La inversión para producir vacunas afectó el programa cubano de medicamentos, reconoce Marrero

En su informe a la Asamblea Nacional del Poder Popular, admite también las deficiencias en la estructura hospitalaria y en los servicios necrológicos.

El primer ministro cubano Manuel Marrero. GRANMA

El Estado cubano gastó más de 16.000 millones de pesos en el enfrentamiento a la pandemia de Covid-19, de los que 3.300 millones del proceso de vacunación, y un estimado preliminar de 400 millones para respaldar la dosis de refuerzo. En consecuencia, se afectó el programa nacional de medicamentos, reconoce el primer ministro cubano Manuel Marrero en su informe de rendición de cuentas a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

El informe, que se publicó este viernes en el sitio web de la Asamblea Nacional, reconoce además deficiencias en la estructura hospitalaria y en los servicios necrológicos, que provocaron numerosas quejas de los cubanos durante el peor momento de la pandemia de Covid-19 en el país.

Al colapso hospitalario y la escasez de recursos denunciada por el personal de salud se unieron las denuncias de enterramientos en fosas comunes, falta de ataúdes y pérdida de cadáveres. 

«En este período también se han presentado insuficiencias en el ámbito institucional y comunitario que debemos erradicar definitivamente con el concurso de todos. De igual forma, resulta necesario perfeccionar la infraestructura hospitalaria, la atención primaria y los servicios necrológicos y comunales en sentido general, asuntos para los cuales fueron aprobadas políticas y un cronograma para su transformación», dice el primer ministro en su informe, que, pese a admitir deficiencias, dedica un párrafo a responsabilizar al embargo estadounidense de la situación del país, como suelen hacer las autoridades cubanas para justificar su ineficiencia.

De acuerdo a la nota de Cubadebate, la publicación del informe —que tiene más de 40 páginas y recoge también asuntos económicos y del cronograma legislativo— obedece al objetivo de enriquecer este proceso con los criterios de la población, previo a su presentación y análisis por los diputados en el Octavo Período Ordinario de Sesiones del Parlamento cubano, convocado a partir del próximo 21 de diciembre.

En el mencionado Período de Sesiones, los diputados cubanos analizarán también cuatro proyectos de leyes, entre los que se incluye el del nuevo Código de las Familias, única norma dentro del cronograma legislativo que será sometida a referendo popular

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%