La visita de la canciller española a Colombia tensiona las relaciones con Venezuela

La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya (i), y la canciller colombiana Claudia Blum (c), hablan con el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa (2-d), mientras recorren el Puente Internacional Simón Bolívar, fronterizo con Venezuela, en Cúcuta (Colombia). Sábado, 27 de febrero de 2021. © Mauricio Dueñas Castañeda / EFE

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, calificó este domingo 28 de febrero como una “puesta en escena” la visita de la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya, a la ciudad de Cúcuta, en la frontera entre Colombia y Venezuela. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ya había anunciado el sábado tras la visita que revisaría toda la relación con España.

Siguen las tensiones diplomáticas entre Venezuela y España, esta vez en forma de cruce de declaraciones tras la visita el sábado de la canciller española a Cúcuta, principal puerto de llegada de inmigrantes venezolanos a Colombia. Este domingo 28 de febrero, Jorge Arreaza, canciller venezolano, calificó la visita en su cuenta de Twitter como «toda una puesta en escena de la interminable obra sobre la obsesión con Venezuela».

Estas declaraciones suceden a las efectuadas el sábado por el presidente venezolano Nicolás Maduro, en las que tachó la visita de “agresión” y aseguró que revisará “toda la relación” con España.

«Se lo advertimos al Gobierno de España a tiempo, nuestro canciller se lo advirtió a tiempo al Gobierno de España, vamos a responder de manera contundente cualquier agresión que venga, sea de palabra, sea de acción, sea diplomática, sea política», afirmó.

Una visita para apoyar “proyectos financiados por la cooperación española”

La visita de la ministra española está entablada dentro del reconocimiento a la creación por parte del gobierno colombiano del Estatuto Temporal de Protección para Inmigrantes Venezolanos. La medida tendrá una duración de 10 años y pretende regularizar la situación de parte de los 1,73 millones de venezolanos que residen actualmente en Colombia.

«Yo he visitado Colombia, he visitado una serie de proyectos financiados por la cooperación española y lo he hecho dentro del respeto a este país y a todos sus vecinos”, defendió González Laya tras las declaraciones de Maduro.

«Yo no tengo absolutamente ninguna interpretación que hacer sobre sus declaraciones. Yo lo único que pido es el mismo respeto que ofrezco, ni más ni menos”, añadió.Visita de ministra de asuntos exteriores de España a Colombia tensa relación con Venezuela

La canciller apuntó además que los problemas internos de Venezuela deberían ser resueltos por los venezolanos y que ella solo estaba allí para intentar dar apoyo al diálogo. “Expulsar a diplomáticos de Venezuela no ayuda al diálogo”, añadió. Sin embargo, Maduro insistió en que la visita apoya la “política xenofóbica” del presidente colombiano Iván Duque

Según Maduro, Duque se aprovecha de los migrantes venezolanos para “justificar los recursos” que su Gobierno solicita a diversos organismos internacionales. La misma migración “que ellos mismos promueven al apoyar el bloqueo de Estados Unidos (a Venezuela). Al final, esos fondos, como los del Plan Colombia, terminan en las mafias», añadió Arreaza.

La embajadora europea en Venezuela saldrá del país “en los próximos días”

Esta nueva polémica de Venezuela viene después de que el país decretara el miércoles 24 a la embajadora de la UE, Isabel Brilhante, como persona non grata. Nicolás Maduro le dio un plazo de 72 horas para que abandonara el país. Sin embargo, ayer sábado, fecha límite para su salida, afirmó que “saldría en los próximos días” en función de la disponibilidad de vuelos.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, conversa con la embajadora de la Unión Europea en Venezuela, Isabel Brilhante Pedrosa, durante una reunión en la sede de la Cancillería en Caracas, Venezuela, el 24 de febrero de 2021. © Reuters

La medida fue tomada como respuesta a las sanciones que la Unión Europea impuso contra 19 altos funcionarios venezolanos, dando un paso más a su rechazo mostrado hasta ahora contra las elecciones del 6 de diciembre y la constitución de la nueva Asamblea Nacional, que Bruselas considerar que fue elegida sin los estándares democráticos necesarios.

Tras la expulsión de la diplomática, la UE no descartó tomar nuevas medidas contra los mandatarios del país. «La UE y sus Estados miembros se reservan el derecho a considerar cualquier otra medida apropiada», dijo a EFE la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Nabila Massrali.

Las medidas europeas contaron con el apoyo de EE. UU. y el rechazo de Rusia en un conflicto nacional que hace tiempo se tornó en un asunto internacional con la intervención de  de partidarios y detractores del gobierno venezolano.

Con EFE y Reuters

Tomado de France24

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.