Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

La Policía rusa detiene a miles de personas en manifestaciones nacionales por la libertad de Alexei Navalny

Putin denuncia la ‘injerencia grosera’ de Washington en las protestas masivas.

Un manifestante es detenido en Moscú. PAVEL GOLOVKIN REUTERS

La Policía rusa detuvo el domingo a más de 3.000 personas durante una nueva jornada de manifestaciones para exigir la liberación del líder opositor Alexei Navalny, según un recuento de los sucesos realizado por la ONG OVD-Info.

Según esta organización especializada en el seguimiento de manifestaciones, el mayor número de arrestos se produjo en Moscú (844), San Petersburgo (488), Krasnodar (194), en Siberia, y Vladivostok (121), en el balance actualizado a las 13.45GMT, lo que suma 3.062 detenciones, entre los cuales está la esposa del activista, Yulia Navalnaya, quien también fue intervenida por unas horas la semana pasada, reportó AFP.

Las fuerzas de seguridad bloquearon el acceso al centro de varios núcleos urbanos para impedir que los manifestantes se congregaran en marchas no autorizadas. Además, varios de los organizadores fueron detenidos cuando salían de sus domicilios y ni siquiera habían llegado al punto de concentración.

Moscú y San Petersburgo, ya acordonadas por las fuerzas policiales, iniciaron los actos a las 9:00GMT. Las estaciones del metro de la capital también fueron cerradas, en una medida poco frecuente en la ciudad.

El pasado 23 de enero, durante las primeras protestas solidarias en todo el país, fueron detenidas más de 4.000 personas.

En la ciudad siberiana de Tomsk, donde Navalny fue envenenado en agosto pasado, los manifestantes desplegaron una pancarta con el lema “Rusia será libre”, según EFE.

También en Omsk, donde estuvo hospitalizado el líder opositor hasta ser trasladado a Alemania a petición de su familia, unas 1.000 personas que salieron a la calle. En Jabárovsk, capital de la región homónima en el Lejano Oriente ruso, los ciudadanos desafiaron una temperatura de 23 grados bajo cero para sumarse a las manifestaciones en todo el país.

Las fuerzas de seguridad bloquearon todos los accesos al punto de reunión en Vladivostok, y los manifestantes acabaron empujados por la Policía sobre el hielo de la bahía de Amur. Allí formaron un círculo y bailaron al ritmo de gritos como “Putin es un ladrón”.

Ese lema se repitió en otras ciudades, como en Novosibirsk, donde además se escucharon demandas como “libertad a los presos políticos”, según imágenes difundidas por el canal en YouTube del Fondo de Lucha contra la Corrupción de Navalny.

De acuerdo con el diario siberiano Taiga.info, hasta 6.000 personas participan en la marcha, mientras que el equipo local del líder opositor cifra la asistencia en unos 10.000 ciudadanos.

Poco a poco se fueron sumando otras ciudades rusas a las manifestaciones, como Yekaterimburgo, la capital de los Urales, donde se escuchó el lema “Suéltalo”, en referencia al encarcelamiento de Navalny, y la canción “Cambios”, del rockero soviético Víktor Tsoi, devenida en himno de la rebeldía postsoviética.

Las protestas de este domingo se producen después de las multitudinarias marchas solidarias que se celebraron el pasado día 23, en las que participaron unas 110.000 personas y pocos días después de que un tribunal ordenara mantener a Navalny hasta el 15 de febrero en prisión preventiva por un caso que se remonta a 2014.

El líder opositor es acusado de haber violado las condiciones de su libertad condicional de una pena de prisión suspendida de 3,5 años cuando estaba en Alemania recuperándose del envenenamiento que sufrió en 2020 y del que culpa al presidente ruso, Vladimir Putin.

Las protestas ya no solo giran en torno a Navalny, sino que también son una expresión del descontento con la corrupción en el país, después de que el opositor publicara una investigación sobre un supuesto palacio que recibió Putin de amigos y empresarios en lo que el activista describe como “el mayor soborno de la historia”. El video de la investigación ha obtenido ya más de 104 millones de vistas.

Putin denuncia la “injerencia grosera” de EEUU en las protestas

Por su parte, Putin denunció este domingo la “injerencia grosera” de Estados Unidos, que criticó las detenciones masivas de manifestantes en las protestas en Rusia para exigir la liberación de Alexei Navalny.

“La injerencia grosera de Estados Unidos en los asuntos internos de Rusia es un hecho probado, así como la promoción de falsas informaciones y los llamados a participar a acciones ilegales por parte de plataformas en línea controladas por Washington”, afirmó en Facebook el ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

Por otro lado, Washington condenó las “tácticas brutales” de Rusia contra los manifestantes que reclaman la liberación del opositor Navalny, afirmó este domingo el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken.

“Estados Unidos condena el uso persistente de tácticas brutales de Rusia contra manifestantes pacíficos y periodistas por segunda semana consecutiva y repite su llamamiento a liberar a quienes fueron detenidos, entre ellos Alexei Navalny”, afirmó en Twitter el secretario de Estado de la Administración Biden.

Un estrecho aliado de Navalny instó a Occidente, y en especial al presidente de Estados Unidos, a tomar medidas punitivas contra un grupo más amplio de colaboradores del presidente Vladimir Putin, afirmando que las sanciones actuales no son suficientes para impedir que el Kremlin tome medidas enérgicas contra los opositores políticos y viole los derechos humanos.

“Las sanciones existentes no alcanzan a las personas adecuadas”, escribió Vladimir Ashurkov en una carta a Biden publicada en su página de Facebook el sábado, donde enumeró a 35 personas, entre ellas los multimillonarios Roman Abramovich y Alisher Usmanov, altos funcionarios de la Administración de Putin y los directores de varias empresas estatales que, según Navalny, deberían ser objeto de sanciones.

“Cualquier otra cosa no logrará que el régimen cambie su comportamiento”, escribió Ashurkov. “Occidente debe sancionar a los responsables que han convertido en política nacional el amaño de elecciones, el robo del presupuesto y el envenenamiento”, indicó.

La lista incluye a dos multimillonarios, al director general del banco VTB, Andrey Kostin, al ministro de Sanidad, Mikhail Murashko, y a destacados hijos adultos de aliados de Putin. Algunos de ellos ya han sido sancionados por Estados Unidos. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, también figura en la lista.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: