La Embajada de EEUU en Cuba condena el exilio forzoso de la activista Carolina Barrero

‘El Gobierno de Cuba está exiliando por la fuerza a una generación de cubanos de su patria por querer pensar diferente’, denunció la Embajada estadounidense.

La activista cubana Carolina Barrero. CAROLINA BARRERO/FACEBOOK

La Embajada de EEUU en Cuba condenó en Twitter el exilio forzoso de la activista cubana Carolina Barrero, quien arribó este viernes a Madrid tras un año marcado por amenazas del régimen, que se fueron agravando hasta su detención el pasado 31 de enero, cuando la Seguridad del Estado le dio 48 horas para abandonar el país.

«Condenamos el exilio de la activista Carolina Barrero que lucha valiente y pacíficamente por las libertades de expresión y palabra, especialmente en las artes», tuiteó la Embajada estadounidense.

«El Gobierno de Cuba está exiliando por la fuerza a una generación de cubanos de su patria por querer pensar diferente», agregó la sede diplomática.

«He salido hoy con la certeza de que volveré. La imposibilidad de regresar a Cuba no puede ser ya jamás una opción, ni de la realidad ni del pensamiento», escribió Barrero, quien se convirtió en una de las activistas más molestas para el régimen cubano durante el último año.

Tras la detención sufrida por Barrero el pasado 31 de enero por acompañar la protesta de madres y familiares de los manifestantes del 11J que estaban siendo juzgados en el Tribunal Municipal de Diez de Octubre, le hicieron saber que, de no abandonar la Isla, «serían instruidos por el delito de desorden público las madres detenidas y los activistas que las acompañaban».

«Para unos sería el principio de un proceso de instrucción, una advertencia que intentaba doblegar la voluntad. Para otros, era el fin (…) Esta vez supe que lo harían», dijo la historiadora del arte, miembro del Movimiento 27N.

El anuncio de la salida del país de la historiadora del arte generó una ola de solidaridad y agradecimiento hacia su persona en las redes sociales por parte de activistas y opositores cubanos.

Tras su regreso a Cuba en diciembre de 2020, Barrero se convirtió en una de las figuras más respetadas dentro de la sociedad civil cubana por su participación tanto en protestas pacíficas en defensa de la democracia, los derechos humanos y los prisioneros políticos, como por impulsar diversas peticiones legales para presionar al régimen de la Isla.

Pese a sufrir diversos arrestos y agresiones, Barrero no dejó de abogar por la defensa de los derechos ciudadanos y por la utilización de vías constitucionales para enfrentar al régimen, lo que unió a una labor de activismo y participación en protestas como la del 15 de noviembre de 2021, cuando salió a la calle y fue arrestada por la Seguridad del Estado, que le abrió más de un proceso judicial.

Su caso es otro más de exilio forzado por la Seguridad del Estado cubana, uniéndose así al de los periodistas Esteban Rodríguez y Héctor Luis Valdés Cocho, el artista Hamlet Lavastida y la escritora Katherine Bisquet.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%