La Seguridad del Estado estaría construyendo falsos rumores y generando noticias inciertas en Cuba para desalentar las protestas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El apagón de conectividad que el Gobierno de Cuba ha impuesto en el país (debido a las protestas civiles desatadas desde la tarde del domingo) se ha mantenido por más de 72 horas.

Esta estrategia pretende interrumpir completamente la comunicación entre los grupos de cubanos que se han manifestado y posibles nuevos manifestantes, tal y como sucedió el domingo cuando comenzaron a circular instantáneas sobre la protesta masiva sucedida en el municipio artemiseño de San Antonio de los Baños, las que alentaron al levantamiento de manifestaciones en todo el país.

Por supuesto, el bloqueo casi total del Internet para la población permite también que el Gobierno cubano controle el relato de los hechos que se publica en redes sociales y que se hace llegar al mundo, colmando la red de noticias falsas y rumores que funcionarán para desalentar las protestas.

Una novedad totalmente fabricada circuló este martes en redes sobre un supuesto alzamiento insurrecto en la ciudad de Camagüey, donde los manifestantes y las autoridades policiales se unieron para secuestrar a Ariel Santana Santiesteban, el primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la provincia.

La información falsa indicaba que militares y efectivos de la Policía habían traicionado al Gobierno para apoyar la supuesta revuelta popular. No solo la noticia era totalmente fraudulenta, sino que el lugar donde supuestamente se había originado el levantamiento, había sido la sede en ese momento de un gran despliegue progubernamental.

Jose Raúl Gallego, conocido periodista cubano, defendió el criterio de que “la estrategia de apagar las comunicaciones no solo es una táctica del régimen para evitar la salida de la información y la articulación de la gente, sino también para favorecer el surgimiento de noticias falsas que creen confusión y desánimo una vez que se desmienten”.

Aseguró que existen puestos de trabajo en la Seguridad del Estado expresamente dedicados a esta función, como parte de las llamadas “medidas activas”.

El mismo comunicador confirmó, unas horas antes de esta alerta, que ninguna manifestación civil contra el Gobierno se desató en la ciudad camagüeyana ni ninguna estación de Policía fue tomada.

Gallego advirtió que es recomendable que no se difundan informaciones no verificadas, y afirmó incluso que los rumores son lanzados por la propia Seguridad del Estado para poder culpar a la prensa independiente, a opositores y a Gobiernos extranjeros de llevar a cabo una supuesta campaña de manipulación.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.