Llega a Miami un periodista cubano que se negó a hacer reportes del 11J con la versión del régimen

Un presentador de deportes de la televisión oficial de Cárdenas cuenta cómo se vivió el día después de las protestas en la redacción local.

El periodista cubano Raúl Almeida Peláez. R.A.P/FACEBOOK

El periodista cubano Raúl Almeida Peláez, presentador de deportes del canal oficial TeleBandera, de Cárdenas, Matanzas, se negó a realizar reportes para desmontar la verdad de las protestas del 11J. Su decisión le costó su puesto y aceleró su decisión de emigrar.

Tras cruzar la frontera sur de Estados Unidos y llegar recientemente a Miami, Almeida explicó a América Noticias cómo vivió el día después del 11 de julio dentro de la redacción del medio oficial de Cárdenas y las presiones para que los periodistas hicieran reportes apegados al discurso del Partido Comunista de Cuba (PCC).

«El 11 de julio el régimen se sintió completamente desesperado por algo que no esperaba y salió a hacer una cruzada en todos los frentes. Todo el que no estuvo de acuerdo con ellos fue sencillamente desechado. Todo el que quedó en el caso de la televisión tuvo que hacer trabajos para ellos«, dijo.

«No tenía nada que ver con la política, (pero) me dijeron ‘tienes que ir a un hospital o tienes que ir a la calle a desmontar lo que está sucediendo. Es sencillo, o sales a hacer el trabajo o no haces más comentarios de deportes, no existe el deporte, está paralizado. Usted tiene que salir y ayudar a los medios o sencillamente no puedes formar parte de nuestro colectivo si tomas una decisión diferente, porque entonces estás de acuerdo con lo que está sucediendo'», añadió.

Almeida, quien antes de llegar al telecentro de Cárdenas también fue locutor de la radio, dijo al periodista Rolando Nápoles que, tras las protestas en esa ciudad de Matanzas, hoy el régimen mantiene dos patrullas de la Policía apostadas en la sede del PCC local, para evitar que ocurra lo sucedido allí tras las manifestaciones del 11J.

Según declaraciones del presentador matancero, el terror impuesto en Cárdenas tras el estallido fue tal, que hubo familias que salieron de la ciudad para intentar escapar de esa represión.

«Conozco personas que luego de ese 11J se alzaron como cimarrones, como si hubiésemos regresado en la historia, personas de seis o siete familias que se alzaron en las afueras de Cárdenas porque temían por lo que estaba sucediendo con muchas personas cercanas», relató.

Afirmó además que una mayoría de los periodistas de la prensa oficialista cubana sabe que lo que el régimen les ordena reportar sobre la realidad en la Isla es una mentira. Pero continúan, dijo, porque es la manera de conservar el trabajo o progresar a otros niveles.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%