La separación forzosa provoca ‘discapacidades emocionales severas’ a los hijos de médicos cubanos, denuncia Prisoners Defenders

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En esa situación se encuentran actualmente entre 5.000 y 10.000 profesionales de la salud y sus hijos.

Médicos cubanos de «misión» en Perú. EMBAJADA DE CUBA EN PERÚ/TWITTER

La ONG Cuban Prisoners Defenders publicó un informe denunciando las «graves discapacidades emocionales, psicosociales, cognitivas y físicas» que sufren los hijos de los médicos cubanos que se ven impedidos de verlos por ocho años debido a las sanciones que aplica el Gobierno cubano a los profesionales que abandonan las llamadas «misiones» en el extranjero.

Los autores del documento analizaron 622 casos y descubrieron que existen mayores tasas de problemas de salud mental en los hijos de los profesionales castigados, así como falta de funcionamiento social de ellos y apego inseguro hacia sus progenitores.

También se detectó reactividad al estrés interrumpida, tendencias e intentos suicidas, baja autoestima y efectos negativos en la salud mental de los progenitores.

La separación forzosa, denunció la organización, también produce ansiedad, depresión, problemas de conducta, trastorno de estrés postraumático, menor coeficiente de inteligencia, obesidad y un funcionamiento deficiente del sistema inmune, entre otras.

El estudio realizado por CPD también reveló que los médicos cubanos tienen más posibilidades de ser seleccionados para las misiones en el exterior cuando tienen hijos menores de edad, pues «el apego y miedo a perder a la familia por ocho años» influye en que regresen a la Isla.

La ONG denunció que esta medida del Gobierno cubano, amparada en el artículo 135 del Código Penal, condena cada año a «cientos e incluso miles de menores a la separación familiar de sus progenitores», como castigo a quienes «se desvinculan del trabajo forzado de las misiones».

En la mencionada situación se encuentran actualmente entre 5.000 y 10.000 progenitores e hijos, según los datos de CPD.

CPD realizó un llamado de alerta a los más de 60 países que albergan «misiones» médicas cubanas, pues además de impedir el regreso de los profesionales que abandonan su labor a la Isla, el régimen explicita en los contratos que el país de acogida no puede dar trabajo ni albergar a ningún «desertor» cubano.

La ONG defensora de los derechos humanos entregó un extenso y documentado informe el pasado 24 de agosto a las Naciones Unidas y a la Corte Penal Internacional, que reúne el testimonio de 622 profesionales cubanos que formaron parte de las «misiones internacionalistas» de La Habana.

La organización también prepara acciones legales en otras cortes penales sobre estos casos.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.