Juan Carlos Hernández, padre de un joven cubano de 17 años que perdió la vida en la provincia de Camagüey tras ser atropellado por un conductor que circulaba bajo los efectos del alcohol, sigue pidiendo justicia luego de un año del incidente.

“Juré ante el cadáver de mi hijo que lucharía sin descanso contra toda injusticia, por una Cuba justa, sin más crímenes y atropellos con el pueblo, lucharé hasta la muerte o ver a Cuba libre”, sostuvo en un post en la red social Facebook.

El pasado 29 de septiembre hizo un año del accidente en el municipio de Minas, luego de que el chafer saliera de una fiesta en “total estado de embriaguez” y se subiera con el auto encima de la acera, donde atropelló al joven.

“Hoy hace un año que por NEGLIGENCIA de un chófer borracho mató a mi hijo, y por mal proceso, corrupción y manipulación de las autoridades competentes, todavía no se ha hecho justicia por el horrendo crimen”, dijo el padre.

También apuntó que hasta el día de hoy los familiares y amigos solo hen recibido amenazas, maltrato y manipulaciones desde el mismo día del crimen.

“Sé que hasta que no se acabe con este sistema mentiroso, corrupto y manipulador, este y muchos crímenes más quedarán impunes, pero tengo la seguridad que a esta tiranía no le queda mucho, porque con sus abusos con el pueblo y su mal actuar en general, los mismos esbirros comunistas están desmoronando la dictadura”, aseguró Hernández.

Juan Carlos Hernández Guilléniba en su bicicleta junto a su novia y otros dos amigos cuando lo impactó el vehículo de chófer borracho, que conducía a gran velocidad y chirriando ruedas, lanzándolo a más de 30 metros de distancia.

“Lo arrastró 30 metros y siguió su camino. A los 500 metros este sujeto se percató porque las personas que le acompañaban le avisaron. Regresó y mi hijo estaba agonizando, a los 15 minutos murió. Mi hijo estaba en 12 grado en el preuniversitario Salvador Cisneros y era uno de los mejores expedientes del centro”, dijo el padre.

En declaraciones el pasado año a CiberCuba, el padre de la víctima aseguró que la policía liberó a los dos días al autor de este trágico suceso y, simplemente, le impusieron una fianza de dos mil pesos.

Juan Carlos Hernández no se ha cansado de pedir justicia por la muerte en su hijo, lo que ha debastado a su familia.

“Para mí y para mi familia éste ha sido el golpe más duro de nuestras vidas. Todos nuestros corazones se apagaron pues perdimos a nuestro niño por culpa de un irresponsable que no quiere pagar por el delito que cometió. Es lo más duro y doloroso por lo que se puede pasar en este mundo. Nos destrozó a todos para toda la vida”, afirmó.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.