Jesuita expulsado por el régimen: ‘Cuba vive los peores momentos de su historia’

El todavía superior de los jesuitas cubanos David Pantaleón, señala que los migrantes son los que mantienen a sus familias dentro de la Isla.

Sacerdote superior de los jesuitas cubanos David Pantaleón. LAS CALIENTES DEL SUR

David Pantaleón, el sacerdote superior de los jesuitas en Cuba, afirmó que la Isla «vive los peores momentos de su historia» y que de «los cubanos sobreviven (a la escasez) los que tienen familia en el exterior», reportó el medio dominicano Las calientes del sur.

El todavía superior de los jesuitas en Cuba (aunque haya sido expulsado de la Isla recientemente), explica que cayó en desuso el término despectivo «gusano» para los que emigran, principalmente a Miami, muy promovido por el oficialismo desde 1959. Cree que existe un profundo agradecimiento hacia los emigrantes por su ayuda a los que quedan en la Isla.

«Ya no hay un tono despectivo contra los emigrantes. Los cubanos, me decían: ‘vivo de la FE’, y no sabía, cuando era un recién llegado a la Isla (2017), que querían decir que sobreviven gracias a su ‘Familia del Exterior'».

En la entrevista realizada con Las calientes del sur Pantaleón especificó que en Cuba quedan 15 sacerdotes jesuitas, distribuidos en cinco provincias: tres en Santiago de Cuba, tres en Cienfuegos, tres en Camagüey, y seis en La Habana.

Sobre la actual crisis migratoria cubana, el jesuita señaló que emigrar es el «negocio de la angustia». La cifra actual de salidas sobrepasa los registros combinados del Éxodo de Mariel (1980) y la Crisis de los balseros (1994).

Como causa de su expulsión de la Isla, Pantaleón señala «el acompañamiento a los presos políticos. Se trata de jóvenes, incluso de 18 años, condenados a penas de 30 años por protestar contra la falta de libertad y el derecho a expresarse. Acompañar presos es algo que la iglesia siempre ha hecho en todos los contextos políticos del mundo.»

«Una monja recordaba en una reunión en La Habana que Raúl y Fidel Castro, privados de libertad en la década del 50 del siglo pasado, recibieron el apoyo de la iglesia sin miramiento alguno», explicó el jesuita.

«Hay gente en el Gobierno —considera Pantaleón—, que se da cuenta que el único camino es la inclusión. Cuba no puede caminar sin ellos (los que piensan distinto). Nosotros (los jesuitas) hablamos de reconciliación y diálogo, de un camino que incluya al otro.»

Sobre el acceso a la vivienda en Isla el religioso opinó que «es terrible. Dramático. Los jóvenes no pueden casarse y, sí lo hacen, tienen que vivir con sus padres en la sala. Ya ni se plantean tener un hijo. Las construcciones de la ciudad las puedes ver cayéndose a pedazos, porque no hay recursos suficientes para atender tantas urgencias. Las colas para conseguir alimentos son kilométricas.»

El sacerdote David Pantaleón, superior de los Jesuitas en Cuba, fue expulsado de la Isla a causa de sus frecuentes declaraciones a favor de la sociedad civil independiente y sus críticas al régimen.

La forma utilizada por el régimen cubano para sacarlo de la Isla fue no renovándole la residencia, lo que ocurrió desde inicios de 2021, pero al no salir del país en ese tiempo pudo mantener sus labores.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%