La Policía mata a cuatro sospechosos del asesinato del presidente de Haití y arresta a otros dos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La viuda de Jovenel Moïse llega a Miami para recibir tratamiento.

Jovenel Moïse hablando a la prensa junto a su esposa Martine tras ganar las elecciones presidenciales de Haití en 2016. REUTERS

Las fuerzas de seguridad de Haití desplegaron un amplio operativo para encontrar a los asesinos del presidente del país, Jovenel Moïse, quien murió a tiros en su residencia en la madrugada del miércoles. El director general de la Policía, Léon Charles, informó al terminar la jornada que, durante un tiroteo con los sospechosos, los agentes mataron a cuatro mercenarios y detuvieron a otros dos, reportó BBC Mundo.

Charles indicó además que tres agentes que habían sido secuestrados por los presuntos autores del magnicidio quedaron en libertad en el operativo policial en Puerto Príncipe.

El responsable policial ofreció la información en una comparecencia televisada en la que participaron también el primer ministro interino del país, Claude Joseph, y otras autoridades.

Los presuntos asesinos fueron interceptados por la Policía en un intenso tiroteo en el sector de Pelerin, donde se encuentra la residencia de Moïse, «poco antes de las 6 de la tarde», según adelantó el secretario de Estado de Comunicación, Frantz Exantus, en Twitter.

En la comparecencia, el ministro de Cultura y Comunicación, Pradel Henríquez, reiteró que «los atacantes son extranjeros que hablan español e inglés«, pero no aportó datos sobre su nacionalidad o identidad.

El primer ministro interino subrayó que la situación de seguridad del país está «bajo control» y explicó, tras realizarse el informe forense de la muerte, el cadáver del presidente fue trasladado a una morgue en la capital.

Contacto con Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó el «atroz asesinato» y ofreció sus condolencias al pueblo de Haití.

«Estamos listos para ayudar mientras continuamos trabajando por un Haití seguro», dijo.

El primer ministro haitiano señaló que mantuvo una conversación telefónica con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, con el que habló sobre la situación política del país.

En concreto, hablaron de la organización de las elecciones presidenciales y legislativas, previstas para el próximo 26 de septiembre, y sobre la oposición.

«Afortunadamente, muchos sectores en la oposición condenaron el asesinato«, expuso Joseph, que horas antes había pedido expresamente a la oposición sumarse a la repulsa del magnicidio.

Las autoridades estadounidenses negaron con rotundidad que la DEA (la agencia antidrogas de ese país) tuviera vínculo alguno con el crimen.

La primera dama de Haití, en Miami, fuera de peligro

La primera dama de Haití, Martine Moïse, llegó el miércoles en un avión ambulancia al aeropuerto ejecutivo de Fort Lauderdale, al norte de Miami, para ser tratada de las graves heridas que sufrió en el atentado en el que fue asesinado a tiros el presidente Jovenel Moise, reportó EFE.

El embajador de Haití en Washington, Bocchit Edmond, adelantó en una conferencia de prensa que la primera dama iba a ser trasladada a Miami durante el día de hoy, aunque no detalló exactamente cuándo.

Edmond indicó que Martine Moise está «estable, pero en condición crítica»; y explicó que se hicieron todos los «esfuerzos» posibles en Haití para trasladarla a Miami.

«Gracias a Dios que ella no se está muriendo», dijo.

Según mostraron videos de medios locales del sur de Florida, el avión de Trinty Air Ambulance que trajo a la primera dama aterrizó sobre las 3:30PM del miércoles en un aeropuerto ejecutivo de Fort Lauderdale.

En un primer momento, se informó de que iba a recibir tratamiento en el Baptist Hospital del sur de Florida, pero finalmente se ha confirmado que será internada en el centro traumatológico del Hospital Jackson Memorial, uno de los hospitales más grandes del mundo.

Antes de la llegada de Martine Moise, congresistas de Florida y dirigentes de la comunidad haitiana manifestaron su temor a que la situación en Haití se deteriore aún más.

La congresista Frederica Wilson, representante del distrito donde se concentra la numerosa comunidad haitiana en el sur de Florida, la Pequeña Haití, instó al pueblo haitiano a «permanecer en calma durante esta crisis internacional y a unirse para salvar su nación», escribió la congresista en Twitter.

El senador cubanoamericano republicano por Florida Marco Rubio afirmó que el «cobarde asesinato a sangre fría del presidente Moïse solo traerá más dificultades a la gente de Haití y desestabilizará aún más la economía».

El Consulado General de Haití en Miami, que presta servicio a una comunidad que llega a unas 400.000 personas en toda Florida, estaba cerrado, según pudo comprobar EFE, y las únicas señales del magnicidio eran la bandera a media asta y un ramo de flores que alguien dejó en la reja.

Haití atraviesa una fuerte crisis política desde mediados de 2018 y vivió su momento más grave el pasado 7 de febrero, fecha en la que Moïse denunció que la oposición, con el apoyo de jueces, tramaba un golpe de Estado.

Jovenel Moïse acababa de cumplir 53 años el pasado 26 de junio. Antes de ser político, fue empresario y sospechoso de lavado de dinero del Gobierno de Michell Martelly. 

El propio Martelly propuso a Moïse como candidato a la presidencia en 2015. Tras las protestas por fraude en las elecciones de ese año, la segunda vuelta fue aplazada a 2016, cuando fue declarado presidente en noviembre.

Moïse presidió Haití desde el 7 de julio de 2017. Durante los últimos años se enfrentó a protestas por la crisis económica en ese país, uno de los más pobres en el mundo.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.