‘La verdad se dice en Cuba’: El locutor Yunior Morales acusa de doble moral a Yunior Smith

‘No me convences. Tenías que haberlo dicho aquí para entonces creer en ti’, espeta Morales a su colega Smith.

El locutor cubano Yunior Morales. Y.MORALES/FACEBOOK

El locutor cubano Yunior Morales acusó de doble moral a Yunior Smithperiodista y ex conductor del Noticiero Estelar de la televisión estatal, quien ahora busca llegar a Estados Unidos a través de México y contó recientemente en su perfil de Facebook todo lo que, según él, sufrió en Cuba.  

En un video publicado en YouTube, Morales le echó en cara a su tocayo y colega que la verdad había que decirla en Cuba, luego de que Smith asegurara que había decidido «escapar de tanta mierda putrefacta, de la mentira, de la desesperanza».

«Yunior, yo soy locutor hace más de veinte años, locutor de radio y televisión», le recuerda Morales a Smith. «Hermano, con todo el respeto y sin ninguna intención de señalarte, yo aquí he criticado la represión, en Cuba«, recalca. «Estoy en Cuba».

Morales recuerda que, en septiembre de 2020, criticó las declaraciones de Manuel Santiago Sobrino Martínez, ministro de la Industria Alimentaria en la Isla, quien había afirmado que la soberanía alimentaria del país pasaba por una «superproducción» de subproductos como las croquetas y de programas con «gallinas decrépitas«.

Eso le costó ser sacado del espacio televisivo Mesa Redonda, del que era la voz oficial, cuenta en el video. 

«Mesa Redonda, más allá de la noticia. Mesa Redonda, nuestras armas son las ideas», dice Morales con la voz que se escuchaba en el programa antes de que cuestionara en un post en Facebook «a dónde va a parar la carne».

«Y reafirmé: ‘las tripas, gallinas decrépitas y los restos se los comen ustedes'», recuerda. «Yo lo dije en Cuba y lo mantengo«.

«Me sacaron de todo lo político y me dejaron nada más con lo cultural», señala Morales, quien ahora tiene el programa A Buena Hora en Radio Taíno, además de los espacios Cuatro por Cuatro y El Complotazo en el Canal Educativo. En Cubavisión hace la cartelera.

«Te deseo toda la suerte del mundo, tocayo, que logres todo, que salgas de la frontera, que llegues a Estados Unidos, que estés con tu esposa. Mucha felicidad y prosperidad en adelante», desea Morales a su colega. «Pero, Yunior, lo bueno era decirlo aquí», le reprocha, aunque dice entender el «miedo de muchas personas que están aquí y trabajan contigo y conmigo».

Morales reconoce que hay mucho miedo, porque «uno está acostumbrado a que no se puede decir». 

«Perdí muchas cosas, Yunior, las perdí, pero no me arrepiento», le dice a Smith. «Yo mismo decidí, Yunior, tocayo, no voy a hacer más noticieros. Ahí es donde está la diferencia». 

«No me convences», espeta Morales luego de desear suerte a su colega y tocayo. «Tenías que haberlo dicho aquí para entonces creer en ti».

«Muy rico que estabas cuando tenías tu corbata y tenías tu traje, diciendo y leyendo con mucha efusividad», recuerda Morales, quien asegura creer en Dios y que este le ha impulsado a decirle a Smith que no es honesto.

«No eres honesto, mi hermano, la verdad se dice aquí», sentencia.

A finales de enero de 2022, Yunior Morales criticó la manipulación de la prensa oficialista sobre los juicios contra los cubanos que participaron en las protestas del 11J.

«Soy locutor de radio y televisión, pero nunca me sentaría frente a una cámara a decir que entre tantos adultos hay menores enjuiciados muchos años sin otra opción, frente a imágenes seleccionadas para mostrar la parte más conveniente y hacer pasar al pueblo por más tonto, mediocre e ignorante«, dijo  sobre la información divulgada por la prensa oficialista sobre los procesos judiciales contra los detenidos por las protestas pacíficas del 11 de julio de 2021.

«El sentido común rechaza tanto actos vandálicos como mítines de repudio, pero hay material suficiente para mostrar dónde comenzó la violencia y esos videos no son difundidos aquí en medios de comunicación. Los que determinaron castigos ejemplarizantes no pensaron en su posición de padres, cómo lacera a cualquier sociedad dañar a sus hijos, tantas lágrimas ofenden a la propia historia. ¿Qué diría José Martí al ver a Cuba destruida?«, cuestionó.

«Las constituciones son para proteger a los pueblos, no para expandir miedo. ¿Quién castigará a los que en plena pandemia de Covid-19 tenían a Cuba desabastecida y de pronto surtieron tiendas en MLC (Moneda Libremente Convertible)?», preguntó el locutor, que ya en octubre de 2020 había criticado la agudización de la desigualdad con la apertura de dichas tiendas.

«Deben mucho más que años en disculpas al pueblo cubano por fallas como no poder entrar a hoteles, divisiones, ruinas, derrumbes, pérdidas de valores humanosdesigualdad reforzada, vergüenza que todo un pueblo sienta esa dependencia con recargas, remesas, o imponer a la mayoría ciudadana el desabastecimiento porque otras migajas repentinas y ‘desbloqueadas’ son para los pocos que reciban dólares», sostuvo entonces. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%