La Policía amenaza a los jóvenes en Sancti Spíritus para impedir un nuevo 11J en Cuba

Alexander Fábregas Milanés, excarcelado tras cumplir condena, es acosado por la Seguridad del Estado

Alexander Fábregas y su madre, Luisa María Milanés. (Cortesía)

Alexander Fábregas Milanés no ha tenido paz desde que fue excarcelado el pasado abril, luego de cumplir nueve meses de condena por convocar a manifestarse el 11 de julio de 2021 a través de las redes sociales.

El joven de Sancti Spíritus, de 32 años, está siendo hostigado por la Seguridad del Estado y, el martes, fue amenazado en un interrogatorio con volver a la cárcel si seguía mostrando públicamente su activismo, al que en cualquier caso había anunciado que no iba a renunciar.

Citado en el Vivac de su ciudad a la una de la tarde del martes, Fábregas y su madre, Luisa María Milanés, que lo acompañaba, decidieron marcharse de ahí al no ser atendidos. No se habían alejado tres cuadras, cuando un auto de la Seguridad del Estado los detuvo y fueron llevados de vuelta al centro policial.

Allí, detalla el joven, «me dijeron que si seguía de activista en las redes sociales sería sancionado por el nuevo Código Penal a 20 años de privación de libertad». La norma, aprobada por la Asamblea Nacional el pasado mayo, entrará en vigor 90 días después de ser publicada la Gaceta Oficial.

«El teniente coronel Wilfredo Pérez, con mucho cinismo, me dijo que me estaba empapelando ya para volverme a meter preso, que me la iba a fabricar bien, igual que me hizo el 11J»

Según refiere Fábregas, delante de una instructora que llenaba las planillas correspondientes, una mujer vestida de enfermera y «un nuevo oficial» asignado a su caso de nombre «Luisito», refiere Fábregas, «el teniente coronel Wilfredo Pérez, con mucho cinismo, me dijo que me estaba empapelando ya para volverme a meter preso, que me la iba a fabricar bien, igual que me hizo el 11J, y esta vez si no iba a ser igual que la anterior condena».

Fábregas fue arrestado la noche del 11 de julio en su casa, por transmitir en sus redes sociales su llamado a salir a las calles de Sancti Spíritus para acompañar las protestas que durante esa jornada ocurrieron en otras provincias de la Isla.

Nueve días después de su arresto y en un juicio sumario, Fábregas fue condenado a nueve meses de prisión por el delito de incitación a delinquir, aunque no puso un pie en la calle aquel 11 de julio. Solo logró tener un defensor un día antes del juicio, denunció entonces su familia.

Aunque el joven perteneció al Foro Antitotalitario Unido (Fantu), al momento de su llamado a salir a las calles era «opositor por cuenta propia», según su madre. En diciembre de 2020 ya había pasado tres días de arresto, luego que publicara una fotografía en redes sociales donde aparecía con un cartel que decía: «No Más Miseria».

La madre de Fábregas, quien junto a su hijo ha sufrido todo este tiempo presiones de la Seguridad del Estado, también fue interrogada el martes, a pesar de no estar citada.

«Pienso que lo que están es previniendo un nuevo 11 de julio en Cuba y están empezando a amenazar a todos los que ellos creen que tienen valor para manifestarse», es la explicación del joven espirituano para el acoso que están sufriendo. «También porque he salido en la televisión de Miami, en América TeVé, y porque desde que salí de mi injusto encierro he continuado mi activismo en redes sociales y he contribuido para ayudar a mis hermanos presos».

Al respecto, menciona a Luis Mario Niedas, sentenciado a tres años de cárcel por desacato de carácter continuado y cumple condena en la prisión de Nieves-Morejón. «Estamos siendo privados de acercarnos a la familia de Luis Mario Niedas», denuncia Fábregas, «con el objetivo de alejarnos de su lado y que se sienta solo y olvidado».

«Estamos siendo privados de acercarnos a la familia de Luis Mario Niedas», denuncia Fábregas, «con el objetivo de alejarnos de su lado y que se sienta solo y olvidado»

Ni en prisión ni fuera de ella, Alexander Fábregas renunció en ningún momento a su disidencia. «Voy a continuar siendo un defensor de los derechos humanos en Cuba y, especialmente, aquí en Sancti Spíritus», decía Fábregas en entrevista con 14ymedio tras ser puesto en libertad, si bien tenía en cuenta: «Tengo que ser precavido, porque ya tengo antecedentes penales y de seguro van a querer seguirme citando policialmente y acosando».

Este mismo jueves, la Fiscalía cubana informó de otras cuatro sentencias firmes, en contra de 33 participantes del 11J, en este caso en La Habana y Mayabeque. Los procesados fueron condenados, «fundamentalmente», precisa una nota en Granma, por delitos de sedición, sabotaje y desórdenes públicos.

Un total de 30 recibieron penas de cárcel, 10 de ellos, entre 10 y 18 años, y 20, entre 5 y 9, dice el reporte oficial, sin mayores detalles, que añade que a otros dos «se les subsidió» la condena «por trabajo correccional sin internamiento» y a un tercero, «por limitación de libertad».

Hace cuatro días, la Fiscalía cifró en 381 las personas condenadas en firme tras las manifestaciones del 11J. En una nota oficial, la Fiscalía indicaba que 76 sentencias ya no admiten recurso y han dado como resultado sentencias de privación de libertad para 297 personas, de las cuales 36 cometieron un delito de sedición, según los jueces cubanos. Todas las personas condenadas por estos hechos recibieron entre 5 y 25 años de cárcel.

La ONG Prisoners Defenders (PD) arremetió entonces contra el dato de la Fiscalía, que calificaron de «tendencioso» y «fake news». «Ya resulta sospechoso que la Fiscalía encargada de procesar a los manifestantes del 11J no hable de los que están procesados y limite su reporte como dicen ellos explícitamente a 76 sentencias que han adquirido firmeza», declaró el lunes para este diario Javier Larrondo, presidente de PD, quien denuncia que «dejan de reportar cientos de procesados e incluso cientos de sentenciados, que languidecen ya en prisión».

El objetivo, según Larrondo, es «engañar a la prensa y que esta comunique que solo hay 381 personas sancionadas en Cuba». Y asevera: «Hay más de 1.000 procesados, 726 sentenciados», de los que asegura que la ONG tiene toda la documentación.

TOMADO DE 14MEDIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%