Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

A tres pesos la libra comenzó a venderse la papa, el precio que se deriva de lo que el castrismo le llama “ordenamiento monetario”, pero que para el pueblo es inflación.

A tres pesos la libra comenzó a venderse la papa. Foto: acn

La escasez de alimentos en Cuba ha generado un desespero de los ciudadanos por conseguir algo para comer, ante esto el régimen ahora ofrece papa, pero más cara.

A tres pesos la libra comenzó a venderse la papa, el precio que se deriva de lo que el castrismo le llama “ordenamiento monetario”, pero que para el pueblo es inflación.

Según información del diario Tribuna de La Habana, el coordinador de Objetivos y Programas del castrismo en La Habana, Julio Martínez Roque, explicó que el nuevo precio estipulado para la comercialización de la papa, a tres pesos la libra se debe al (des) ordenamiento monetario iniciado en el mes de enero.

Trató de excusar el aumento de precios diciendo que uno de los principios de la unificación monetaria es que los productores no tengan pérdidas en sus registros contables por lo que se fijan los precios “acorde con la ficha de costo”, pero este principio no se cumple incluso desde el comienzo porque ya muchas empresas se han declarado en pérdida después de la medida económica.

Legó la papa pero más cara. Foto: Juventud Rebelde

Aseguró que en el caso de la papa, el costo todavía no cubre los gastos “del país” para garantizar su siembra y rendimiento.

Esto constituye otra de las mentiras del castrismo, puesto que son los campesinos quienes se esfuerzan y hacen maniobras para mantener las siembras sin apoyo del régimen, incluso sin recibir el suministro de fertilizantes ni materiales para la siembra.

Sin embargo, Martínez Roque continuó diciendo que la mayoría de los insumos que utilizan para asegurar las cosechas son importados, por lo que necesitan una gran cantidad de divisas en medio de la crisis económica que reconoció que vive el país. Pero lo que no dijo es que los escasos fertilizantes que traen, los venden a los campesinos igualmente en divisas, por lo que para el comunismo esto no significa ninguna perdida.

A juicio del dirigente castrista, el nuevo precio de la papa se ajustó para que sea accesible para los cubanos, pero los dictadores se hacen la vista gorda para sacar cuentas del precio de una canasta básica y servicios, comparado con el sueldo miserable que percibe un cubano.

Tomado De Cubanosporelmundo

Share This
A %d blogueros les gusta esto: