Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

Alberto Navarro ha sido cuestionado por varios eurodiputados por su abierta hostilidad hacia activistas y opositores cubanos.

Alberto Navarro, embajador de la UE en Cuba YANDER ZAMORA/EL PAÍS

Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Política Exterior, convocó al embajador del bloque regional en Cuba, Alberto Navarro, solicitándole explicaciones sobre la carta a Joe Biden que este último firmó, informó Europa Press.

Alberto Navarro firmó esta carta, que fue una iniciativa del medio La Joven Cuba, en la cual se le pedía al presidente de EEUU que levantara el embargo y retomara la política seguida por Barack Obama con la Isla sin pedir avances en materia de derechos humanos. La misiva en ningún momento alude a la represión que sufren activistas, artistas, periodistas y opositores de parte del régimen cubano.

La actitud de Navarro, quien durante sus funciones jamás se ha pronunciado sobre la falta de libertades en la Isla y las contantes violaciones de derechos humanos, incomodó a varios activistas y opositores cubanos, así como a varios eurodiputados del Partido Popular (PP) español. Dichos eurodiputados exigieron a Borrell la rápida destitución del embajador de la UE en Cuba.

«Hemos recibido la carta y pedido al embajador que venga a Bruselas para dar explicaciones al alto representante. Entre tanto le hemos exigido que detalle en una nota el asunto», explicó a Europa Press un portavoz de la UE.

La complicidad de Navarro con el régimen cubano no solo ha ido de invisibilizar las exigencias de activistas y opositores. El diplomático también le ha negado la participación a los cubanos galardonados con el premio Sajarov de derechos humanos a la audiencia organizada por la Delegación para América Central del Parlamento Europeo. De igual forma ha negado el acceso a varios activistas a la sede de la UE en La Habana.

En la carta enviada por varios eurodiputados a Borrell se menciona que Navarro ha tomado «posicionamientos políticos en consonancia con un régimen que no respeta ni defiende los Derechos Humanos ni la pluralidad democrática y se permite licencias más propias de un dirigente político que de un representante diplomático«.

El embajador de la UE en Cuba jamás ha escondido sus simpatías por el régimen, pues en varias entrevistas ha dejado claro que no cree que Cuba sea una dictadura, y que el prefiere constatar «las medidas para el trabajo por cuenta propia que se aprueban» y «la Constitución que se aprueba».

Tomado De DIARIODECUBA

Share This
A %d blogueros les gusta esto: