Las autoridades carcelarias niegan al opositor cubano Carlos Ernesto Díaz una entrevista con su abogado

El opositor conocido como Ktivo Disidente sigue negándose a vestir uniforme de preso. También impiden que le llegue la comida enviada por su familia.

El activista cubano Carlos Ernesto Díaz González, conocido como Ktivo Disidente. KTIVO DISIDENTE/TWITTER

El activista cubano Carlos Ernesto Díaz González, conocido como Ktivo Disidente, continúa negándose a usar la ropa de preso. Por ese motivo las autoridades carcelarias le negaron un contacto con su abogado, quien fue a visitarlo junto a la esposa a la cárcel de Ariza, en Cienfuegos, donde se encuentra actualmente aislado del resto de los reclusos, informó a DIARIO DE CUBA Miguel Gómez, amigo del activista.

«A la esposa le negaron pasarle la jaba de comida que llevaba y también se negaron a aceptar algunas piezas de ropa que llevaban para él. Solo dejaron pasar dos pulóveres blancos. Asumimos que continúa en calzoncillos en negativa a usar ropa de preso, él padece de hemorroides y es asmático, y por otros presos supimos que había sangrado, pero es muy poca la información, porque está totalmente incomunicado«, comentó Gómez sobre la situación de este activista cienfueguero.

El opositor, acusado de «desobediencia» y «desacato», fue arrestado tras protagonizar una protesta pública en La Habana el pasado 28 de abril con la que reclamó el derecho de todos los cubanos a participar en la vida política del país.

Encaramado en un muro en el bulevar de San Rafael, en Centro Habana, Ktivo Disidente exhortó a sus conciudadanos a respetar la libertad de opinión y de expresión de los otros: «El que es comunista que lo sea, pero el que no, tiene que ser respetado», dijo, mientras la mayoría de los que pasaban por la calle miraba de reojo.

Díaz González eligió el mismo sitio en que se manifestó Luis Robles el 4 de diciembre de 2020 para respaldar al joven encarcelado y reafirmar su tesis de que donde se cae uno otros tienen que seguir levantando las voces.

En el Auto de Imposición de Medida Cautelar que estableció la Fiscalía Provincial de Cienfuegos, sin embargo, no se menciona este hecho, sino dos citaciones de la Policía en abril al activista a las que no acudió. Supuestamente, alguien lo acusó del delito de difamación, pero el documento no da más detalles.

En dicho auto también consta que Ktivo Disidente había hecho publicaciones en sus redes sociales «contra dirigentes de la Revolución, entre ellos el presidente de la República y primer secretario del PCC, así como también (…) contra instituciones estatales y el Ministerio del Interior, lo cual ha materializado con el propósito de menoscabar el decoro y la integridad de personas e instituciones, poniendo en riesgo el correcto orden social del país», dice el Auto, al que DIARIO DE CUBA tuvo acceso.  

Tanto el delito de «desobediencia» como «desacato» son dos de los más usados por las autoridades del régimen para penalizar la discrepancia de opositores y activistas de derechos humanos.

Díaz Gonzalez, de 39 años, quien es músico y cuentapropista, llegó a grabar dos discos con la empresa musical estatal EGREM, donde mezclaba hip-hop con ritmos tropicales y su nombre artístico es Carlos White. También fue dueño de un restaurante de comida mexicana exitoso nombrado Burrito Guachinango, en asociación con el reconocido beisbolista Antonio Muñoz.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%