Joven cubana muere por presunta negligencia médica en Guantánamo

“Los médicos no cumplieron con el protocolo en una emergencia de un paciente que llega con una hipertensión arterial y cuadro de epilepsia”

La condición médica de la joven habría empeorado hasta la gravedad debido a la mala atención recibida en emergencias en un hospital de Guantánamo. (Collage: Ariel Acosta-Facebook)

Beliza Almenares Massó, de 23 años, es el nombre de la joven cubana que murió este martes en Guantánamo por una presunta negligencia médica, que le causó lesión cerebral difusa irreversible.

“Los médicos no cumplieron con el protocolo en una emergencia de un paciente que llega con una hipertensión arterial y cuadro de epilepsia”, denunció en sus redes sociales Ariel Acosta, esposo de la mujer.

En el hospital general “Agustino Neto”, en Guantánamo, el personal que atendió a la joven en urgencias afirmó las convulsiones que tenía no eran reales, por lo que “no la medicaron correctamente”.

Como consecuencia, “estas convulsiones le provocaron un estatus convulsivo y eso a su vez un daño cortical cerebral”, agregó el hombre que exigió justicia al Ministerio de Salud Pública (Minsap).

En otro post, Ariel Acosta informó que los médicos dijeron a la familia que Beliza Almenares Massó tenía una “lesión cerebral difusa irreversible”, por lo que la ciencia había terminado su trabajo. Pidió entonces orar por su esposa, madre de dos niños pequeños, pero lamentablemente falleció.

Por sus denuncias y exigir justicia, el hombre ha sido atacado en redes sociales; su agresor ha intentado vincular la tragedia vivida por su familia con la política.

“¿Por qué quiere llevar a la política este dolor que estamos sufriendo yo, su padre, la madre, la abuela, los amigos (…) lo único que debía hacer era hacer justicia y mostrar que el sistema de salud le importa el pueblo, y que castiga con mano fuerte a aquellos que actúen mal en su centro de trabajo manchando el buen trabajo de muchos sí hacen bien…?”, escribió decepcionado.

En los comentarios de sus publicaciones, Ariel Acosta encontró el apoyo de decenas de internautas. La mayoría reconoció haber sufrido en carne propia maltratos en algún centro de salud cubano y consideró que quien cuestionaba la denuncia del hombre era una ciberclaria escondida detrás de un perfil falso.

“Trabajo en estomatología, y le puedo dar la razón al muchacho porque he presentado problemas de salud y he asistido al hospital y visto casos como ese. Me han dejado tirada ahí hasta que ellos han tenido tiempo de soltar el teléfono para luego atenderme. No es fácil lo que se está viviendo, somos malos entre nosotros mismos, sabiendo que el que va a un hospital es porque se siente mal, no porque está en su casa aburrido”, comentó Geannys Thomas.

Las denuncias por malas atenciones y negligencias médicas son comunes en las redes sociales y han cobrado la vida a muchas personas, entre ellas menores de edad. Tal es el caso de la niña Lisaira, de seis años, que falleció sin que una ambulancia llegara a tiempo para llevarla de un hospital a otro.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%