La Demajagua le tira un cabo al Ministro del Mondongo y habla de alimentos nutritivos envueltos en tripa

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Siguiendo el mismo discurso que viene profesando la dictadura desde las palabras del “Ministro del mondongo” en la Mesa Redonda, la autora asegura que la producción de tripa es muy popular en países desarrollados, citando a España cuya “cultura está muy arraigada en Cuba”

El diario oficialista La Demajagua, dedicó un extenso artículo explicando los usos de la tripa animal en la alimentación, esto luego de que el Ministro de la Alimentación de Cuba, Manuel Santiago Sobrino Martínez, informara que estos “elementos” de los animales bovinos serían procesados como alimento para los cubanos. El artículo no nombra al “Ministro del Mondongo y la Tripa”, simplemente se encarga de enaltecer la producción de alimentos a base de tripa.

Anaisis Hidalgo Rodríguez es la encargada del artículo, quien comienza relatando sus presuntas vivencias con la producción de tripa para el consumo de su familia, ya que afirma que su abuela las enseñó a procesarla. Ella asegura que “disfrutaba” trenzar las tripas y rellenarlas para hacer morcilla.

“Aquella costumbre casera de las abuelas ha disminuido con  los años, probablemente por lo trabajosa que resulta, sin embargo, la tradición aún palpita en la Empresa cárnica de Granma, referente en el país en el uso de la sangre y la tripa natural”.

Siguiendo el mismo discurso que viene profesando la dictadura desde las palabras del Ministro Sobrino en la Mesa Redonda, la autora asegura que la producción de tripa es muy popular en países desarrollados, citando a España cuya “cultura está muy arraigada en Cuba”. “Utilizan la tripa natural en sus producciones, o sea, que es una práctica antigua”.

La nota continúa explicando los muchos usos y lo presuntamente nutritivo que es consumir tripas a falta de pollo, carne de res o productos del mar. “La tripa natural de res, cerdo, carnero que se sacrifica en el mundo de manera industrial, trae en su composición varios aprovechamientos que son comestibles, como la tripa natural y la sangre, con los  cuales se elaboran embutidos muy nutritivos, con un alto contenido de hierro, recomendado por médicos a pacientes con problemas hematológicos o de fijación de hierro”.

Pero sabiendo entonces todos los “beneficios” que tiene consumir tripas ¿por qué no vemos a los altos dirigentes comunistas, muchos de ellos ya ancianos, consumir este alimento si es tan beneficioso? ¿Se imaginan que Mariela Castro, heredera de la dictadura, reciba a sus invitados con una bandeja de tripas en vez de langostas? ¿Por qué la periodista oficialista en vez de describir todo los beneficios que presuntamente tiene la tripa, no pregunta dónde está el dinero destinado a la producción agrícola y pecuaria en Cuba? O mejor aún ¿por qué los cubanos no pueden consumir langosta, camarones y otras delicias del mar, mucho más dignas que la tripa o clarias?

Este artículo, como muchos en los medios oficialistas, es una especie de “salvavidas” para las ocurrencias de los funcionarios castristas que terminan siendo ridiculizados por el propio pueblo cubano que, cansado, se reconforta en el humor como única válvula de escape.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.