La Guardia Nacional de México rechaza dar información sobre la muerte de un cubano por disparos de sus agentes

‘Se afectaría a la adecuada investigación’, dice.

Efectivos de la Guardia Nacional de México. ANIMAL POLÍTICO

La Guardia Nacional de México reservó por un plazo de cinco años la información sobre la muerte, a causa de disparos de sus agentes, del emigrante cubano Cristóbal Cabreiro Ramírez, de 35 años de edad, informa la publicación Animal Político.

«Se afectaría a la adecuada investigación, al detallarse información general y específica sobre un presunto hecho delictivo y a través de la cual se busca elementos para identificar posibles responsables de hechos relacionados con algún delito en el ejercicio de sus respectivas atribuciones constitucionales y legales», dijo la Guardia Nacional.

«Asimismo, se alertaría a terceras personas o de la delincuencia organizada, que estarían conociendo la información sujeta a investigación por la autoridad ministerial», añadió.

El cubano Cristóbal Cabreiro Ramírez murió el pasado 31 de octubre en Pijijiapan, Chiapas, tras recibir varios balazos cuando viajaba en una camioneta junto a otros 12 emigrantes. Supuestamente, el conductor del vehículo trató de eludir un retén de la Guardia Nacional y los agentes comenzaron a disparar. Además de la víctima mortal, otras tres personas resultaron heridas.

En un primer momento, las autoridades difundieron la tesis de que había sido encontrada un arma junto al cuerpo de la víctima, pero esa versión fue desmentida por sobrevivientes al ataque, quienes dijeron que los policías comenzaron a disparar sin previo aviso.

Animal Político señaló que había solicitado copia del informe policial firmado por los agentes involucrados, así como información sobre las comunicaciones mantenidas ese día entre los elementos y sus superiores, y sobre la capacitación en derechos humanos de los oficiales involucrados en los hechos.

«Los documentos requeridos (…) forman parte de la carpeta de investigación integrada por la autoridad ministerial correspondiente, y la entrega de los mismos implicaría la divulgación de datos sobre circunstancias de tiempo, modo y lugar donde ocurrieron los hechos, así como los posibles elementos de prueba sujetos a investigación por parte de la autoridad ministeriales, tales como descripción de lugar, ubicación y relatoría de los hechos, horarios y objetos utilizados para cometer conductas posiblemente constitutivas de delito», dijo la Guardia Nacional.

Según la publicación, actualmente existen dos investigaciones abiertas: una centrada en el homicidio y la otra en un supuesto tráfico de personas.

Aunque están identificados los efectivos que formaban parte de la unidad de la Guardia Nacional que participó en el incidente, hasta el momento no se ha hecho público el arresto o la vinculación a proceso de ninguno de ellos.

Tras el tiroteo, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, criticó lo sucedido y dijo que dio instrucciones para que los elementos de la Guardia Nacional implicados en el caso sean puestos a disposición de la Fiscalía General.

López Obrador habló en ese momento de dos fallecidos, sin mencionar la nacionalidad. Su actitud contrastó con la del Gobierno de Cuba, que guardó silencio ante la tragedia de uno de sus ciudadanos.

En la camioneta viajaban nacionales de Cuba y de Ghana, entre ellos, dos menores, informó la agencia AP. Añadió que los heridos eran tembién cubanos.

El cuerpo de Cabreiro continúa en Chiapas a la espera de que pueda ser trasladado a Cuba, indicó Animal PolíticoEl resto de sobrevivientes cruzó a Estados Unidos después de permanecer varios días encerrados en un centro para menores en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Tras cruzar la frontera relataron haber sido extorsionados por policías mexicanos, que les habrían pedido dinero para dejarles seguir su camino.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%