La tasa de incidencia del dengue en Cuba se triplica en tres meses y el Covid-19 amenaza

Vuelve el nasobuco obligatorio en Cuba, al menos en el transporte público y los círculos infantiles ante el repunte de casos.

Equipo de fumigación en el suelo. DIARIO DE CUBA

Estadísticas citadas el martes por Carilda Peña García, viceministra del Salud Pública de Cuba, arrojan un crecimiento en la tasa de incidencia del dengue en la Isla en los últimos meses. «En abril fue de 12,2 casos por 100.000 habitantes y en junio escaló hasta 46,3. En la pasada semana de julio, la número 28 del año, la tasa de incidencia se situó en 27,91 casos por 100.000 habitantes», publicó el portal oficial Cubadebate.

Peña García intervino en un encuentro de la cúpula de poder, con Miguel Díaz-Canel a la cabeza, para tratar temas de Covid-19 y dengue en Cuba, en el que apostaron por «más ciencia e innovación» para afrontar el panorama sanitario actual, atenazado, además, por la escasez de insumos y medicamentos. 

Según Peña García, la infestación por Aedes aegypti en el ciclo abril-mayo-junio fue de 21.505 focos más que en igual periodo del año anterior. Por encima de la media nacional se encuentran las provincias de Holguín, Camagüey, Pinar del Río, Santiago de Cuba, Villa Clara, Camagüey, Matanzas y Sancti Spíritus.

Al referirse a lo que se necesita para el control del vector transmisor de la enfermedad, la doctora Peña García dijo que en Cuba cuentan con ello. Citó el trabajo del médico y la enfermera de la familia, de los operarios de la campaña antivectorial y de la participación activa de la comunidad.  Recientemente, autoridades admitieron que había problemas con el combustible y por estas razones determinaron suspender las fumigaciones intensivas.

Los reunidos aprobaron lo que denominaron «Plan de refuerzo para el enfrentamiento al mosquito Aedes aegypti y las enfermedades que transmite», para el período julio–agosto.

El titular del MINSAP, José Angel Portal Miranda, dijo previamente que al cierre de la semana 28 de este año (del 11 al 16 de julio), Cuba tenía transmisión de dengue en ocho provincias (Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey, Las Tunas, Holguín y Guantánamo), 16 municipios y 23 áreas de salud.

Al cierre de la información, estaban ingresados en las salas de cuidados intensivos 32 pacientes (29 reportados en estado grave y tres en estado crítico).

Sobre la vigilancia molecular en lo que va de año, Portal Miranda refirió que el dengue serotipo 1 se detectó en las provincias de La Habana, Camagüey y Las Tunas; el serotipo 2, en La Habana, Villa Clara, Sancti Spíritus y Camagüey; y el serotipo 3, en La Habana y Camagüey, estas dos últimas provincias las de mayor complejidad. 

Portal Miranda no especificó cuál de los serotipos es el hemorrágico, que ya ha tenido varias víctimas mortales conocidas, dos niñas pequeñas y una joven doctora embarazada.

Con respecto a la infestación por Aedes aegypti, el ministro comentó que en 71 municipios calificados de alto riesgo se detectaron 11.551 focos del vector, el 85,4% de los focos reportados en el país.

En la tarde de este martes, el Grupo temporal de trabajo conformado durante la pandemia de Covid-19, ante el incremento de casos positivos que se ha producido en las últimas semanas, retomó, reforzó y aprobó nuevas medidas que incluyen establecer el uso obligatorio del nasobuco en medios de transporte colectivos y círculos infantiles y exigir por todas las autoridades correspondientes, el uso obligatorio en personas con síntomas respiratorios.

También, decidió aplicar el segundo refuerzo a la población comprendida entre los 19 años y hasta los 49 años, con las vacunas aprobadas y comenzar en el mes de agosto el primer refuerzo a los niños comprendidos entre los dos años y 11 años con 11 meses.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%