La Seguridad del Estado libera al opositor cubano Guillermo ‘Coco’ Fariñas

Había sido arrestado un día antes del Día Internacional de los Derechos Humanos y recluido a la fuerza en un hospital.

El líder opositor cubano Guillermo Fariñas. EFE

La Seguridad del Estado liberó al opositor cubano y Guillermo «Coco» Fariñas, tras dos días de reclusión hospitalaria forzosa, según informó su hija Haisa Fariñas en su cuenta de Twitter.

«Liberado en estos momentos @cocofarinas«, escribió la hija del opositor, quien había sido detenido el jueves por agentes de la Seguridad del Estado, que se lo llevaron en una ambulancia.

La familia no conoció en paradero del también líder del Foro Antitotalitario Unido (FANTU) hasta más tarde, cuando, de acuerdo a una publicación de su hija en redes sociales, recibió una llamada para informar que «Coco» Fariñas había sido ingresado en el Hospital Arnaldo Milián Castro de Villa Clara.

«Llamaron a mi casa para informar que @cocofarinas se encuentra en Hospital Arnaldo Milian conocido como Hospital Nuevo de #SantaClara, pero esta vez está en la sala de Neumología, cama 1. Está retenido en este lugar en contra de su voluntad. El motivo: oponerse al régimen castrista«, escribió.

Este viernes, en otro mensaje compartió una imagen de su padre y añadió que estaba en un «cubículo aislado».

«Intentan camuflajear secuestro aparentando que se preocupan por su salud cuando precisamente esta se ha venido deteriorando debido a los años de prisión política, las numerosas huelgas de hambre que ha protagonizado y, sobre todo, las golpizas propinadas por los represores castristas«, denunció Haisa Fariñas.

La reclusión hospitalaria contra la voluntad del líder de la FANTU en vísperas del Día Internacional de los Derechos Humanos podría obedecer al objetivo de evitar su participación en alguna manifestación.

Desde antes del 10 diciembrevarios opositores y periodistas independientes fueron arrestados por horas, cercados en sus viviendas por la Policía o privados de conexión a Internet.

El 13 de noviembre, dos días antes de la Marcha Cívica por el Cambio convocada por Archipiélago, agentes del régimen lo arrestaron y amenazaron con procesarlo. Posteriormente, el régimen exhibió en redes sociales un vídeo del opositor en el propio Hospital Arnaldo Milián Castro, como si fuera solo un paciente. 

Un día antes de la última detención de «Coco» Fariñas, él y la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, también Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo en Cuba habían solicitado a esa entidad la retirada de esos galardones de persistir el abandono de la sociedad civil de la Isla mientras el régimen comete crímenes de lesa humanidad contra el pueblo.

En una carta firmada por ambos activistas opositores, y dirigida a David Maria Sassoli, presidente del Parlamento Europeo, así como los eurolegisladores, estos se declararon «abandonados» por el Servicio de Acción Exterior Europeo (SEAE).

En el texto de la misiva subrayaron que «de continuar esta situación, los Premios Sájarov de Cuba a los que aún el régimen no nos ha quitado la vida propondremos al colectivo de Damas de Blanco, y yo mismo Guillermo Fariñas también, que se valore la retirada, con un inmensísimo dolor, de nuestros Premios Sájarov«.

Ambos recordaron que esos reconocimientos se entregan a quienes «luchan, desde las más paupérrimas condiciones, por lo más sagrado del hombre, los derechos humanos más fundamentales como la expresión, y en el caso de Cuba el derecho a no ser objeto permanente de crímenes de lesa humanidad. En esta lucha las víctimas necesitan ser apoyadas dándoles voz y apoyo real, y nuestro Premio Sájarov debe convivir con ese contexto, y no con el contrario».

«La Embajada de la Unión Europea en Cuba, desde la ratificación del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC), jamás se ha reunido públicamente con la sociedad civil de Cuba ni con los Premios Sájarov. Sí lo hicieron mandatarios demócratas de otros países», señalaron.

«La Embajada de la Unión Europea en Cuba se reúne públicamente y con frecuencia con sociedades y organismos estatales cubanos, y en dichos encuentros comunica haberse reunido con la ‘sociedad civil’ de Cuba. Incluso cuando se les indica que son sociedades estatales, el Servicio de Acción Exterior Europeo (SEAE) ha llegado a denominarla entonces ‘sociedad civil dependiente’, lo cual es un oxímoron».

Soler y Fariñas enviaron además una misiva a Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y a Eamon Gilmore, representante especial para los Derechos Humanos de la organización, donde argumentaron sus quejas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%