La Embajada de EEUU acusa al régimen cubano de difundir desinformación sobre la guerra en Ucrania

Mientras tanto, la prensa estatal cubana reproduce las declaraciones oficiales rusas negando los crímenes cometidos en la región ucraniana de Bucha.

Civiles asesinados en las calles de Bucha. REUTERS

La Embajada de Estados Unidos en La Habana acusó este lunes al régimen cubano de difundir información falsa sobre la invasión de Rusia a Ucrania, el mismo día que medios de prensa estatales como Cubadebate replicaron las declaraciones en las que el canciller del país euroasiático negó los crímenes cometidos por soldados rusos en Bucha.

«El Kremlin publica desinformación para ocultar las atrocidades de la guerra contra Ucrania. El régimen de Cuba difunde la desinformación en los medios oficiales del Estado»denunció la embajada estadounidense.

Pero esta no es la única vez que la sede diplomática de EEUU en La Habana cuestiona la política informativa del Estado cubano respecto a la guerra en Ucrania, pues en otro tweet publicado el 13 de marzo condenaron «el apoyo del régimen de Cuba a la invasión de Rusia a Ucrania con la promoción de su desinformación».

Además, los diplomáticos estadounidenses denunciaron que las autoridades cubanas hablen «sobre las reglas de libertad de expresión en tecnología cuando despliegan ejércitos de bots para hostigar y criminalizar a la prensa independiente».

La información publicada por la prensa estatal cubana desde el comienzo de conflicto es muy semejante a la emitida por el Kremlin, de hecho, las autoridades cubanas se resisten a mencionar el término «invasión» y califican al conflicto bélico como una «operación militar especial».

Actualmente, cuando las cancillerías de la mayor parte de países occidentales denuncian con espanto los crímenes cometidos por las tropas rusas en la localidad ucraniana de Bucha, la prensa oficial cubana replicó el discurso del Kremlin negando las evidencias que muestran los crímenes de guerra.

Medios estatales cubanos citaron sin desmentir al ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, quien afirmó que las imágenes divulgadas por la prensa internacional que muestran los asesinatos a civiles cometidos en Bucha forman parte de «un ataque de falsificaciones».

La hipocresía del régimen cubano llegó al punto de que a inicios de marzo el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, condenó los bloqueos de occidentes a medios de prensa como Rusia Today y Sputnik cuando el régimen de La Habana bloquea a casi la totalidad de los medios independientes en la Isla.

Al día siguiente del comienzo del conflicto bélico en Europa un artículo titulado «El mundo tras el inicio de la operación especial militar de Rusia» publicado en el diario Granma, órgano oficial de Partido Comunista de Cuba, afirmó que «la guerra no la empieza Rusia».

El 5 de marzo, cuando el mundo permaneció en vilo por varias horas debido al incendio provocado por ataques rusos enla central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, el diario Granma publicó la información de que fueron «nacionalistas ucranianos» quienes sabotearon las instalaciones «para incriminar a Rusia».

La Habana no ha condenado a Moscú por la invasión, y consideró a la «progresiva expansión de la OTAN hacia las fronteras del país euroasiático» como el detonante del conflicto. Asimismo, sus medios oficiales reiteran los partes de guerra rusos y tildan el repudio mundial a la agresión como «rusofobia». 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%