La Seguridad del Estado impide la entrega de ayuda humanitaria de la sociedad civil a damnificados del Saratoga

‘¿Por qué como grupo independiente y espontáneo, los cubanos no podemos ayudar a otros cubanos sin que esté de por medio alguna institución?’, cuestionan.

Los jóvenes en el camión donde trasladaron la ayuda para los afectados. MASSY CARAN / FACEBOOK

Jóvenes cubanos que intentaron entregar ayuda humanitaria recogida por ellos mismos para las personas damnificadas por la explosión del Hotel Saratoga el 6 de mayo último denunciaron que autoridades y agentes de la Seguridad del Estado se lo impidieron tras llegar al sitio donde se encuentran albergadas varias de las familias que perdieron sus viviendas en edificios aledaños a la instalación turística. 

De acuerdo con la joven Massy Carram, quien había llamado a reunir donativos y documentó durante esta semana la cantidad de productos y dinero en efectivo obtenido gracias a la solidaridad, el jueves en la mañana ella y varias personas salieron en un camión cargado con los donativos.

«10:30AM llegamos al Apartahotel La Brisas, donde contactamos con algunos de los vecinos afectados. Automáticamente salió la jefa del Gobierno (no sé si de Cojímar o de La Habana Vieja), el compañero del PCC asignado y agentes de la Seguridad del Estado, como es habitual«, relató en una publicación en su perfil de Facebook que acompañó con fotos del recorrido.

«Enseguida nos informan que no tenemos permitido entregarle las donaciones directamente a los afectados. (…) Al parecer a los ‘disidentes’ sí nos importa la gente que se queda sin casa y a los sin casa no les importa la gente, que mediante siniestro horrible y doloroso caen en la situación de no tener vivienda» apuntó.

«Los presentes decidimos no armar un escándalo ahí mismo, nuestro objetivo era entregar las donaciones, no formar un 11J. Por suerte los propios vecinos idearon una forma para que todo lo donado (que no fue poco) llegara a sus manos (por motivos de seguridad no revelo la forma ya que tenemos más donaciones en camino a ser entregadas)», señaló.

«Entonces yo me pregunto, y sin que medie política, ¿por qué cojones, como grupo independiente y espontáneo, los propios cubanos no podemos ayudar a otros cubanos sin que esté de por medio alguna institución? ¿Por qué las donaciones se tienen que almacenar en una instalación y no ir directamente a quienes lo perdieron todo?», cuestionó.

Finalmente, advirtió: «Si al chofer del camión, que voluntariamente y gratis nos transportó, le sucede algo en su trabajo, culpo totalmente al Gobierno provincial y a la Seguridad del Estado».

Según la nota, gracias a lo donado se recaudaron más de 40.000 pesos y 300MLC.

Lo reunido consiste en casi 100 jabones de baño, entre otros productos de aseo, alimentos como arroz, leche, lentejas, espaguetis, café, sábanas y toallas, pantalones, pulóveres, vestidos, ropa interior, zapatos, por solo citar algunos.

Varios comentarios en la publicación de Karam recordaron que después del tornado que azotó un área de La Habana en enero de 2019 la sociedad civil independiente enfrentó toda clase de dificultades para entregar ayudas reunidas para los afectados. 

«Eso me pasó cuando el tornado en el albergue de Guanabacoa por Luyanó, salieron par de loquitos del PCC… no recuerdo cifras, pero eran más de 100 albergados y la solución al problema también salió de ellos. Bajaron en masa y botaron a los cretinos del PCC preguntándoles que qué habían traído ellos y nosotros pudimos entrar. Después de eso más nunca nos pararon ni nos dijeron nada», evocó el cineasta Raúl Prado.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%