La viruela del mono, otro peligro sanitario que se cierne sobre Cuba

Con síntomas semejantes a la varicela, hasta el momento 15 países han reportado casos y la OMS lanza una alarma.

Erupciones cutáneas, uno de los síntomas de la viruela del mono. EL PERIÓDICO

Italia y Suecia se convirtieron el jueves en dos nuevos países en los que ha sido detectado el brote de viruela del mono, una enfermedad rara que ya está activa en 15 territorios, incluyendo países cercanos a Cuba como EEUU y Canadá.

Ante el incremento de los casos reportados, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió que se rastreen los contactos de los contagiados.

Según la Agencia de Salud Pública sueca, hay una persona infectada en la zona de Estocolmo. «La persona infectada con el virus en Suecia no está gravemente enferma, pero está recibiendo tratamiento», indicó la experta en enfermedades infecciosas Klara Sonden en un comunicado. «Todavía no sabemos dónde se infectó. La investigación al respecto está en curso», agregó, citada por Europa Press.

También se ha detectado un primer contagio de viruela del mono en Italia. El jefe de salud de la región del Lacio, Alessio D’Amato, anunció a través de su muro de Facebook que el caso había sido confirmado en el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Italia.

La agencia de noticias ANSA informó que el hombre infectado había regresado de un viaje a las Islas Canarias y está aislado en un hospital de Roma.

Hasta el momento, cuatro países de África habían notificado casos de viruela del mono en 2022: Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Nigeria, informó la OMS. La infección se considera endémica en la República Democrática del Congo, donde se descubrió por primera vez en humanos en 1970.

El público en general y las clínicas de salud deben estar atentos y hacer que el personal especializado examine las erupciones cutáneas inusuales, alertó la OMS en otro comunicado. Si se sospecha de viruela del mono, los pacientes deben ser aislados, subrayó el organismo sanitario internacional.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos anunciaron el miércoles que una persona de ese país había sido infectada. Un residente del estado norteamericano de Massachusetts fue sometido a pruebas el martes y los laboratorios de los CDC confirmaron la viruela del mono al día siguiente. La persona infectada había viajado recientemente a Canadá en transporte privado, señaló el CDC.

La cadena canadiense CBC informó de que las autoridades sanitarias de Quebec están investigando si la viruela del mono se ha extendido allí tras recibir la notificación de que un visitante de la provincia fue confirmado posteriormente como un caso.

En España se han confirmado ocho infecciones en Madrid, mientras que en Portugal habrían infectado unas 20 personas. La mayoría de los casos notificados hasta ahora corresponden a hombres que han tenido contacto sexual con otros hombres.

Además, el número de casos detectados en Gran Bretaña se elevó a nueve, según informó el miércoles la Autoridad de Salud y Seguridad del Reino Unido.

El primero, detectado a principios de mayo, fue una persona que había viajado recientemente a Nigeria. Las autoridades británicas han aconsejado a la población que estén atentos a cualquier lesión en su cuerpo.

El virus suele provocar síntomas similares a los de la varicela, pero más leves, aunque pueden presentarse casos más graves. La viruela se considera erradicada en todo el mundo desde 1980, tras una gran campaña de vacunación.

En la región latinoamericana, Perú declaró el jueves alerta por el brote, pese a no haber detectado casos. «Estamos declarando la alerta desde el día de mañana pero, en sí, ya se está declarando en nuestro país. Todavía no tenemos ningún caso, pero sí, ya se está declarando la alerta para prevenir cualquier eventualidad», dijo en una declaración a la prensa el ministro de Salud, Jorge Antonio López.

Los síntomas de la viruela

La viruela del mono se caracteriza por presentar síntomas como fiebre, mialgias (dolores musculares), inflamación de los ganglios y erupciones similares a las que aparecen con la varicela.

La transmisión de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión.

La principal vía de transmisión sería por gotículas respiratorias. De acuerdo con la información recogida por el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, la hipótesis más avanzada apunta a que la transmisión entre seres humanos ocurre por «gotículas respiratorias de gran tamaño», por lo que se requiere «un contacto cercano prolongado» para enfermar. 

«También se ha documentado la transmisión desde la placenta de una mujer infectada al feto», asegura. Sin embargo, «la cadena de transmisión más extensa documentada incluye seis infecciones sucesivas, por lo que se estima que la transmisión persona a persona no es muy eficaz». 

La alarma internacional se produce horas después de que el Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) alertara sobre la expansión en Cuba del virus llamado Coxsackie, conocido popularmente como «boca, manos y pies», que se transmite principalmente entre niños menores de cinco años.

La información, hecha pública por la Asamblea Municipal del Poder Popular de Contramaestre en su perfil de Facebook, advierte que la enfermedad se transmite principalmente a través de la saliva, el líquido de las vesículas en la boca, la piel y las secreciones nasales.

Como principales medidas para evitar la expansión del virus las autoridades de Salud Pública recomendaron «el lavado frecuente de manos antes de consumir alimentos, antes de tocarse la cara o luego de cambiar pañales».

También alertaron que «aun cuando exista recuperación manifiesta, el virus se puede seguir transmitiendo por heces algunas semanas después, por lo que las medidas de higiene deben prevalecer».

Los principales síntomas provocados por el virus Coxsackie son fiebre, malestar general, pérdida de apetito, secreción nasal y malestar abdominal que se prolonga por uno o dos días.

Luego suelen aparecer vesículas y úlceras dolorosas en la lengua y parte interna de la boca, dolor al tragar, lesiones en la piel de las manos, los pies, las nalgas y en ocasiones en los genitales.

Las personas en edad adulta también pueden infectarse de la enfermedad y transmitirla, pero no es habitual que presenten los síntomas.

De acuerdo con el MINSAP, esta enfermedad «se resuelve por sí sola en la gran mayoría de los casos, al cabo de siete a diez días».

El virus es altamente contagioso. Las autoridades cubanas no ofrecieron detalles sobre la cantidad de casos reportados en el país, aunque dijeron que se mantendrán «vigilantes de la evolución del comportamiento del virus».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%