La OEA exige a La Habana que autorice una misión internacional que visite a los presos políticos del régimen

La organización hace énfasis en el estado de aislamiento y tortura a que está sometido en prisión José Daniel Ferrer.

José Daniel Ferrer durante una huelga de hambre en 2020. UNPACU/FACEBOOK

La Organización de Estados Americanos (OEA) urgió este jueves al régimen de Cuba a que permita «de inmediato» la visita a ese país de una misión internacional que pueda constatar la situación de las «personas presas políticas«, tras expresar su preocupación por la situación del líder opositor José Daniel Ferrer.

En un comunicado difundido en Washington, sede del organismo, la Secretaría General de la OEA reiteró su llamado para la «inmediata puesta en libertad de todos los presos políticos que se encuentran encarcelados de manera arbitraria» en la Isla.

Además, consideró «fundamental» seguir atentos a la evolución de las «condiciones de salud y de integridad física» de estas personas.

En concreto, manifestó su «especial preocupación» por la integridad de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), encarcelado desde el pasado 11 de julio, cuando se produjeron en Cuba las mayores protestas antigubernamentales desde la llegada al poder de Fidel Castro.

La OEA advirtió que la salud de Ferrer, a quien describió como «un prisionero político del régimen», «parece haberse deteriorado de manera acelerada durante las últimas semanas», citó EFE.

Ferrer, agregó el organismo interamericano, «se encuentra confinado en una pequeña celda tapiada, sin ningún contacto con personas distintas a los guardias que lo custodian y sin acceso a luz natural».

«Sus reportados problemas de respiración, pérdida de visión y otros más han sido atribuidos a las inhumanas condiciones donde se encuentra detenido por ejercer sus legítimos derecho civiles y políticos», alertó la nota.

En ese contexto, la Secretaría General de la OEA, que encabeza Luis Almagro, urgió a La Habana a que permita «de inmediato la visita al país de una Misión Humanitaria del sistema universal y/o interamericano de protección de Derechos Humanos que pueda constatar el estado y la situación de las personas presas políticas en el país».

La Habana no es miembro de la OEA y, a pesar de las múltiples condenas de ese organismo y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), nunca se da por aludida ante las críticas.

El pasado 7 de diciembre, el presidente del comité de Exteriores del Senado de EEUU, el demócrata Bob Menéndez, y el republicano Marco Rubio, ambos legisladores cubanoamericanos, urgieron al alto representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior, Josep Borrell, a incrementar la presión sobre el Gobierno cubano para que libere a los opositores encarcelados.

El jueves, el Pleno de la Eurocámara aprobó una resolución de condena al régimen cubano por las detenciones del pasado noviembre, a raíz de la convocatoria de la Marcha Cívica por el Cambio, y exigió una vez más la liberación de los presos políticos.

La moción salió adelante con los votos a favor de 393 eurodiputados. Otros 150 se pronunciaron en contra y se abstuvieron 119.

La moción dio continuidad a las aprobadas por el Parlamento Europeo en junio y septiembre de este año 2021.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%