Activistas del Movimiento San Isidro que llevan cuatro días atrincherados en su sede, protestando contra las arbitrariedades del régimen, convocaron a una jornada de protestas masivas este domingo en los parques centrales de las provincias

Activistas del Movimiento San Isidro que llevan cuatro días atrincherados en su sede -ubicada en Damas 955, Habana Vieja-, protestando contra las arbitrariedades del régimen, algunos mediante huelga de hambre y otros también de sed, convocaron a una jornada de protestas masivas este domingo 22 de noviembre en los parques centrales de las provincias o ciudades en las que residan cubanos.

Mediante un breve video en Instagram, uno de los líderes del movimiento, Luis Manuel Otero Alcántara, lanzó la convocatoria para lo que espera sea un precedente en la lucha por el cambio en Cuba.

“Convocamos mañana a las tres de la tarde a todos los cubanos de adentro y de fuera que asistan a una protesta masiva en toda Cuba en los parques centrales principales de todas las provincias. Aquí (en La Habana) sería en el Parque Central, donde está el monumento a Martí”, dijo el artista plástico, visiblemente demacrado por la abstinencia a ingerir alimentos y líquidos durante más de 72 horas.

Con su habitual “estamos conectados familia”, Otero Alcántara manifestó que siguen en la lucha. “Esto es por Cuba, por Denis (Solís), por nosotros. Los únicos que nos pueden salvar son ustedes familia. Vamos todos para la calle, vamos a luchar por una Cuba libre”, instó a sus compatriotas.

De manera similar, el también artista e integrante del Movimiento San Isidro Yasser Castellanos compartió un video en sus redes sociales en el que afirmó detestar decirle a la gente qué hacer, pero que dadas las circunstancias se ve obligado a pedirle a los cubanos que, si bien cada quien puede hacer lo que entienda, no dejen morir a aquellos que están en huelga de hambre, demandando al Estado cuestiones con las que todos están de acuerdo como el cese de la discriminación económica mediante la existencia de tiendas en dólares y el fin de las arbitrariedades y violaciones de las libertades y los derechos humanos.

El grupo de atrincherados en San Isidro, 14 activistas en total, llegó este sábado a su cuarto día de plantón en su sede, donde leen poesía para pedir la liberación de su colega Denis Solís, rapero contestatario que fue condenado a ocho meses de prisión por ‘desacato’ en un juicio sumario y sin garantía alguna, luego de ser detenido violentamente el 9 de noviembre de 2020.

El régimen mantiene rodeada la céntrica zona en la que se efectúa la protesta pacífica. Agentes de la Seguridad del Estado y policías no permiten la entrada de alimentos ni demás artículos de primera necesidad a la sede del MSI.

Hasta el momento, varias organizaciones internacionales se han pronunciado contra estos actos. Entre ellas destacan la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Artículo 19 y Human Rights Watch.

Asimismo, también han mostrado su solidaridad activistas latinoamericanos y líderes políticos, todos los cuales han afirmado que harán extensivo el conocimiento del caso en sus sociedad para que el mundo siga conociendo la realidad de los derechos humanos en Cuba.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.