La economía cubana hecha trizas, pero no faltan los recursos para que Raúl Castro disfrute en ‘su cayo’

‘Han cargado de todo, hasta lanchas para cuidar la costa, armamento, guardias, camiones llenos de mercancía’, dice un vecino de la zona. ‘Cuando eso pasa, todo el mundo sabe que viene Raúl’.

Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel en el VIII Congreso del PCC, en abril de 2021. AP

Desde hace una semana se alistan los preparativos para la estadía de fin de año de Raúl Castro en la que muchos consideran su «isla privada», Cayo Saetía, en la costa norte oriental de Holguín, informaron fuentes de DIARIO DE CUBA en la zona, que criticaron además la movilización de recursos en medio de la crítica situación económica del país.

«Aunque es información clasificada, resulta imposible que el movimiento logístico y de seguridad no se filtre. Enseguida se corre la bola por las oficinas del Gobierno y el Partido», comentó un trabajador del Gobierno Provincial de Holguín, bajo condición de anonimato.

Al general de 90 años de edad «le encanta Saetía para descansar. Tiene allí una casa de recreo asociada a la villa turística, pero es solo para él. Dicen los que la han visto que hace un par de años la remozaron y aquello es una belleza rodeada de un paraíso natural, con personal de su confianza bien seleccionado», añadió.

Otras fuentes locales confirmaron la información. Ricardo, vecino de Cajimaya, una localidad en las inmediaciones de la isla de Saetía, que se halla unida a tierra firme por un corto puente, dijo a DIARIO DE CUBA que «hay movimiento de camiones y militares cargando cosas para el cayo y cuando eso sucede todo el mundo sabe que viene Raúl. Al menos dos veces al año viene y se pasa una o dos semanas aquí».

«Han cargado para el cayo de todo, hasta lanchas para cuidar la costa, armamento, guardias, camiones llenos de mercancía. Y la Policía ya comenzó a apostarse en todos los entronques de carreteras. A los cazadores les recogen las escopetas un par de semanas antes a unos cuantos kilómetros a la redonda, y los pescadores no pueden salir a pescar ni en la bahía de Nipe ni en la de Levisa. Todo queda paralizado mientras esté Raúl disfrutando sus vacaciones«, añadió Ricardo. «El que puede, puede», ironizó.

«Una vez trajeron un yate por tierra que la gente se quedó asombrada de lo grande que era, montado en una rastra inmensa. Dicen que lo traían desde Cienfuegos», comentó Ignacio, otro vecino de los alrededores.

«Tengo un amigo que trabaja en el cayo y dice que cuando Raúl viene paralizan el turismo y todo lo demás, y solo dejan el personal de confianza seleccionado para atenderlo. Porque al cayo normalmente vienen turistas desde Guardalavaca en helicóptero y lanchas, y también dejan pasar a los cubanos para hacer ‘pasadía’ en los ranchones que hay en las playas. Todo eso se suspende y la isla es solo para él».

Saetía es una masa de tierra de 120 km2 otrora propiedad de la United Fruit Company. Fue convertida en «La isla de los niños» con un campamento hoy casi en desuso, y desde hace décadas es gestionada como destino turístico por el Grupo Gaviota, como coto de caza con una villa-resort de tres estrellas.

Además de la residencia de Raúl Castro, la empresa Flora y Fauna tiene en Cayo Saetía una pequeña estación y es la responsable de haber introducido los animales que cazan el general y sus invitados. Se pueden encontrar camellos, avestruces, gamos y venados, además de numerosas especies de aves voladoras en su hábitat natural. Las empresas que operan tienen en común el estar bajo el control de los militares.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%