Las protestas en Irán se multiplican a casi dos meses de comenzar, pese a la dura represión

El tema alcanza al Consejo de Seguridad de la ONU, mientras Alemania pide a sus nacionales abandonar la nación persa.

Barricadas durante las protestas en Irán.  MOHAMMAD MOHADDESSIN / TWITTER

Irán vivió fuertes protestas el jueves, espoleadas por varias ceremonias de luto dedicadas a manifestantes muertos a causa de la represión policial, efemérides que se están convirtiendo en uno de los motores de las movilizaciones que duran ya más de mes y medio.

La jornada dejó al menos un basiji (miliciano islámico) muerto y diez efectivos de las fuerzas de seguridad heridos en la ciudad de Karaj, vecina de la capital, informó la agencia Fars.

Allí, cientos de personas trataron de llegar al cementerio donde descansa la joven de 22 años Hadis Najafi, en el cuadragésimo día de su muerte, fecha que en la cultura iraní tiene una gran importancia y pone fin al luto familiar.

Najafi murió el 21 de septiembre en Karaj, cuando participaba en las protestas por el fallecimiento el 16 de septiembre de Mahsa Amini, el detonante de un movimiento que se extiende a todo el país.

Las autoridades impidieron a los manifestantes alcanzar el camposanto, y la conmemoración del luto por la joven se transformó en nuevos enfrentamientos con la Policía y la milicia basiji, que usaron gases lacrimógenos y la fuerza contra los manifestantes.

Según la versión de Fars, «maleantes» aprovecharon la ceremonia de luto para provocar «disturbios» y atacar a las fuerzas de seguridad con cuchillos y piedras.

Videos sin verificar compartidos en redes sociales mostraron a manifestantes alrededor de un coche ardiendo en una carretera cortada y a mujeres sin velo gritando «¡Mujer, vida, libertad!», la consigna de las protestas, mientras que activistas denunciaron que la Policía disparó contra los manifestantes.

Ceremonias de luto similares se vivieron en varias ciudades iraníes, entre ellas Qazvin, donde otra multitud se reunió por la muerte de Javad Heydari hace también 40 días, o en Isfahan, donde se conmemoró la muerte de Mahsa Mogoi.

Esos estallidos son semejantes a los vividas en el homenaje para conmemorar los 40 días transcurridos desde la muerte de Amini, celebrado el 26 de octubre en la ciudad de Saqez, en el Kurdistán, de donde era originaria la joven de 22 años.

Al menos 10.000 personas participaron en este acto, en el que la Policía uso gases lacrimógenos y, según ONG extranjeras, llegó a disparar contra la multitud.

La represión de esa jornada revitalizó las protestas los días siguientes en el país, con la celebración de nuevas movilizaciones, que a su vez fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad.

Al menos 108 personas han muerto en las protestas, según la ONG con sede en Oslo Iran Human Rights, con lo que en las próximas semanas se celebrarán numerosas ceremonias de los 40 días, lo que potencialmente puede provocar nuevas protestas y nuevas conmemoraciones.

Las protestas por la muerte de Amini están protagonizadas sobre todo por jóvenes y mujeres, que lanzan consignas contra el Gobierno y queman velos, uno de los símbolos de la República Islámica, algo impensable no hace mucho.

El Poder Judicial de Irán anunció que 1.000 personas serán juzgadas en Teherán por su participación en las protestas, algunas de las cuales se enfrentan a la pena de muerte. 

El tema llega a Naciones Unidas

Estados Unidos llevó el miércoles al Consejo de Seguridad de la ONU las protestas en Irán, con una dura denuncia de la represión por parte de las autoridades. 

En respuesta, el embajador iraní ante la ONU, Amir Saeid Jalil Iravani, aseguró que «la libertad de expresión y de reunión pacífica está reconocida por la Constitución iraní. Además, el ejercicio de estos derechos por parte del pueblo iraní siempre ha sido apoyado por el Gobierno».

Alemania llama a sus ciudadanos a abandonar Irán

El Gobierno alemán apremió el jueves a sus nacionales a abandonar de inmediato Irán ante la posibilidad de que sean detenidos de forma arbitraria y que deban afrontar largos procesos, como se ha evidenciado en múltiples detenciones de extranjeros.

«Para los ciudadanos alemanes existe el peligro concreto de ser detenidos arbitrariamente, interrogados y condenados a largas penas», informó el Ministerio de Asuntos Exteriores en sus advertencias actualizadas a quienes se encuentren en ese país, reportó AFP.

El texto establece, además, que están en situación de «especial peligro» los ciudadanos con doble nacionalidad, alemana e iraní, y recuerda las numerosas detenciones «arbitrarias» que se han registrado estos días. Esta advertencia se suma a la de carácter general que recomendaba evitar los viajes al país persa.

Finalmente se ruega a los ciudadanos alemanes a «observar» estas advertencias y a dejar el país. En caso de seguir en Irán, se recomienda encarecidamente «evitar toda manifestación o concentración humana».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%