La justicia de Sudáfrica paraliza una donación millonaria de ese Gobierno a Cuba

El monto gestionado por el Gobierno africano provocó la ira de los partidos de la oposición al considerar esta acción como irresponsable dentro de la crisis que vive Sudáfrica.

Banderas de Cuba y Sudáfrica DIARIO GRANMA

La Justicia de Sudáfrica paralizó este martes una donación de 50 millones de rands (unos 3 millones de euros) que el Gobierno del presidente Cyril Ramaphosa iba a hacer a Cuba, informó la agencia EFE.

La decisión fue adoptada por la jueza de la Corte Superior de Gauteng Brenda Neukircher después de que el grupo de presión afrikáner Afriforum denunciara los planes del Ejecutivo y solicitase a los tribunales una orden para paralizarla de manera urgente.

La medida de Neukircher no cancela los planes, pero los deja «en suspenso» hasta que los tribunales hayan decidido sobre la denuncia.

«Estamos muy contentos de haber logrado detener esta donación ilegal y escandalosa», señaló en un comunicado Reiner Duvenage, coordinador de estrategias de Afriforum.

El lobby afrikáner se mostró «optimista» sobre el futuro de su denuncia y prometió «seguir luchando contra los gastos excesivos y derrochadores que malgastan el dinero de los contribuyentes».

La donación planeada había sido organizada por el Ministerio de Relaciones Internacionales y Cooperación sudafricano y procedía de su Fondo de Cooperación Internacional y Renacimiento Africano.

«Sudáfrica respondió a la llamada de asistencia humanitaria en el contexto de reciprocidad, amistad histórica y solidaridad con Cuba, que se asentó a través de los sacrificios de Cuba durante nuestra lucha por la libertad», señaló a comienzos de marzo Naledi Pandor, la titular de esa cartera, en un escrito de respuesta sobre el asunto al principal partido de la oposición sudafricana, la Alianza Democrática.

Tanto para Afriforum como para docenas de organizaciones civiles y para los grupos de la oposición, la noticia de la donación a Cuba -que se dio a conocer a comienzos de febrero- para paliar el hambre es una negligencia para con las necesidades del propio país africano, que aún no ha logrado remontar la crisis de la pandemia y que sufre profundos problemas de desigualdad, desempleo y pobreza.

La Habana y Pretoria mantienen estrechas relaciones de colaboración en sectores como la salud y el militar. Según un reciente informe, los diferentes acuerdos que tienen las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba con las sudafricanas, le ha reportado a los militares cubanos en diez años 1.370 millones de rands, el equivalente a 92.889.470 dólares.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%