La periodista cubana Cynthia de la Cantera renuncia a su profesión por las presiones de la Seguridad del Estado

En los últimos años de la Cantera ha recibido amenazas de la policía política del régimen y multas amparadas en el decreto Ley 370.

Cynthia de la Cantera citada por la Seguridad del Estado. CYNTHIA DE LA CANTERA TORANZO/FACEBOOK

La periodista independiente Cynthia de la Cantera decidió dejar su profesión luego de las reiteradas amenazas recibidas por la Seguridad del Estado, informó la misma joven en una publicación en Facebook.

De la Cantera explica que en el último encuentro con el agente Manuel, encargado de reprimirla, recibió tres opciones: colaborar con la Seguridad del Estado, dejar el periodismo o enfrentarse a un proceso penal.

«Decido renunciar al periodismo porque no estoy dispuesta a aceptar ninguna de las otras dos opciones de Manuel», aclara De la Cantera.

La periodista dijo que en los últimos años ella y su pareja han recibido diversas amenazas y tratos intimidatorios por parte de oficiales al servicio del régimen.

«En interrogatorios anteriores le dije que yo no tengo garantías que ofrecer en un sistema de Gobierno donde no se reconoce legalmente mi profesión», explicó De la Cantera sobre su posición anterior.

«Solo digo, y confío, la noche no será eterna», concluía su post la periodista al recordar la frase del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá.

En mayo pasado, Cynthia de la Cantera dialogó con DIARIO DE CUBA y expuso los sistemáticos encuentros que había tenido con la Seguridad del Estado. En ese entonces había sido presionada a redactar a mano una renuncia pública a su profesión en la estación policial de Zapata y C.

En febrero había sido multada con 3.000 pesos bajo el amparo del Decreto-Ley 370. La pareja de la periodista también fue intimidada y trataron de responsabilizarla con sus actividades.

De la Cantera se graduó de Periodismo en 2013 en la Universidad de La Habana y ejercía como reportera de la revista independiente YucaByte. En 2020 fue nominada, junto al colega Alberto Cabrera Toppin, al Premio Iberoamericano de Periodismo Gabriel García Márquez por su reportaje «El otro precio del níquel», trabajo que se adentraba en las consecuencias de la minería al este de Holguín.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%