La lista negra del Gobierno en los años 60: ‘vete de Cuba con lo puesto’

Durante más de 50 años el Gobierno liderado por Fidel Castro confiscó las propiedades de aquellos cubanos que decidían salir de la Isla.

Casa expropiada por el Gobierno cubano en los años 60. CAMAGÜEY1514/TWITTER

En la actualidad los cubanos que migran venden todas sus pertenencias para costear el viaje. La casa, los equipos electrodomésticos, las joyas, vehículos propios, y hasta la ropa y los zapatos, son rematados en cuestión de días a precios de «me voy y necesito dinero».

Pero no siempre fue así, no siempre el cubano pudo disponer de sus propiedades. En los años 60, cuando la Revolución comenzaba a tomar forma de lo que realmente terminaría siendo, los cubanos que decidían irse del país no lo tenían nada fácil.

La resolución 454 de septiembre de 1961 dictada por el Gobierno de Fidel Castro estableció que quienes abandonaban el país hacia EEUU, perderían sus propiedades si no regresaban en 29 días.

Una vez iniciado el proceso para marcharse del país, el futuro migrante recibía una inspección en su casa donde funcionarios del Gobierno inventariaban todo.

Llegado el momento definitivo de partir, esa persona recibía una lista donde se relacionaban los objetos que podía llevarse consigo. DIARIO DE CUBA tuvo acceso a esa lista y la comparte de forma íntegra.


Información a los señores pasajeros sobre disposiciones relativas al equipaje

Los señores pasajeros solamente podrán llevar los artículos y prendas de vestir que más abajo se relacionan, INCLUYENDO LO PUESTO:

Joyas: 1 reloj y 1 anillo de compromiso que en total representen un valor no mayor de $60. Prendas de fantasía que en total representen un valor moderado.

Artículos de Tocador: Una unidad de pasta de dientes y jabón en uso, de producción nacional por núcleo familiar, una máquina de afeitar que no sea eléctrica.

Cosméticos: Una unidad de perfumes, una unidad de pan-cake o base líquida, una unidad de polvos, una unidad de creyón de labios, una unidad de lápiz de cejas y una unidad de colorete.

Alimentos: Lo necesario para la dieta regular de infantes, calculada para el viaje.

Medicinas: Un frasco regular, una caja de inyecciones y una jeringuilla hipodérmica en uso de acuerdo a la prescripción facultativa.

Ropas:

Hombres                                                                        Mujeres
3 trajes                                                                            5 vestidos o 5 sayas
3 camisas                                                                       5 blusas o pullovers
3 camisetas                                                                    3 refajos o 3 sayuelas
3 calzoncillos                                                                 3 panties
3 corbatas                                                                       2 ajustadores
3 pares de medias                                                         2 pares de medias
3 pañuelos                                                                      3 pañuelos
1 par de guantes                                                            1 abrigo que no sea de piel o 1 sweater
1 abrigo o un jacket (que no sean de piel)                 2 pares de zapatos
2 pares de zapatos                                                        1 ropón o pijama o bobito
1 pijama                                                                           1 faja
1 sombrero                                                                      1 cartera
                                                                                          1 sombrero
                                                                                          1 par de guantes

Niños: Menores de dos años, una habilitación completa.

Se aclara que todas estas prendas y artículos tienen que ser de uso.


En resumen, el cubano no se podía llevar nada de valor o nuevo. No tenían derecho a llevarse consigo un objeto que pudiera ser disfrutado por el poder comunista.

Varios testimonios han referenciado los terribles protocolos que seguían las autoridades en los aeropuertos. En ocasiones hacían que los «desertores» se desnudaran e hicieran cuclillas para comprobar que no ocultaban nada de valor en sus genitales.

Buena parte de las casas y mansiones de la burguesía cubana y la clase media que emigró a principios de los 60 terminaron en manos de funcionarios y dirigentes.

Esta política de expropiación forzada a aquel que decidiera irse de la Isla, estuvo en vigor hasta la reforma migratoria de 2013. Fueron más de 50 años de violaciones a estos derechos humanos elementales. En la actualidad, la Seguridad del Estado aún aplica la politica de «regulados» para evitar que ciudadanos cubanos puedan entrar o salir de la Isla por motivos fundamentalmente políticos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%