Carlo Acutis era un joven italiano de 15 años que dedicó su vida a la fe católica desde muy pequeño hasta su muerte en 2006. Su cuerpo sigue intacto y ahora será beatificado por una serie de milagros

Antonia Salzano, la madre de Carlo Acutis dice que en los días posteriores a la muerte de su hijo, escuchó una voz que la llevó a la computadora de Carlo. Cuando la revisó encontró un video donde este mirando al cielo decía: “Cuando pese 70 kilos, estoy destinado a morir”.

Y la profecía, lastimosamente se cumplía. Ese era su peso, cuando Carlo, entregado por completo a la fe católica se despedía del mundo debido a una leucemia sin cura. Esas palabras las había pronunciado tres meses antes de que fuera diagnosticado con esta dolorosa enfermedad.

“Ofrezco al Señor los sufrimientos que tendré que padecer por el Papa y por la Iglesia, para no tener que estar en el Purgatorio y poder ir directo al Cielo”, también dijo el adolescente, unos días antes de su muerte, ocurrida el 12 de octubre de 2006 en Italia.

El 12 de octubre de 2013, justo cuando se cumplía el 7mo aniversario de su muerte se produjo el milagro por el cual el adolescente ahora será beatificado por el mismísimo Papa Francisco.

Cuenta la historia, que Carlo habría salvado a un niño brasileño que padecía de páncreas anular, una enfermedad irreversible y mortal. Durante una ceremonia en Campo Grande en Brasil el pequeño tomó una reliquia de Carlo y le pidió “dejar de vomitar” y así sucedió. Nunca más lo hizo.

Los médicos brasileños no se lo explican, pero según ellos mismo, nunca más volvió a vomitar el pequeño brasileño y aseguran además que se curó por completo.

“Sus estudios clínicos muestran que se sanó totalmente y su páncreas se convirtió en un órgano normal, a pesar de que el cuadro severo que padecía lo llevaría a una muerte pronta y segura”, se lee en una nota del diario argentino Infobae.

El 5 de julio de 2018, el Papa Francisco declaró a Carlo Acutis como Venerable Siervo de Dios, mientras el 21 de febrero de 2020, el Sumo Pontífice aprobó el milagro que se le atribuye por el chico de Brasil y por el cual será beatificado.

Durante la apertura de su bóveda también se comprobó que el adolescente yace vestido con jeans, zapatillas y un abrigo deportivo, tal cual vestía siempre. Lleva un rosario en sus manos y tiene una expresión en su rostro muy llena de paz.

El rector del Santuario del Despojo en Asís, Padre Carlos Acácio Gonçalves Ferreira, reveló en declaraciones a la Agencia Católica de Informaciones (ACI Prensa) que el cuerpo “se encuentra en un estado muy íntegro, no intacto, pero íntegro. Conserva todos los órganos”.

Además el corazón del joven será exhibido como reliquia en la Basílica Papal de San Francisco de Asís. Las imágenes del cuerpo de Carlo impactaron en las redes sociales, ya que se encuentra íntegro y se asegura que se mantiene incorrupto, a pesar de los casi 14 años que pasaron después de su deceso.

El próximo sábado 10 de octubre se llevará a cabo la ceremonia en Asís. Su tumba permanecerá abierta y sus restos estarán visibles hasta el 17 de octubre, con el objetivo de evitar aglomeraciones durante el día de su beatificación.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.