‘La verdad sobre el asesinato de Oswaldo Payá y Harold Cepero’, un documental que pide justicia para los opositores cubanos

‘Creemos que es fundamental que todos conozcan la verdad y se frene la impunidad’, dice Rosa María Payá al presentar el filme, disponible en YouTube.

Fotograma del documental sobre la muerte de Oswaldo Payá. CUBADECIDE/YOUTUBE

Cuando faltan dos meses para que se cumplan diez años del suceso en el que murieron el fundador del Movimiento Cristiano Liberación e ideólogo del Proyecto Varela, Oswaldo Payá Sardiñas, y el activista Harold Cepero, un documental sobre los hechos se encuentra disponible en el canal de YouTube de la organización CubaDecide, dirigida por Rosa María Payá Acevedo, hija del disidente

La familia de Payá y buena parte de la oposición cubana consideran que el líder opositor y el activista fueron asesinados por la Seguridad del Estado.

Según informó Payá Acevedo en un video publicado Facebook, el documental, titulado La verdad sobre el asesinato de Oswaldo Payá y Harold Cepero, que ya había sido estrenado en Miami, tuvo su lanzamiento digital en vivo, a través de la página de YouTube de CubaDecide, en la noche del jueves.

«En unas semanas, este 22 de julio, se cumplirán diez años del asesinato de mi padre y de Harold (Cepero). Como ustedes saben, este documental ya fue lanzado en Miami, pero ahora, lo pondremos, simplemente, público, para que todo el mundo pueda verlo», dijo la activista en el video.

Para Rosa María Payá Acevedo resulta importante que se vea el documental «en un momento en que hay más de 1.000 presos políticos en la Isla, en un momento en que el régimen ha vuelto a asesinar». 

«Creemos que es fundamental que todos conozcan la verdad, que se exija justicia y se frene la impunidad», expresó. 

En diciembre de 2021, la hija del difunto disidente cubano pidió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una condena al Estado cubano por su presunta responsabilidad en la muerte de su padre.

«Es fundamental que exista reconocimiento de esa verdad», dijo Payá Acevedo sobre el suceso en el que murieron el fundador del Movimiento Cristiano de Liberación y el joven Cepero, el 22 de julio de 2012, y que el Gobierno cubano presentó como un accidente automovilístico.

Rosa María Payá y su madre, Ofelia Acevedo, subrayaron en la audiencia virtual que antes y después de la muerte de Payá la familia era hostigada y amenazada por la Seguridad del Estado.

La viuda de Payá declaró que, incluso antes del «asesinato», en varias ocasiones aflojaron las tuercas del vehículo en que se movilizaba la familia y que, gracias a lo cuidadoso que era el líder opositor al manejar, pudieron evitar los accidentes.

El político español Ángel Carromero, condenado en Cuba por la muerte de Payá y Cepero, dijo en la audiencia que el juicio al que fue sometido en la Isla fue «una farsa» para tapar la responsabilidad del régimen.

Carromero, quien vive en España, fue uno de los testigos de la audiencia virtual celebrada ante la CIDH por la denuncia de los familiares de Payá y Cepero contra el Estado cubano.

El día del accidente, Carromero, del Partido Popular, concudía un automóvil en el que viajaba con Payá, Cepero y un político sueco, Jens Aron Modig. El carro se salió de la carretera y chocó contra un árbol, según la versión del Gobierno cubano.

Sin embargo, el español contó que durante todo el viaje estuvieron vigilados por vehículos de la Seguridad del Estado, que los siguieron y que uno de ellos los sacó de la carretera con un golpe, que ocasionó un choque.

Recordó que ese día Payá había identificado, por el color de las placas, que se trataba de vehículos «de la (policía política) comunista».

«Nos iban siguiendo cada vez más cerca, nos golpearon y nos sacaron de la carretera, me sacaron del coche, me llevaron, perdí el conocimiento», recordó Carromero.

Manifestó que despertó golpeado en la cabeza y rodeado de militares e incomunicado en un hospital y que después le hicieron leer una confesión en la que se declaraba culpable del accidente.

El español dijo que su juicio en Cuba fue «montaje contra dos de los opositores principales contra el Gobierno».

Señaló que en Cuba no contó con un abogado independiente porque todos están suscritos al Estado y que durante las visitas que le hacía el cónsul español «nunca logró estar a solas» con el diplomático, pues siempre estaban acompañados de un teniente.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%