Las sanciones de EEUU a Cuba ‘han fracasado estrepitosamente’, considera el senador Patrick Leahy

‘EEUU puede participar activamente o ver cómo nuestros competidores llenan el vacío, como ya lo están haciendo’, dice a la Administración Biden.

El senador estadounidense Patrick Leahy. CAROLYN KASTER AP

El senador demócrata por el estado de Vermont Patrick Leahy publicó un comunicado de prensa en su página web cuestionando la efectividad de las sanciones económicas y comerciales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos al régimen cubano.

«En lugar de continuar con una política que no ha logrado ninguno de sus objetivos y que somete a Cuba a un estándar que no aplicamos a muchos otros Gobiernos represivos, el presidente Obama intentó comprometerse con Cuba», escribió el político, defensor del llamado «deshielo».

Leahy defendió que durante el acercamiento de Obama «un número récord de estadounidenses viajó a la Isla, patrocinando a anfitriones cubanos de Airbnb, restaurantes y otros pequeños negocios. Los intercambios culturales y educativos florecieron. Miembros republicanos y demócratas del Congreso, gobernadores y legisladores estatales viajaron a Cuba.  También lo hicieron representantes de empresas estadounidenses».

Durante ese período, según el político demócrata, ambos Gobiernos «firmaron casi dos docenas de acuerdos para tratar temas que iban desde las reclamaciones de propiedad hasta la cooperación en materia de aplicación de la ley. Ninguno de estos avances positivos ha sido reconocido por los defensores de las sanciones, pocos o ninguno de los cuales han visitado Cuba desde que sus familias se fueron hace muchas décadas».

El senador afirmó que Trump «restauró y endureció aún más las sanciones« con el objetivo de «ganarse el favor de los votantes de Florida» y trajo como consecuencia «que el derecho de los estadounidenses a viajar a Cuba fuera negado por su propio Gobierno, el derecho de los cubanoamericanos a enviar remesas a sus familiares fuera severamente restringido, los empresarios cubanos quebraran, los disidentes fueran arrestados y la vida empeorara para el pueblo cubano».

«Hoy, según los informes de prensa, la administración Biden dice que el apoyo a la democracia y los derechos humanos será el núcleo de su política hacia Cuba. Es un objetivo justo, y espero que haga lo mismo con otros Gobiernos represivos», afirmó Leahy, pero cuestionó que las sanciones sean el método para conseguirlo.

«Las sanciones unilaterales casi nunca funcionan, y han fracasado estrepitosamente en Cuba. Si el Gobierno de Biden condiciona nuestro reencuentro con la Isla a medidas que sabemos que su Gobierno no tomará y que no exigimos a los aliados de Estados Unidos (…), perpetuaremos una política que ha perjudicado, no ayudado, al pueblo cubano», agregó el senador.

Leahy criticó que EEUU aplique políticas diferentes a Egipto y Arabia Saudí, donde también se violan los derechos humanos de la población. «Deben rendir cuentas, pero nadie está sugiriendo que impongamos un embargo económico contra esos países ni exigiendo que celebren elecciones libres y justas si quieren seguir siendo aliados de Estados Unidos«.

Antes de finalizar, dijo que «a pesar de las sanciones de EEUU, Cuba sigue siendo un Estado unipartidista. Pero también está cambiando de forma positiva, en gran parte debido a la demografía y a internet. Durante este tiempo, EEUU puede participar activamente o ver cómo nuestros competidores llenan el vacío, como ya lo están haciendo», por lo que agregó que «solo hay una opción lógica».

El director ejecutivo Human Rigths Watch para las Américas, José Miguel Vivanco, compartió el texto del senador estadounidense en sus redes sociales.

Tras la toma de posesión de Joe Biden como presidente de EEUU numerosos políticos y figuras de la sociedad civil tanto cubana como estadounidense se han pronunciado públicamente a favor y en contra de las sanciones a la Isla.

Una reciente encuesta hecha por la firma Bendixen & Amandi International reveló que el 66% de los votantes de origen cubano residentes en EEUU se oponen a un acercamiento entre ambos países.

«Un cambio en la política sobre Cuba no está actualmente dentro de las prioridades del presidente Biden», dijo durante una comparecencia ante periodistas a inicios de marzo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.