Juicio contra preso político Yasser Rodríguez: fiscalía pide 7 años de cárcel

El albañil fue detenido por protestar contra el gobierno en redes sociales y escribir carteles en su casa

El activista cubano Yasser Rodríguez permanece en prisión desde el año pasado. (Foto: Yasser Rodríguez – Facebook)

Los juicios contra manifestantes del 11J y detenidos por otras situaciones políticas continuaron este viernes. Este viernes trascendió el caso del albañil Yasser Fernando Rodríguez González, a quien la fiscalía pide siete años de cárcel.

Lázaro Rodríguez, padre del detenido, comentó al medio independiente CubaNet que el juicio inició pasada la 1:00 p. m. y quedó concluso para sentencia por el supuesto delito “incitación a la rebelión”.

Rodríguez González se encuentra en la prisión Combinado del Este desde noviembre de 2020 por haber hecho publicaciones en Facebook contrarias al régimen castrista y escribir carteles del mismo tipo en la fachada de su casa.

En la vista oral, el fiscal se comportó muy agresivo contra el cubano e inclusive lanzó las típicas acusaciones que recibe cualquier opositor en el país. El funcionario acusó a Rodríguez González de ser pagado y tener relaciones con dos “terroristas” de Miami, pero curiosamente al momento del juicio no se acordaba del nombre de ellos.

El fiscal, sin pruebas, señaló que el detenido, de 38 años, solo quería un derramamiento de sangre en Cuba y trató de culparlo como el organizador de las protestas masivas del 11 de julio, que ocurrieron en decenas de puntos de la Isla.

Rodríguez González, además de admitir que sí escribió carteles en su casa y otros puntos de la capital cubana, acusó a las autoridades castristas de ser corruptas y mentirosas, así como inoperantes para resolver los problemas del país.

El preso político habló específicamente del caso de su hermano enfermo, quien desde hace más de dos años, junto con su esposa e hijo, está pidiendo refugio en casa de familiares y amigos porque se quedó sin hogar y no recibió la ayuda del Instituto Nacional de la Vivienda.

El padre del prisionero político también denunció ante el medio independiente que los juicios se realizan a puerta cerrada y únicamente se permite el acceso a un familiar por procesado, supuestamente por motivo de la pandemia; sin embargo, a las afueras hay un gran número de militares y agentes vestidos de civiles haciendo vigilancia.

El maltrato y las mentiras contra el convicto de conciencia también se debe a que aún estando tras las rejas no han cesado sus denuncias ante los abusos de las autoridades.

Rodríguez González contó a principios de noviembre que los detenidos por el 11J en el Combinado del Este eran víctimas de decomisos para evitar protestas dentro de este centro penitenciario.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%