‘La defensa de Maykel Osorbo es una reverenda mierda’, denuncian activistas cubanos tras el primer día del juicio

Menos de una semana antes del comienzo del juicio las autoridades cubanas inhabilitaron a la abogada del rapero.

Los artistas cubanos Maykel Castillo y Luis Manuel Otero. MAYKEL OSORBO 349/FACEBOOK

La activista Anamely Ramos denunció en sus redes sociales que la defensa de Maykel «Osorbo» Castilloen la primera jornada del juicio en el cual el régimen cubano le pide diez años de privación de libertad, fue «una reverenda mierda», pues menos de una semana antes el régimeninhabilitó a su abogada y tuvo que asumir otro jurista de forma imprevista.

Ramos no ofreció muchos detalles del juicio, pues dijo que están recopilando información todavía, pero no quiso dejar de denunciar la disparidad entre la defensa de Osorbo y la del artista Luis Manuel Otero Alcántara, a quien el régimen pide siete años en el mismo proceso judicial.

«Hoy todo el mundo ha coincidido que la defensa de Maykel (Osorbo) es una reverenda mierda. No nos extraña. Sabemos hasta dónde puede un abogado de bufete colectivo en Cuba, maniobrar en casos políticos como este», escribió Ramos en Facebook.

«Tres días antes del juicio, removieron a la abogada con la que habíamos estado trabajando por meses. Y el resultado es que este nuevo abogado, Yoilandris Savon, casi ni habló y fue Maykel (Osorbo) mismo quien explicó todo», añadió la curadora de arte y activista cubana.

En la opinión de Ramos, el nuevo abogado del rapero «ha logrado con su mal desempeño hasta ahora, que el juicio se vea desbalanceado. Que dentro del desastre en general, la injusticia y la tristeza absoluta que se abalanza sobre los dos, la parte relacionada a Maykel (Osorbo) parezca mucho más desprovista de todo».

Sobre los detalles del juicio, Yanelys Núñez, coordinadora internacional del Movimiento San Isidro (MSI) dijo a DIARIO DE CUBA que comenzó a las 10:30AM y terminó cerca de las 5:00PM.

«A los testigos de la defensa los tenían en un cuarto, por lo que no pudieron ver el juicio. Hay poca información sobre lo que se dijo y sucedió porque no estuvieron presentes los familiares, que también eran como testigos», agregó.

De acuerdo con Núñez Leyva, este martes en la mañana acudiría la familia al proceso de las conclusiones del juicio, pues los artistas Lázaro Saavedra y Julio Llópiz, quienes fueron en el día de ayer en calidad de testigos de la defensa, no tienen que ir este martes.

Julio Llópiz dijo en el día de ayer a la agencia AP, tras salir del juicio, que tanto él como el Premio Nacional de Artes Plásticas, Lázaro Saavedra, hablaron «desde el punto de vista de las artes de qué cosa es el performance y cuáles son las credenciales de Luis Manuel».

El artista cubano, miembro del colectivo 27N, dijo que estuvo en una sala en la que había una jueza, varios magistrados y un panel de la Fiscalía, además de los abogados.

Según Llópiz Casal, el abogado defensor dijo durante la audiencia que el juicio había «partido de la base de que Luis Manuel no es artista, sino delincuente», por lo cual llamó a testificar a otros creadores, para demostrar que Otero Alcántara es un artista.

La primera jornada del juicio contra ambos artistas estuvo marcada por una fuerte vigilancia policial en los alrededores del Tribunal de Marianao, lo cual confirmaron medios de prensa internacionales presentes en la zona y el músico Roberto Carcassés, quien también fue impedido de acercarse a las inmediaciones del juzgado.

Mientras tanto, más de una decena de activistas, opositores y periodistas independientes cubanos fueron sitiados en sus viviendas e impedidos de salir a la calle.

El activista Daniel Triana, quien salió de su vivienda, fue arrestado por el agente de la Seguridad del Estado encargado de vigilarlo y trasladado a la estación policial de San Miguel del Padrón, de donde fue liberado en horas de la noche.

También la periodista de DIARIO DE CUBA Yania Suárez fue liberada tras unas horas detenida por intentar acercarse a la zona donde se estaba realizando el juicio. El Gobierno tampoco permitió la entrada al tribunal como observadores a un grupo de diplomáticos europeos que llegaron hasta el lugar.

La agencia AP constató que «en la puerta del tribunal había desde temprano custodia policial y un grupo de media docena de diplomáticos europeos que esperaban poder entrar a la sala».

De acuerdo con la agencia española EFE, los diplomáticos de Países Bajos, Alemania, República Checa, Reino Unido, Noruega y Suecia se acercaron a la sede del tribunal, pero no pudieron acceder a su interior.

«Simplemente queremos entrar para observar el juicio y hasta ahora no hemos recibido permiso», aseguró un diplomático alemán en declaraciones a medios internacionales.

Añadió que siguen con «mucha atención» el caso. «Queremos que se respeten los derechos humanos en todos los lugares y países«, afirmó.

La Fiscalía cubana solicitó el pasado marzo siete y diez años de cárcel, respectivamente, para Otero Alcántara y Castillo.

Otero Alcántara, líder del MSI y en la cárcel desde el pasado 11 de julio, está acusado de los presuntos delitos de ultraje a los símbolos de la patria, desacato y desórdenes públicos. Amnistía Internacional lo considera un preso de conciencia.

Al rapero Castillo, en prisión desde mayo de 2021, se le imputan los presuntos delitos de desacato, «difamación de las instituciones y organizaciones y de los héroes y mártires», atentado y desórdenes públicos.

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas ha exigido la liberación inmediata de Castillo, pues considera que el proceso en su contra es ilegal.

La causa incluye a otros tres investigados: Félix Roque Delgado (petición de cinco años de cárcel por atentado), Juslid Justiz Lazo (cinco años de trabajo correccional con internamiento por atentado) y Reina Sierra Duvergel (tres años de trabajo correccional sin internamiento por atentado).

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%