Solís fue detenido hace cinco días por la policía política y luego, trasladado a la prisión de Valle Grande en La Habana, sin que se conozcan los motivos del arbitrario arresto, según denunciaron activistas del Movimiento San Isidro

El joven opositor cubano, Denis Solís González, fue detenido con violencia el pasado lunes 9 de noviembre, cuando salía de su casa a realizar unas gestiones, según relató su amigo, el rapero Maykel Osorbo.

Al día siguiente, miembros del Movimiento San Isidro entregaron un recurso de Habeas Corpus para conocer su ubicación, pero no recibieron respuestas.

Osorbo y la activista e historiadora de arte, Anamely Ramos, acudieron al Vivac, una cárcel de la capital del país, conocida por su cantidad de presos políticos; y allí conocieron que el joven habría sido trasladado a Valle Grande sin detallarle cuándo y las razones específicas del arbitrario arresto. 

En tanto, se lanzó la campaña “Libertad para Denis Solís González” en la plataforma change.org. “(…) fue detenido injustamente en Cuba el día 11/11/2020 por defender su libertad de expresión y una Cuba Libre”, se señala en la descripción de la solicitud que prevé sumar firmas a favor de su excarcelación.  

“Sabíamos del acoso del que estaba siendo objeto por parte de agentes de la Seguridad del Estado: llamadas frecuentes, visitas y amenazas. Se lo llevan detenido y no dan una explicación de donde está. Denis no es un delincuente, es un muchacho serio, amable, pero ya no cree en un Estado que no tiene lugar para los que queremos construir un país mejor”, subrayó Linda Iturrey, quien creó la  campaña.

Según se refiere, el arresto arbitrario orquestado pon la policía política es la forma de castigar, las denuncias que el joven activista realiza sobre “las arbitrariedades constantes que se comenten en Cuba”. “Su familia, amigos y la comunidad cubana, exigimos la libertad de Denis Solís inmediatamente. Basta de tanta injusticia y represión”, concluye el comunicado.

Solís González el pasado viernes 6 de noviembre encaró y expulsó de su casa a un oficial que irrumpió en la misma sin permiso ni orden judicial alguna.

“¿Quién te dio permiso para entrar? Sal ahora mismo”, le dijo al capitán de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) que entró en su domicilio en un video que compartió en su perfil de Facebook.

El hecho tuvo lugar sobre las seis de la tarde y fue transmitido en directo por él. Según este, el evento no quedaría ahí, pues seguramente seguirían acosándolo más tarde y durante los días siguientes. 

Sin embargo, afirmó en su directa, repleta de insultos y ofensas tanto al oficial de la policía que encaró como al resto de los represores del régimen, él no teme a los “esbirros”.

Residente en la Habana Vieja, Solís González estuvo dos meses en la prisión de Valle Grande en 2016 tras participar en una manifestación porque le decomisaron su bicitaxi. En ese entonces su activismo político lo llevó a estar vinculado con el PRC y el CID, pero luego se separó de dichas plataformas y actualmente está vinculado al Movimiento San Isidro.

Este sábado fuerzas policiales y de la Seguridad del Estado del régimen han detenido en horas de la mañana a varios activistas cubanos, en seguimiento a las acciones represivas que desplegaron la víspera para sofocar el plantón frente a la estación policial de Cuba y Chacón, donde una decena de activistas se apostaron para exigir la liberación de Denis Solís.

Dos de los detenidos, reportó Omara Ruiz Urquiola en redes sociales, fueron el joven Alfredo Martínez y la comunicadora independiente Iliana Hernández, quien alcanzó a transmitir en directo unos segundos del momento de su detención.

Según se aprecia en el video, justo cuando salía de su domicilio le esperaban un auto patrullero y un oficial de la Seguridad en su moto, los que le pidieron identificarse y evidenciaron que se la llevarían detenida arbitrariamente.

*Solicitud por la “Libertad para Denis Solís González” en change.org

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.