunció que excluiría por cometer violaciones contra los derechos humanos de sus ciudadanos.

El mandatario mexicano aseguró que tiene buenas relaciones con su homólogo estadounidense, Joe Biden, pero afirmó que fue presionado por el partido republicano y por líderes de la comunidad cubana en ese país que tienen mucha influencia en el Gobierno, citó EFE.

«Desde mi punto de vista están actuando con odio y no quieren la hermandad de los pueblos, y están haciendo sufrir mucho a un pueblo abnegado y digno como el pueblo de Cuba», reiteró.

Lamentó no poder encontrarse con el presidente Biden, porque lo considera «un hombre bueno», pero insistió en que está sometido «a fuertes presiones extremistas», y de algunos dirigentes de la comunidad cubana en Estados Unidos.

«Ya basta de eso», dijo.

«Sería el colmo que nosotros asistiéramos a una cumbre en ese contexto. Eso es contrario a la política exterior de México, a lo que establece nuestra Constitución, a la no intervención, a la autodeterminación de los pueblos», agregó López Obrador.

A pesar de su ausencia, anunció que en julio próximo buscará reunirse con Biden para hablar de temas como la integración de América, aunque aseguró que la fecha la dictará la agenda del mandatario estadounidense.

«Lo voy a visitar en julio, voy a ir a verlo a la Casa Blanca y quiero tratar con él el tema de la integración de toda América, porque mi planteamiento es que así como se creó la Comunidad Europea y luego pasó a ser la Unión Europea, así es necesario hacerlo en América», declaró.

También dijo que aprovechará para hablar de la situación de Centroamérica, «porque no es posible que no se atiendan las causas y todo se quiera resolver con medidas coercitivas en el caso de migración».

Insistió en que el embargo de Washington contra La Habana es una violación «flagrante» a los derechos humanos y un genocidio y «por eso digo no a la Cumbre», reiteró. «Es una política que han aplicado por décadas, pero si no se dice basta no van a encontrar la salida», consideró.

López Obrador se convirtió en el mandatario regional más crítico con la exclusión de La Habana, Caracas y Managua del encuentro hemisférico, sobre todo horas después de visitar Cuba en visita oficial, ser condecorado con la Orden José Martí, la de más alto valor que entrega el régimen, y ser agasajado con una cena y concierto por parte de Miguel Díaz-Canel, al que luego calificó como «hombre honesto y buen ser humano».

Durante esa visita, se reunió además con Raúl Castro.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%