En el artículo no resalta si se le invertirá a la industria chocolatera del país, ya que por años Cuba ha tenido que importar chocolates desde el extranjero, los cuales se venden dos o tres veces más caros que los pocos que se elaboran en el territorio, especialmente en Baracoa.

El cacao es usado por sus beneficios y gran sabor.

El régimen de Cuba se “pavonea” de su alta tasa de exportación de cacao, especialmente a España, pero sus derivados no son producidos a tope en el país, como el chocolate, debido a la destrucción de la industria gracias a las fallidas políticas aplicadas por el castrismo durante más de 60 años. Medios oficiales afirman que 12,5 toneladas de cacao fueron enviadas a la nación ibérica, una de las más grandes este 2020.

La Unidad Empresarial de Base (UEB) Beneficio Café y Cacao, de Imías, Guantánamo, fue la encargada de “cerrar el negocio” con los españoles, ascendiendo a 50 toneladas de cacao que se exportó a España desde Cuba, pero ¿hay que celebrar? Este tipo de información solo revelan el descaro de la dictadura.

Si analizamos las ofertas en el mercado cubano, el chocolate es uno de los productos más escasos en el país, pese a que su elemento principal de elaboración, el cacao, se encuentra en tierras cubanas. En 2018, la periodista Gladys Linares escribió un artículo para el CubaNet, donde informada sobre la destrucción de la industria chocolatera en el país. Hoy, hace ya más de dos años de ese artículo, y el panorama no ha cambiado, pero la importación de cacao en Cuba sigue creciendo.

 El castrismo afirma que entre noviembre y diciembre “deben completarse las 150 toneladas del plan de exportación del actual año, cotizadas en el mercado internacional a un promedio de mil 900 dólares cada una”. El precio de venta podría ser mucho mayor al informado por los medios del estado.

Sin embargo en el artículo no resalta si se le invertirá a la industria chocolatera del país, ya que por años Cuba ha tenido que importar chocolates desde el extranjero, los cuales se venden dos o tres veces más caros que los pocos que se elaboran en el territorio, especialmente en Baracoa.

“Hoy, la vieja industria sufre constantes roturas, pero además para deleitarse con sus golosinas hay que comprarlas en CUC. Frecuentemente, incluso, el único tipo que aparece en las tiendas es el chocolate importado, que por supuesto es todavía más caro. Dentro de la escasa variedad, la marca Nestlé es quizás la más reconocible por el público más amplio”, es parte del artículo de CubaNet.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.