Jueza cubanoamericana de Hialeah entre candidatas a puesto en Corte Suprema de EE.UU.

La jueza cubanoamericana Bárbara Lagoa figura entre las propuestas del presidente de Estados Unidos, para asumir un puesto en la Corte Suprema de ese país tras la muerte de Ruth Bader Ginsburg.

Lagoa, de 52 años e hija de exiliados cubanos, había sido nominada en 2019 por el mismo Trump para formar parte de uno de los órganos judiciales más importantes del país: el Tribunal de Apelaciones del Onceno Circuito en Atlanta.

El Onceno Cicuito es uno de los 13 tribunales federales de apelación de Estados Unidos y figura entre los órganos judiciales más congestionados de la nación, con jurisdicción de casos de los estados de Florida, Alabama y Georgia. Cuenta con 12 jueces activos.

Con un reconocido servicio en el sistema judicial del país norteamericano, fue además jueza de la Corte Suprema de la Florida, convirtiéndose en la primera mujer latina en asumir ese cargo al ser elegida por el gobernador del estado, Ron DeSantis. Había pasado más de una década como juez en un tribunal de apelaciones intermedio en Florida.

Trump hizo la propuesta para ocupar el escaño en la Corte Suprema de la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg la próxima semana, anunciando que «probablemente» elegiría a una mujer. La jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg murió el viernes de cáncer de páncreas en Washington, a los 87 años.

El fallecimiento de Ginsburg le dio al presidente Trump la oportunidad de expandir la mayoría conservadora del tribunal, en un momento de profunda división en Estados Unidos y a las puertas de una elección presidencial en noviembre próximo.

Trump emitió una lista actualizada de 20 posibles candidatos conservadores para la Corte Suprema. La nueva lista incluye a tres senadores republicanos (Ted Cruz, Tom Cotton y Josh Hawley) y los ex fiscales generales estadounidenses Paul Clement y Noel Francisco, indica un reporte de CNN.

“Aparte de los asuntos de guerra y paz, la nominación de un juez de la Corte Suprema es la decisión más importante que puede tomar un presidente estadounidense”, dijo Trump.

Además de la cubanoamericana Lagoa, el mandatario estadounidense propuso a Amy Coney Barrett, una católica conservadora que es actualmente jueza de Circuito de la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de los Estados Unidos

Lagoa nació en la ciudad de Hialeah y recibió su licenciatura cum laude en 1989 de la Universidad Internacional de Florida, donde se especializó en inglés. Recibió su Doctorado en Jurisprudencia de la Facultad de Derecho de la Universidad de Columbia en 1992, donde se desempeñó como Editora Asociada de Columbia Law Review.

Tras ejercer en la práctica privada por 11 años y fungir como fiscal federal asistente en el distrito Sur de Florida desde 2003, Lagoa fue nombrada por el entonces gobernador Jeb Bush para ocupar un escaño en la Corte de Apelaciones del Tercer Distrito de Florida, en 2006, lo que la convirtió en la primera mujer hispana y la primera cubanoamericana en ostentar un puesto con ese rango judicial.

También fue presidenta del Comité Asesor de Ética Judicial de Florida, entre 2015 y 2016. En 1999 integró del equipo de abogados que representó a la familia del niño balsero Elián González en el intento porque permaneciera en Estados Unidos.

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%