La Sociedad Interamericana de Prensa condena el procesamiento penal de la periodista cubana Claudia Montero

El subsecretario de Estado de EEUU muestra preocupación por la salud del preso político cubano Esteban Rodríguez.

Los periodistas independientes cubanos Claudia Montero y Esteban Rodríguez. C.MONTERO/E.RODRIGUEZ/FACEBOOK

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se solidarizó el miércoles con la periodista independiente cubana Claudia Montero, acusada por el régimen del «presunto delito de desorden público», y condenó «otro acto de represión del régimen contra comunicadores que ejercen su libertad de informar«, reportó EFE.

A Montero, quien colabora desde Cuba con el medio digital CubaNet, editado en Miami, se le impuso una medida cautelar de reclusión domiciliaria y regulación migratoria que le impide salir del país, de acuerdo con un comunicado de la SIP.

El organismo hemisférico indicó además que la pareja de Montero, el activista Fabio Corchado Borroto, está también acusado por el mismo «delito» e igualmente en prisión domiciliaria.

La periodista, colaboradora de CubaNet desde finales de 2020, fue citada por la Seguridad del Estado (SE).

«El oficial que la interrogó el 4 de diciembre dijo que la acusación se basa en el contenido ‘contrarrevolucionario’ de los videos que envía al medio independiente«, detalló la SIP.

Montero, añadió el comunicado, considera que el hostigamiento del Estado cubano podría ser en represalia por acoger en su vivienda durante meses a la periodista Camila Acosta, luego de que esta fuese desalojada del lugar donde vivía.

En ese periodo «tuvimos vigilancia policial y de la SE», relató Montero, quien junto a su pareja son consideradas personas de interés en el proceso contra Acosta, acusada por «instigación a delinquir».

«El régimen continúa utilizando la persecución judicial, legal y policial para hostigar e intimidar a los periodistas independientes», denunció en el comunicado el presidente de la SIP, Jorge Canahuati.

«Lo venimos observando de forma acentuada desde las protestas del 11 de julio, cuando a muchos periodistas independientes se le aplicó esas mismas medidas y fueron acusados, con o sin sustento judicial, por algún delito», añadió Canahuati.

Por su parte, Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información del organismo, insistió en la «urgencia» de «coordinar acciones para que cese la censura y la represión en Cuba«.

En el mismo comunicado, Canahuati, presidente ejecutivo del Grupo Opsa, de Honduras, y Jornet, director editorial del diario La Voz del Interior, de Argentina, destacaron «la valentía y el compromiso de los periodistas independientes cubanos«.

«Pese a ser perseguidos, siguen informando y ejerciendo su derecho a la libertad de expresión», enfatizaron. 

Preocupación en EEUU por la salud del preso político cubano Esteban Rodríguez

Por su parte, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, manifestó el miércoles su preocupación por el estado de salud del también periodista independiente y Esteban Rodríguez.

El alto funcionario estadounidense dijo a través de su cuenta de Twitter que Rodríguez está detenido desde el 30 de abril por el mero hecho de protestar pacíficamente.

«El régimen debe permitir la libertad de prensa y poner fin al acoso a Esteban y a otros que dicen la verdad», añadió Nichols.

Esteban Rodríguez, miembro del Movimiento San Isidro (MSI) y uno de los huelguistas de hambre y sed en la sede del grupo durante noviembre de 2020, está siendo sometido a torturas y hostigamiento en la prisión habanera de Combinado del Este, donde está encerrado desde abril pasado, denunció recientemente la profesora y crítica de arte Anamely Ramos.

Rodríguez fue arrestado junto a otras personas luego de una manifestación en la calle Obispo, donde exigió ver al artista y líder del MSI, Luis Manuel Otero Alcántara, quien entonces también realizaba una huelga de hambre y su estado de salud era débil.

De los 13 cubanos detenidos entonces, además de Rodríguez, continúan presos Inti Soto Romero en el penal de Guanajay, Artemisa, y Luis Ángel Cuza Alfonso en el Combinado del Sur de Matanzas.

Los activistas ya han rebasado el tiempo mínimo de privación de libertad al que serían sentenciados de ser hallados culpables por los delitos de desórdenes públicos y desobediencia, como explica un análisis jurídico publicado en DIARIO DE CUBA.

El miércoles, el propio Brian Nichols invitó a las personas a unirse a la reactivada campaña «¿Presos por qué?» en un mensaje en Twitter en el que recordó a los procesados y privados de libertad tras las protestas del 11J contra el régimen cubano.

«Muchos de los manifestantes pacíficos que el régimen cubano encarceló tras las protestas del 11 de julio de 2021 siguen encarcelados. Durante los próximos diez días, incluido el Día Internacional de los Derechos Humanos, arrojaremos luz sobre los que todavía están tras las rejas. Únase a nosotros para alzar la voz y preguntar ¿Presos por qué?», escribió el funcionario.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%