Londres se niega a extraditar a Julian Assange a EEUU por temor a que se suicide

EEUU tiene hasta 14 días para revertir el fallo de una jueza británica.

Julian Assange GETTY IMAGES

Un tribunal británico dictaminó este lunes que Julian Assange, fundador del portal Wikileaks, no será extraditado a Estados Unidos ante el temor de que intente atentar contra su propia vida a causa de problemas de salud mental, según reveló su abogada en un video difundido por la agencia Reuters.

La jueza Vanessa Baraitser, responsable de la decisión, consideró que el hacker australiano corre el riesgo de un suicidio si es procesado por EEUU, donde enfrenta cargos por la publicación de documentos clasificados que podrían costarle hasta 175 años de cárcel. Hasta el momento, Assange se encontraba en la prisión de Belmarsh, en Reino Unido.

«Al enfrentar condiciones de aislamiento casi total sin los factores de protección que limitaron sus riesgos en Belmarsh, estoy convencida de que los procedimientos descritos por Estados Unidos no evitarán que el señor Assange encuentre una manera de suicidarse y por esa razón he decidido que la la extradición sería opresiva por causa de daño mortal», sentenció la jueza Baraitser.

Las autoridades estadounidenses tienen hasta 14 días para presentar un fallo a la sentencia, lo cual advirtieron que harían. Según el Gobierno de EEUU, Assange puso en peligro vidas estadounidenses al hacer públicos materiales secretos asociados a la seguridad nacional de ese país. Por su parte, el australiano mantiene sus declaraciones sobre el cariz político de su persecución por parte de las agencias militares y de inteligencia de Washington.

Actualmente, Assange enfrenta 18 cargos, incluyendo el hackeo de datos del ejército estadounidense con información secreta sobre las guerras de Irak y Afganistán. Esta información, mayormente documentos y videos, sacaron a la luz los excesos cometidos por los militares de EEUU sobre población civil en estos países árabes.

Por el momento, Assange se mantendrá bajo custodia, pues la ley británica reconoce también como delito la publicación de documentos clasificados.

«Salvando el papel crucial que la prensa tiene en una sociedad democrática, los periodistas tienen la misma obligación que el resto de ciudadanos de obedecer la ley penal. En este caso, los hechos de los que se acusa al Sr. Assange son ilegales, y él no resulta inmune a la responsabilidad criminal simplemente porque asegure que actuaba como periodista», declaró la jueza en la sentencia.

Julian Assange se encuentra encarcelado desde mayo del 2019 por violar las condiciones de su libertad condicional al refugiarse en la embajada de Ecuador en Londres, donde permaneció durante siete años. En ese período enfrentó también la extradición a Suecia por cargos de asalto sexual que, finalmente, fueron desestimados por las autoridades.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%