Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

La escabiosis y los forúnculos, como enfermedades dermatológicas altamente infecciosas, se están propagando con muchísima facilidad por el territorio cubano, sobre todo en sitios donde rigen inconvenientes condiciones higiénico-sanitarias, y ha afectado mayormente a infantes.

Jorge Bello, miembro de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, asegura que uno de los municipios damnificados, Güira de Melena (Artemisa), con 45.000 habitantes, lleva 10 días con el suministro de agua interrumpido.

Explica que el significativo aumento de los casos de sarna en Güira se ha debido, además, a la muy pobre disponibilidad de fármacos para combatir la infección, la que ya ha invadido los tres círculos infantiles del territorio.

El crítico faltante en las farmacias estatales no solo se da en Artemisa, sino en toda Cuba. Según el testimonio del traumatólogo Ramón Zamora, la ciudad cabecera de Holguín no cuenta con permetrina ni lindano para desinfectar las zonas perjudicadas, ni con loción de zinc o calamina para calmar la comezón. Por esto, tanto en el municipio principal como en los periféricos, la escabiosis y la dermatitis se han vuelto epidémicas.

Zamora alega que las autoridades sanitarias nacionales y provinciales, ante el reciente y preocupante brote de padecimientos dermatológicos, han orientado indicar tratamientos con cristales de aloe vera (sábila) y con hierbas de verbena y romerillo.

El Dr. Roberto Serrano declara que el jabón expendido a la población del municipio de Songo la Maya, Santiago de Cuba, no contiene casi ninguna nitroglicerina y cuenta con exceso de sosa cáustica, por lo que, más que garantizar la salud de la piel, la daña.

El galeno explica que en las condiciones actuales resulta “prácticamente imposible” controlar el brote, pues la carencia casi total de elementos para un buen aseo personal hacen inefectivos los tratamientos posibles.

La camagüeyana Leydis Tabares, comentó que, pese a que los centros educacionales están cerrados por el coronavirus, los casos de sarna no paran aumentar entre menores, ya que la escabiosis requiere de mucha higiene, y en la provincia no hay suministros suficientes de jabón para lavar la ropa ni medicamentos.

En tanto, el activista Ovidio Martín Castellanos relató que a su hija pequeña le está saliendo un forúnculo y en Santiago de Cuba no hay antibióticos para tratarlo.

Para el periodista independiente Anderlay Guerra Blanco, las condiciones para que se propaguen estas enfermedades infecciosas en la piel, al menos en la ciudad de Guantánamo, son constantes en la vida de sus habitantes, y los niños son los más vulnerables.

Adriano Castañeda, desde el municipio cabecera de Sancti Spíritus, mencionó que el hacinamiento en las viviendas, los problemas de suministro de agua y los vertederos de desechos influyen en el incremento de los casos de escabiosis, por lo que dijo que las familias espirituanas se han visto obligados a recurrir a remedios medicinales y agua caliente con sal”.

Guillerno del Sol, en cambio, desde Santa Clara, aseguró que no existen suministro de antibióticos, por lo que muchos infantes han tenido que ser ingresados en el Hospital Pediátrico para combatir estos abscesos en la piel.

TOMADO DE CUBACUTE

Share This
A %d blogueros les gusta esto: