La Habana se queja de que EEUU no la invite a la Cumbre de las Américas

Bruno Rodríguez dice que sería un ‘grave revés histórico’ si el régimen de Cuba fuera ‘marginado’ del evento.

Bruno Rodríguez. GRANMA

El Gobierno de Cuba acusó a EEUU de estar ejerciendo una «extrema presión» sobre los Gobiernos de América Latina y el Caribe para tratar de excluirlo de la próxima Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Los Ángeles entre el 6 y el 10 de junio.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, dijo el lunes en una conferencia de prensa que sería un «grave revés histórico» si el régimen fuera «marginado» del evento, que tiene lugar cada cuatro años, reportó EFE.

Delegaciones de Cuba participaron en las dos cumbres anteriores, en las que se reúnen los jefes de Estado del hemisferio.

Washington estaría cursando invitaciones a los gobiernos de la región para esa cita. El pasado viernes, Andrés Manuel López Obrador confirmó que asistirá en representación de México.

No obstante, EEUU advirtió a inicios de año que tenía previsto invitar a aquellos líderes del continente que hayan sido «elegidos democráticamente». En la próxima cita debe cerrarse un pacto regional sobre migración.

Estados Unidos organiza el encuentro de 2022 por primera vez desde la Cumbre original, celebrada en Miami en 1994.

«Cualquiera que haya sido elegido democráticamente será invitado a la Cumbre», aseguró un funcionario del Gobierno de EEUU, que pidió el anonimato, durante una rueda de prensa vía telefónica.

La fuente no quiso confirmar entonces si eso significa que se quedarían fuera los líderes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, a los que Washington considera dictadores, y dijo que todavía no ha tomado decisiones definitivas sobre las invitaciones.

El Gobierno cubano estuvo representado en la pasada edición de la Cumbre, en 2018 en Lima, pero en ese caso la gran ausencia fue la de Venezuela, después de que Perú retirara la invitación a Caracas al agravarse la crisis política en ese país.

Las prioridades de Estados Unidos en la cumbre de junio serán hablar sobre la respuesta a la pandemia del Covid-19, la búsqueda de una recuperación económica «verde y equitativa», el fortalecimiento de las democracias en el continente y la respuesta a las migraciones, según la fuente.

Sobre ese último punto, Estados Unidos espera alcanzar «un acuerdo o una serie amplia de principios» para la gestión de los flujos migratorios en los países «que son fuente, lugar de tránsito» o destino de los indocumentados y refugiados, explicó.

Sobre ese tema, Rodríguez comentó en la propia conferencia de prensa que la reunión con autoridades de EEUU la pasada semana fue un «signo positivo».

El funcionario valoró como «correcto y positivo» el «reconocimiento» de EEUU de la «plena vigencia» de los acuerdos bilaterales en materia migratoria y saludó el reinicio de sus servicios consulares en La Habana

Lamentó no obstante que sean en un principio «extremadamente limitados» y reiteró que Estados Unidos está incumpliendo su compromiso «legal» de emitir 20.000 visados anuales para migrantes cubanos.

Rodríguez criticó la política de Estados Unidos hacia su Gobierno, tachándola de «incoherente» y «contradictoria». E insistió en que el embargo de Washington es la «causa fundamental» de los problemas económicos de la Isla, a pesar de las millonarias compras de alimentos que hace La Habana en ese país.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%