La víspera, el régimen anunció una reapertura parcial de la isla, excepto para La Habana, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus

Este 9 de octubre las autoridades sanitarias de Cuba reportaron 26 casos nuevos de coronavirus, lo que eleva a 5943 el número total, desde que se detectara el primero en marzo de este año, según el informe del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

En el parte de hoy se supo que, de los 26 casos, 24 son cubanos y dos son extranjeros, uno residente en la isla y otro en el exterior. Unos 17 fueron contactos de casos confirmados y en ocho no se precisa la fuente de infección. Al momento del ingreso, 17 no presentaban síntomas de la enfermedad. 

De ser ciertas las estadísticas del gobierno, estos son números prometedores, pues ayer el Minsap reportó apenas 19 contagiados. El jefe de epidemiología de la institución, Francisco Durán, agregó en la conferencia de hoy que en el país se mantienen ingresados bajo sospecha 786 pacientes, de ellos, 420 confirmados con la enfermedad. 

De los 26 diagnósticos, 20 pertenecen a La Habana, donde estos primeros días de octubre se decidió relajar paulatinamente el toque de queda impuesto a inicios de septiembre para contener un peligroso rebrote. Ya comenzó a funcionar el transporte público y el próximo 10 de octubre abrirán los cines.

Sancti Spíritus, uno de los territorios con mayor tasa de infección, reportó apenas cuatro casos hoy. En esta provincia, el 4 de octubre se impusieron medidas restrictivas en cuanto a movilidad de las personas, la transportación y los servicios, en el municipio cabecera, Trinidad, Taguasco y Cabaiguán.

Durante los últimos días Ciego de Ávila, más al este de Sancti Spíritus, había reportado pocos casos; esa provincia tiene la tasa de infección más elevada del país. 

La Habana, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila serán los únicos territorios del país que no abrirán sus fronteras a vuelos internacionales ni relajarán más las medidas de distanciamiento el próximo 12 de octubre, día en que comenzará una etapa denominada por el régimen como “nueva normalidad”.

Esa noticia se conoció la víspera, en una intervención pública del presidente Miguel Díaz-Canel y el primer ministro Manuel Marrero. En comparación, el resto de la isla tiene la autorización para pasar a esta próxima etapa, en la que las obligaciones sanitarias serán más relajadas.

A pesar de esto, el director nacional de Epidemiología del Minsap, doctor Francisco Durán, reconoció el 1 de octubre que relajar las medidas restrictivas en La Habana es algo riesgoso y podría causar un rebrote, pero afirmó que depende de la población frenar la propagación del coronavirus o no.

Matanzas había mostrado cifras preocupantes en las dos últimas semanas, sin embargo, este 9 de octubre no declaró ningún caso. Esa provincia comenzó a normalizar actividades; cabe destacar que allí se encuentra el polo turístico de Varadero, cuyo aeropuerto comenzará a recibir vuelos internacionales a partir del día 15.

Sin embargo, en redes sociales, algunos usuarios han criticado las medidas de reapertura allí. Uno de ellos, Abel Cartaya, escribió en Twitter: “Yo no entiendo, en Matanzas crecen los sospechosos, los casos aislados, las calles cerradas, pero sin embargo, no crecen los positivos”.

Por otro lado, el usuario identificado como “Cubanito Bueno” le respondió a Cartaya: “Porque Varadero va a abrir al turismo internacional. Es como La Habana, que ahora luego de la apertura los casos bajarán como por arte de magia. La pandemia puede ir como quiera, que el PCC se encarga de enderezarla a conveniencia…”

A nivel mundial se han confirmado más de 36 millones de enfermos y más de un millón 53 000 fallecidos. La Organización Mundial de la Salud reporta 185 países con transmisión.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.