La ONU lanza un programa de 42 millones de dólares para socorrer a Cuba tras el huracán Ian

El plan apoyaría la respuesta en la vivienda, la salud, la educación, la seguridad alimentaria y el acceso a agua potable y electricidad.

Daños del huracán Ian en la heladería Coppelia de La Habana. DIARIO DE CUBA

La ONU presentó el miércoles un plan de acción de 42 millones de dólares con el que espera apoyar a unas 800.000 personas afectadas en Cuba por el huracán Ian, tanto a corto plazo, con ayuda de emergencia, como a medio plazo, para reparar daños.

Según el portavoz Stéphane Dujarric, con esta iniciativa Naciones Unidas busca respaldar el trabajo de las autoridades cubanas para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos tras el paso de Ian, que a finales de septiembre arrasó el extremo occidental de la Isla.

La organización explicó que el plan apoyará la respuesta en ámbitos como la vivienda, la salud, la educación, la seguridad alimentaria y el acceso a agua potable y electricidad.

En total, la ONU espera que se beneficien unas 798.000 personas, principalmente en las provincias de Pinar del Río y Artemisa, los territorios más afectadas por el huracán.

Para financiar el plan, Naciones Unidas ha destinado ya una partida de 7,8 millones de dólares de su Fondo Central para Respuesta a Emergencias y 3,7 millones del presupuesto destinado a su equipo en Cuba.

Esa cifra se suma a una suma de un millón de euros en ayuda humanitaria anunciado días atrás por la Unión Europea (UE) «para ayudar a las personas afectadas» por el impacto del fenómeno meteorológico.

Según dijo el comisario de Gestión de Crisis de la organización, Janez Lenarcic: «La UE se solidariza plenamente con el pueblo cubano en este momento difícil. El curso del huracán Ian causó un impacto devastador en varias zonas del país. Nuestra ayuda de emergencia ayudará a brindar apoyo vital a los afectados directamente en el terreno».

La financiación se proporcionará, señaló la nota oficial, «a los socios humanitarios de la UE que operan sobre el terreno para satisfacer las necesidades inmediatas de los más vulnerables, incluso mediante la provisión de servicios temporales de alojamiento, agua y saneamiento de emergencia».

De acuerdo con cifras oficiales, Ian dejó unas 100.000 viviendas afectadas en la Isla. 

Casi 8.000 personas seguían evacuadas hasta el viernes último, 6.618 de ellas en casas de familiares y 1.043 en centros de evacuación.

En Pinar del Río el servicio eléctrico había sido restituido el martes a menos de la mitad del territorio, según se dijo en una reunión de Gobierno.

Solo en esa provincia hay 83.707 viviendas afectadas, 9.354 con derrumbe total y 9.418 con derrumbe parcial. De ellas, 2.906 son albergues de personas afectadas por eventos meteorológicos previos. Los derrumbes totales o parciales de techos ascienden a 43.104, el 51% de las afectaciones al fondo habitacional. 

Varias familias afectadas por el paso de Ian ya habían perdido su vivienda hace 20 años, cuando en 2002 el huracán Lili azotó Pinar del Río. Pese a los donativos de diversos países y a las promesas del Gobierno, su situación seguía siendo precaria hasta la fecha.

«Este el mayor desastre en la historia de Pinar del Río, mayor que los ciclones Alberto, Lili, Isidoro y Gustav. Los más viejos no recuerdan haber presenciado tanto desastre, a pesar de que Pinar del Río es tierra de ciclones», dijo a DIARIO DE CUBA Enely Ricardo, manicure pinareña de 36 años.

«Aquí, en Pinar del Río, no se hizo nada para prepararnos para el paso del huracán», lamentó. «Todo fue Código y más Código (de las Familias), pero no se podó ni una mata como otros años».

Tampoco se podaron árboles en La Habana, según contaron vecinos de la capital a DIARIO DE CUBA.

«En el centro de Pinar del Río no se evacuó a nadie y cada cual decidió irse a casas más seguras de familiares», añadió Ricardo.

«Ahora es que empieza de verdad el ciclón silencioso para nosotros: qué vamos a comer, cómo vamos a vivir sin electricidad, sin nada, y cómo vamos a recuperar lo que perdimos si no hay de nada», lamentó.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%