‘Las bestias golpearon sin piedad, golpearon a matar’: nuevos testimonios sobre la represión en La Habana

Los detalles de la brutalidad del régimen cubano contra los manifestantes pacíficos el 1 de octubre siguen saliendo a la luz.

Paramilitares armados de estacas reprimiendo a manifestantes pacíficos. REUTERS

Los testimonios de la brutalidad represiva desatada por el régimen cubano y los paramilitares que intervinieron para impedir las protestas pacíficas en La Habana la pasada semana siguen saliendo a la luz.

El activista Arián Cruz, conocido como Tata Poet, dijo haber conversado con el diseñador industrial Danilo Martínez Rojas, uno de los detenidos por manifestarse en la intersección de Línea y G. 

«Danilo Martínez me contó muchísimas cosas, pero voy a dejar las más importantes», escribió Cruz en su muro de Facebook. «Me dijo que solo hizo una directa o dos, que no se recordaba bien, y que luego se marchó a casa. También me dijo que fue violentamente arrestado llegando al Teatro Mella, que lo agarraron a la fuerza y lo metieron dentro de un auto blanco, lo acostaron en el asiento trasero y que así fue trasladado a la unidad de Zapata y C».

«José Adalberto no dejaba de echar sangre por todas partes», agregó, citando a Martínez, y en referencia al tatuador José Adalberto Fernández Cañizares, quien estuvo en la protesta y, según testimonios hasta ahora no confirmados, fue desfigurado a golpes

«Tuvimos que gritar y exigir para que fuera llevado a urgencias. Antes se lavó un poco la cara. Alejandro también estaba golpeado, y se llenó todo su cuerpo y su rostro de sangre. Decía: que era en honor de su hermano José Adalberto», refirió la publicación.

Sobre los hijos del actor cubano Frank Artola, cuya detención ha levantado una oleada de reclamos de colegas del gremio dentro y fuera de Cuba, aseguró: «Frank Artola también chorreaba sangre, mucha sangre, el jean que yo llevaba también se manchó de sangre».

«Recuerdo que Frank hablaba poco, pero tenía golpes por todas partes, en las muñecas, en los pies tenía unas heridas bastante preocupantes, la nariz partida, al igual que la boca, un ojo hinchado. Hillary también estaba golpeada pero no la veía por la lejanía», precisó.

«Y sí, las bestias golpearon sin piedad, golpearon a matar, golpearon a jóvenes pacíficos», finalizó el resumen.

Cruz no aclaró si Martínez Rojas había sido liberado cuando recibió su testimonio.

Tata Poet denunció anteriormente parte de lo ocurrido en el Vedado habanero la noche del sábado 1 de octubre, cuando un grupo de personas se manifestó y paramilitares los agredieron pese a la presencia de la prensa extranjera, que divulgó algunas fotos de lo ocurrido.

Asimismo, el propio activista ha denunciado el arresto de su novia, Rosmery Almeda Tapia (Alma Poet), por grabar la represión violenta de la misma protesta. La joven podría ser procesada por «desacato».

Cruz dijo días atrás que la manifestación de ciudadanos que pedían electricidad, comida y libertad ocurrió en Línea y G.

«Cuando nosotros llegamos ya la euforia de esa protesta había cedido», pero muchas personas se habían agrupado en Línea y F. «Nos detuvimos allí un tiempo mi novia y yo, y de repente, en unos minutos, aquello fue brutal, la Seguridad del Estado, la Policía, grupos de respuesta rápida comenzaron a dar golpes de una manera brutal», relató.

«Los echaron hacia abajo para la parte de Calzada y F, donde estaba oscuro, y empezaron a dar una mano de golpes incluso a menores de edad, o sea, adolescentes de 15 y 16 años», añadió.

«Me quedé en shock cuando vi aquella locura de golpes, fue impresionante», dijo Cruz, quien afirmó haber auxiliado a algunos de los manifestantes. «Había un muchacho que si mal no recuerdo se llama José Antonio (…), a ese muchacho le desfiguraron el rostro a golpes», denunció el activista y precisó que estuvo detenido varias horas en la estación de Zapata y C junto a ese joven y un adolescente de 17 años, a quien los represores «le fracturaron la nariz».

«Me siento muy nervioso. No encuentro palabras para definir tanta locura. Los masacraron», dijo Cruz en otra parte del video. «Estaban todas las personas ahí, tranquilamente, en la avenida, sin decir nada, sin protestar, esperando que pusieran la corriente, y de repente salieron un montón de agentes de la Seguridad del Estado».

«Había un muchacho al que tiraban al aire y lo dejaban caer en el piso», relató Cruz llorando. «Una muchacha a la que llevaban arrastrada por el pelo… Nosotros no podemos seguir aguantando esto, familia», dijo.

«Mi pareja lo único que hizo, aparte de auxiliar a personas que estaban siendo golpeadas, fue documentar, grabar un poco de lo que estaba sucediendo», aseguró Cruz. «Luego nos retiramos porque empezaron a llegar camiones de respuesta rápida (…), el cerco policial era inmenso», explicó.

Agregó que fueron interceptados en Línea y D por unos «diez agentes de la Seguridad del Estado», y trasladados a la estación de Zapata y C.

Cruz dijo que fue interrogado y amenazado por los agentes, que grabaron el interrogatorio. «Luego me dicen que mi pareja continuaba detenida y que la estaban instruyendo cargos por desacato, por grabar» la represión. «Es sumamente arbitrario», consideró Cruz y añadió que su novia fue trasladada hacia 100 y Aldabó.

Rosmery Almeda Tapia (Alma Poet) es bailarina y artista circense graduada de la Escuela Nacional de Arte (ENA). Trabaja realizando espectáculos para niños. «No es una delincuente, no es una criminal», enfatizó su novio y relató que en los últimos meses la joven se ha dedicado a apoyar a familias de presos políticos con medicamentos y otros tipos de ayuda.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%