Kiele Cabrera, quien protestó en juego de béisbol, denuncia más de 500 desaparecidos en Cuba

La joven que saltó al campo en el Preolímpico jugado en West Palm Beach mostró su apoyo a la población cubana

Kiele Cabrera denuncia desapariciones en Cuba. (Ricardo Quintana-Facebook/Joel Rodríguez-Facebook).

La joven cubanoamericana Kiele Alessandra Cabrera, quien se lanzó al campo de béisbol en el partido de Cuba contra Venezuela en el Torneo Preolímpico para protestar por la libertad de Cuba, denunció el medio millar de desapariciones en la Isla.

Tras la ola de protestas que comenzó el pasado 11 de julio, más de 500 ciudadanos cubanos se encuentran desaparecidos al haber sido detenidos por las autoridades.

Kiele, quien se volvió viral tras saltar al campo de juego en el partido celebrado en West Palm Beach, con una pancarta con la leyenda “¡Cuba libre!”, ahora se pronuncia sobre la represión de las autoridades.

La joven, estudiante de la Universidad Internacional de Florida (FIU), denunció la detención arbitraria de al menos 500 ciudadanos en la jornada que se ha denominado como el 11J.

“Lo que está pasando hoy día en la Isla de Cuba es una cosa atroz, hay más de 500 desaparecidos y hay gente que están siendo mutilados y torturados en la prisión de Villa Marista”, explicó.

Hizo hincapié en que la situación se conoce fuera de la Isla y mostró su respaldo a la población.

“Sabemos muy bien lo que está pasando dentro de nuestra Isla y tienen que saber que el exilio cubano está con ustedes, la juventud del exilio está con el pueblo de Cuba”, añadió.

Invitó a los ciudadanos en el exilio a no enviar más remesas a Cuba, pues solo enriquecen a los gobernantes de la Isla.

“Nos vamos a educar, sabemos que mandando a ustedes remeses solo pone dinero en el bolsillo de la dictadura. Vamos a dar el apoyo necesario a nuestro pueblo y vamos a seguir adelante con la lucha hasta la libertad. ¡Viva Cuba libre!”, concluyó.

Aunque las protestas iniciaron de modo pacífico, el gobierno de Cuba respondió desde el primer día con represión violenta, enviando además de policías y agentes de la Seguridad del Estado, a sus las fuerzas armadas (FAR).

Desde el domingo 11 de julio se denunció el uso de armas de fuego contra los civiles, y en los días siguientes surgieron videos en los que se apreciaba a la población huyendo de los tiros, videos de las golpizas que recibían de las autoridades, y reportes de los heridos en los hospitales.

Todo lo anterior se conoció a pesar del apagón de internet que el gobierno mantuvo por alrededor de una semana, y trascendió también que las autoridades agredieron indistintamente a mujeres y menores de edad.

El gobierno cubano ha negado el uso de la violencia contra sus ciudadanos a pesar de los múltiples videos y fotos que han surgido.

También negó que hubiera protestas y recientemente negó también que haya desaparecidos en la Isla, aunque las denuncias de los familiares abundan en las redes sociales.

Hace unos días, el gobierno justificó las detenciones arbitrarias, señalando que, según las leyes cubanas, no están obligados a notificar a los familiares sobre la detención.

Ahí mismo señalaron que tampoco es necesario que haya cargos legales para arrestar a un ciudadano, sino que estos pueden imputársele después de hasta 7 días detenido.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.