Invasión de Rusia a Ucrania: Moscú dice que la contraofensiva de Ucrania en el sur ha fracasado y Kiev lo contradice

Rusia dice estar dispuesta a que un retén del OIEA se quede en la central de Zaporiyia.

Un militar ruso hace guardia cerca de un centro comercial dañado tras un bombardeo en Donetsk. YURI KOCHETKOV EFE/EPA

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo el miércoles que los intentos de Ucrania de montar una contraofensiva en el sur del país habían fracasado, y que sus fuerzas sufrieron grandes pérdidas en equipos y hombres, reporta Reuters.

En su sesión informativa diaria, el Ministerio de Defensa ruso dijo que sus fuerzas habían derribado tres helicópteros ucranianos y que Kiev había perdido cuatro aviones durante dos días de combates en la línea de frente Mykolaiv-Kriviy Rih y en otras áreas del sur.

Sin embargo, un funcionario regional ucraniano dijo este miércoles que las fuerzas ucranianas han tenido «éxitos» en tres áreas de la región ocupada por Rusia de Jersón.

Yuriy Sobolevskyi, subjefe del consejo regional de ese territorio, dijo a la emisora nacional de noticias de Ucrania que las tropas ucranianas habían tenido éxito en los distritos de Jersón, Beryslav y Kakhovka, pero se negó a dar detalles.

«Ahora es el momento de apoyar a nuestras fuerzas armadas… Ahora no es el momento de hablar sobre los éxitos específicos de nuestros muchachos», dijo, haciéndose eco de la insistencia del ejército ucraniano en un bloqueo informativo casi total sobre la ofensiva.

Sobolevskyi instó a los ucranianos a apoyar a sus fuerzas armadas con «todo lo que puedan», ya que la ofensiva estaba consumiendo una gran cantidad de recursos. «En este momento, los drones y las municiones se están utilizando allí como material prescindible», dijo.

Sigue en este espacio de DIARIO DE CUBA lo que ocurre en la guerra en Ucrania.


SILOS DE GRANO EN EL PUERTO DE MYKOLAIV GOLPEADOS POR ATAQUE RUSO

Los silos de grano en el segundo puerto más grande de Ucrania, Mykolaiv, fueron alcanzados por los bombardeos rusos de la ciudad el martes, lo que provocó un incendio que aún ardía el miércoles, dijo el servicio de emergencias de Ucrania, reporta Reuters.

«Como resultado del bombardeo de Mykolaiv, los silos de granos en una instalación de infraestructura en el distrito de Korabelny se incendiaron», dijo el miércoles el servicio de emergencias en Facebook. “Continúan los combates de incendios”.

Publicó fotos que mostraban agujeros en los techos de metal de al menos dos silos y cuerpos de bomberos vertiendo agua en las instalaciones dañadas. Se había afectado un área de 200 metros cuadrados, dijo, sin dar más detalles.


MOSCÚ DICE ESTAR DISPUESTA A QUE UN RETÉN DEL OIEA SE QUEDE EN LA CENTRAL DE ZAPORIYIA

Este miércoles los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica han salido de Kiev en dirección a la central nuclear de Zaporiyia y Rusia se ha mostrado dispuesta a que un retén de la agencia, dependiente de la ONU, se establezca de forma permanente en la planta, recogió el diario El País.

Hasta ahora, Rusia no se había mostrado muy partidaria de que la agencia de la ONU que supervisa la energía atómica se estacionase en la central, que controla y donde tiene tropas acuarteladas. El OIEA sí había expresado su deseo de que así fuera, además de una desmilitarización total de la zona, de modo que ni ucranianos ni rusos tengan motivos para atacarse en las inmediaciones. 

En las últimas semanas, se han producido numerosos ataques, de los que Kiev y Moscú se acusan mutuamente. 

El equipo de inspectores del OIEA, encabezado por el director del organismo, Rafael Grossi, llegará el jueves a la planta. Su intención es quedarse varios días, aunque un portavoz prorruso dijo este miércoles que la inspección en sí solo duraría «un día o dos». Luego, se quedarían seis u ocho días más, según esa fuente, citada por la agencia rusa TASS, que no ha explicado para qué. 

Según un reportero de Reuters, que acompaña al convoy, los inspectores han llegado y pasarán la noche en la ciudad de Zaporiyia, a unos 120 kilómetros por carretera de la central. Según ha sugerido Grossi, la misión deberá durar «varios días».

«Tenemos una tarea muy importante que hacer: verificar la situación allí, ayudar a estabilizar la situación todo lo que podamos. Vamos a una zona de guerra, vamos a un territorio ocupado y esto requiere garantías, no solo de Rusia sino también de Ucrania. Hemos sido capaces de lograrlas», dijo Grossi a los periodistas en Kiev antes de salir hacia la central.


ALEMANIA INVESTIGA POR ESPIONAJE EN BENEFICIO DE RUSIA A DOS ALTOS FUNCIONARIOS DEL MINISTERIO DE ECONOMÍA Y CLIMA

Los servicios de inteligencia alemanes investigan por espionaje en beneficio de Moscú a dos altos funcionarios del Ministerio de Economía y Clima, según ha informado este miércoles el semanario Die Zeit. La Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), responsable de la contrainteligencia, ha abierto una investigación después de que varios miembros del ministerio expresaran sus sospechas sobre los dos altos funcionarios, reporta France Presse.

Preguntado por este medio, el Ministerio de Economía y Clima no ha dado más detalles de la noticia. Según Die Zeit, los dos funcionarios llamaron la atención de sus colegas defendiendo posiciones prorrusas y criticando las decisiones del Gobierno del canciller alemán, Olaf Scholz, en materia energética, en particular la suspensión en febrero del gasoducto Nord Stream 2 que une Rusia con Alemania. Este gasoducto, a pesar de estar completamente construido, no está en servicio como represalia a la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Uno de los dos sospechosos realizó una estancia de estudios en Rusia. Los dos funcionarios también mantienen una «cercanía emocional» con Rusia, según el semanario. 

Alemania se ha visto sacudida en los últimos años por varios casos de espionaje atribuidos a Rusia. La dependencia de la economía más grande de Europa del suministro de gas ruso ha demostrado ser un punto débil en el país desde la invasión de Ucrania. 


LAS TROPAS UCRANIANAS HACEN RETROCEDER A LAS RUSAS EN EL SUR, SEGÚN EL REINO UNIDO

El ejército ucranio está haciendo retroceder al ruso en algunos puntos del sur, tras iniciar una ofensiva a gran escala el lunes, según el último parte de inteligencia del Ministerio británico de Defensa. Ante ello, Rusia probablemente intentará recuperar esos avances con tropas de reserva y refuerzos enviados desde el este.

El Gobierno británico afirma que «las fuerzas blindadas ucranianas mantienen su asalto al grupo de ejércitos ruso en el sur en varios ejes» de la zona sur el país y «han hecho retroceder la línea del frente algo de distancia en algunos lugares, explotando las relativamente frágiles líneas de defensa rusas».

Ante ello, sigue el informe, Rusia, «en línea con su doctrina», probablemente «intentará cerrar esos huecos en sus líneas» con unidades de reserva previamente designadas, que incluyen probablemente tropas enviadas desde el frente este, el de la región de Donbás. También intenta Rusia, según Londres, acelerar sus esfuerzos para formar refuerzos militares que enviar a Ucrania y cita que un batallón de voluntarios (soldados contratados) han salido de su base cerca de Moscú, «con mucha probabilidad» con destino a Ucrania. 

Sin embargo, Londres duda del nivel de estas nuevas tropas. «No se sabe la efectividad operacional de estas unidades. Con toda probabilidad, el 3º Cuerpo de Ejército [el enviado desde Moscú] está corto de personal y sus tropas tienen un adiestramiento limitado».


AL MENOS 230 NIÑOS HAN DESAPARECIDO EN UCRANIA DESDE EL INICIO DE LA INVASIÓN

Al menos 230 niños permanecen desaparecidos en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, el pasado 24 de febrero, según datos hechos públicos este miércoles por la Fiscalía General del país en el portal Niños de la guerra, informa EFE.

Según estos datos, que difunden agencias locales, además de los 230 niños desaparecidos, 7.297 niños fueron deportados desde Ucrania a otros lugares fuera del país. Al mismo tiempo, hasta el día de hoy, han sido localizados 5.177 niños que habían sido dados por desaparecidos en algún momento y 53 de ellos ya han sido devueltos a sus entornos.

Cabe señalar que 1.114 niños han sido víctimas de la invasión militar a gran escala llevada a cabo por Rusia en Ucrania. «A partir de la mañana del 31 de agosto de 2022, el número oficial de niños asesinados no cambió con respecto al día anterior: 379 en total. Los datos sobre los heridos tampoco cambiaron: más de 735», se lee en el citado informe.

Según la Fiscalía General, estas cifras no son definitivas, ya que se están realizando esfuerzos para determinar las bajas en las áreas de hostilidades activas, en los territorios temporalmente ocupados y en los que han sido liberados. Las fuerzas armadas de la Federación Rusa causaron daños a un total de 2.328 instituciones educativas en Ucrania, de las cuales 289 resultaron completamente destruidas. En las zonas ocupadas por los rusos se obliga a los padres a enviar a los niños a las escuelas instauradas por ellos, amenazando con separarlos de sus familias, dice la Fiscalía. 


Cinco muertes en Jarkov

Al menos cinco personas han muerto y otras siete han resultado heridas en los bombardeos que han lanzado este martes las tropas rusas sobre la ciudad ucraniana de Járkov, según ha informado su alcalde, Ihor Terejov, un día después de varias ofensivas que dejaron tras de sí otros dos fallecidos, reporta Europa Press.

Terejov dijo en su perfil de Telegram que el bombardeo ha caído sobre una zona «bastante grande» en el centro de la ciudad de Ucrania y que se han registrado impactos en infraestructuras civiles, como edificios residenciales e incluso una escuela.

Los ataques realizados por Rusia han provocado varios incendios, por lo que las cifras de víctimas están sujetas a posibles variaciones, añadió Terejov. 

Tropas rusas y ucranianas libraban el martes intensos combates en la región meridional de Jersón, en medio de la contraofensiva de Kiev para recuperar zonas ocupadas por Moscú, indicó la presidencia del país.


COMBATES INTENSOS EN EL SUR DE UCRANIA ANTE CONTRAOFENSIVA DE KIEV

«Durante todo el día (lunes) y toda la noche se produjeron potentes explosiones en la región de Jersón. Se están produciendo intensos combates en casi todo el territorio de la región», dijo la presidencia ucraniana en su informe matutino, reporta la AFP.

«Las fuerzas armadas ucranianas lanzaron acciones ofensivas en varias direcciones», agregó.

Según este informe, sus fuerzas destruyeron «cierto número de depósito de municiones» y «todos los grandes puentes» que permiten a los vehículos atravesar el rio Dniépr.

Ubicada a orillas del mar Negro, la mayoría de la región de Jersón y su capital homónima fueron capturadas al principio de la guerra por las tropas rusas, que avanzaron desde la vecina península de Crimea, anexada por Moscú en 2014.

Con la guerra en la región oriental del Donbás estancada, los analistas previeron durante semanas que los combates podían trasladarse al sur para romper este punto muerto antes de la llegada del invierno.

En la víspera, las autoridades locales y el ejército ucraniano anunciaron esta contraofensiva, especialmente con el objetivo de retomar la ciudad de Jersón, que tenía 280.000 habitantes antes del conflicto.

En su discurso nocturno, el presidente Volodimir Zelenski evitó dar detalles sobre esta maniobra, pero se mostró desafiante ante Moscú.

«Los ocupantes deberían saber que los vamos a empujar hasta su frontera (…) Si quieren sobrevivir, es el momento de que el ejército ruso huya. Id a casa», aseguró.


BOMBARDEOS EN JÁRKOV

En la madrugada del martes, el comando «Sur» del ejército ucraniano señaló en Facebook que la situación era «tensa» en su zona de acción. «El enemigo atacó nuestras posiciones en cinco ocasiones, pero todas fueron un fracaso», aseguró.

También informó de «un bombardeo masivo durante la jornada» en la ciudad de Mikolaiv, a 60 km de Jersón y controlada por Kiev, que provocó dos muertos, 24 heridos y daños «importantes» en edificios e infraestructuras, informa la AFP.

Desde Rusia, el ministerio de Defensa dijo el lunes que la contraofensiva de Ucrania había «fracasado estrepitosamente» y había resultado en «fuertes pérdidas» para las tropas de Kiev.

Los bombardeos rusos continuaron en el resto de la línea del frente, que se extiende de norte a sur.

En la segunda ciudad ucraniana, Járkov (noreste), el alcalde Igor Terekhov denunció un bombardeo el martes en su centro urbano que mató a cinco personas e hirió a siete.

El gobernador regional, Oleg Sinegubov, ofreció un saldo algo interior de cuatro muertos y cuatro heridos.

«Los ocupantes rusos bombardearon los distritos centrales de Járkov», dijo en Telegram, pidiendo a la población que se quede «dentro de los refugios».

Por otro lado, el gobernador de la región de Zaporiyia (sur), Oleksandr Starukh, dijo el martes de madrugada que Rusia había lanzado un ataque con misiles contra la ciudad homónima que no dejó víctimas.


MISIÓN A ZAPORIYIA

Esta región es desde hace semanas foco de tensiones y preocupaciones por los bombardeos sobre la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, de los que rusos y ucranianos se responsabilizan mutuamente.

El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) dijo el lunes que una misión de apoyo y asistencia estaba «en camino» a Zaporiyia y llegaría «esta semana».

El organismo de control nuclear de la ONU lleva meses pidiendo visitar el lugar, advirtiendo del «riesgo muy real de una catástrofe nuclear».

Acusada por Kiev de haber colocado unidades de artillería dentro de la central, Rusia juzgó «necesaria» esta inspección, dijo el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov.

Después de más de seis meses, el conflicto tiene repercusiones mundiales, especialmente en los mercados de energía y de alimentos.

En el plano energético, la suministradora francesa Engie anunció el martes que el gigante ruso Gazprom redujo todavía más sus entregas de gas alegando una discrepancia sobre los contratos, lo que puede contraer más el mercado europeo.

En el plano humanitario, la guerra entre dos grandes productores de cereales disparó los precios de los alimentos y hace temer por un aumento de la hambruna.


UCRANIA ACUSA A RUSIA DE ROBARLE ENTRE 500.000 Y 800.000 TONELADAS DE GRANO

Ucrania acusa a Rusia de haberle robado «entre 500.000 y 800.000 toneladas de grano», un tema «muy sensible» que se está abordando a nivel diplomático y de la Justicia, según ha dicho este martes el viceministro de Agricultura ucraniano, Markiyan Dmitrasevich, que ha participado por videoconferencia en un evento en Bruselas, reporta EFE.

«Tenemos diferentes estimaciones [sobre el robo de grano]: de 500.000 toneladas a 800.000 toneladas», dijo el titular ucraniano.

El viceministro pasó revista a los retos que afronta su país, que hasta antes de la guerra era el granero del mundo, para seguir produciendo y exportando su producción en las difíciles circunstancias debidas a la agresión rusa. Dmitrasevich señaló que las rutas por mar iniciadas tras el acuerdo entre Ucrania y Rusia gracias a la mediación turca y de la ONU, no se pueden considerar estables por el momento.

Sobre las «vías de solidaridad» que auspicia la UE para poder sacar el grano por tierra, ferrocarril y carretera, el titular ucraniano señaló que ha habido «muchos progresos», especialmente gracias a la cooperación de Polonia y Rumanía, que han facilitado la reducción de la burocracia para facilitar el tránsito. No obstante, persisten los problemas para exportar, reconoció el titular ucraniano, que además se refirió al peligro que plantea el hecho de que una parte «inmensa» del territorio agrícola de ese país haya sido minado.

Por otra parte, se refirió a la escasez de fertilizantes e indicó que pese a que en Ucrania se intenta producir utilizando menos cantidades de esas sustancias, existe el riesgo de que en la próxima temporada haya entre un 30% y un 60% menos de tierras cultivadas. La conferencia sobre seguridad alimentaria, celebrada en el Club de Prensa de Bruselas, debatió el impacto de la invasión rusa de Ucrania en la seguridad alimentaria global. Reunió entre otros participantes al presidente y director ejecutivo del productor mundial de fertilizantes EuroChem, Samir Brikho.

Brikho pidió asegurar la libre circulación de los fertilizantes, alertando de que si se sigue adelante con las barreras existentes, los precios agroalimentarios no se duplicarán sino triplicarán e incluso puede que suban aún más. 


UCRANIA AFIRMA QUE HA CORTADO EL APOYO LOGÍSTICO QUE RECIBEN LAS TROPAS RUSAS A TRAVÉS DEL RÍO DNIPRO

El Ejército ucraniano ha cortado el apoyo logístico de los invasores rusos a través del río Dnipro, en la región de Jersón, a través de ataques puntuales a puentes, pontones y transbordadores, según la portavoz de las Fuerzas Armadas del Sur, Natalia Humeniuk. 

En una conferencia de prensa virtual, Humeniuk no ha descartado este martes que Rusia siga intentando instalar pontones o transbordadores, pero ha dicho que estos serán blanco permanente de ataques ucranianos.

Humeniuk ha negado que los daños producidos en la central hidroeléctrica de Nova Kakhkova se debieran a ataques ucranianos a un puente cercano. Ucrania, ha explicado Humeniuk, no busca destruir ese tipo de infraestructuras en las zonas ocupadas. Nova Kakhovka era el último punto en el que los rusos estaban buscando crear posibilidades de cruzar el río para asegurarse aprovisionamiento. Humeniuk ha dicho que en el área en cuestión hay actualmente un «combate posicional» y no quiso dar más detalles.

Aunque ha confirmado indirectamente que algunos asentamientos han sido liberados, ha dicho que es demasiado pronto para nombrarlos porque todavía son vulnerables a los ataques de la aviación y la artillería del enemigo.

El comando operativo Sur del ejército ucranio informó hoy de que Ucrania atacó el lunes 13 objetivos militares rusos en las áreas de Jersón, Nova Kakhovka y Berislav. Según el informe, la artillería ucraniana y los lanzacohetes múltiples «aumentaron las pérdidas del enemigo a 82 soldados en un día», así como 30 equipos militares, como un sistema de defensa aérea S-300, 2 tanques, 11 obuses y 3 depósitos de municiones.


LA UE DA CINCO MILLONES DE PASTILLAS DE YODURO POTÁSICO A KIEV ANTE EL RIESGO DE EXPOSICIÓN A RADIACIÓN

La Unión Europea ha donado a Ucrania 5,5 millones de pastillas de yoduro de potasio para proteger a la población del país ante la posible exposición a la radiación, dado que debido a la invasión rusa de la antigua república soviética han tenido lugar combates alrededor de la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, informa EFE. 

El yoduro de potasio es una sal de yodo no radiactivo que puede ayudar a impedir que la tiroides absorba el yodo radiactivo, por lo que protege a la tiroides del daño que provocaría la radiación. La tiroides es la parte del cuerpo que es más sensible al yodo radiactivo.

La Comisión Europea ha indicado este martes en un comunicado que el 26 de agosto el Gobierno ucraniano pidió al club comunitario pastillas de yoduro de potasio «como una medida de seguridad preventiva para incrementar el nivel de protección en torno a la central nuclear de Zaporiyia». Los comprimidos se utilizarían «en escenarios limitados para evitar que la tiroides absorba el yodo radiactivo inhalado o ingerido», ha precisado Bruselas.

En respuesta a Kiev, el Centro de Coordinación de la Respuesta a Emergencias movilizó 5,5 millones de pastillas de yoduro de potasio para Ucrania mediante el Mecanismo de Protección Civil de la UE, incluidas 5 millones de las reservas de emergencia de rescEU y 500.000 de Austria. Con un valor financiero total de alrededor de 500.000 euros, la mayor parte de la asistencia se entregará a Ucrania desde la reserva de rescEU situada en Alemania.


LA OFENSIVA UCRANIANA EN JERSÓN COINCIDE CON REPLIEGUES RUSOS

La ofensiva de Kiev en Jersón supone el primer movimiento militar significativo en muchas semanas. Previamente, los ucranianos habían batido los puentes sobre el río Dnipro, para impedir que las tropas rusas se abastecieran con normalidad y tuvieran que hacerlo con los lentos y peligrosos pontones.

Ucrania ha explotado los sistemas Himars para desgastar la logística rusa en profundidad, llegando, incluso, a atacar bases en Crimea con gran éxito.

Asimismo, los guerrilleros en la zona han impedido con sus acciones la celebración de cualquier seudo referéndum organizado por los ocupantes y las fuerzas especiales ucranianas han golpeado al enemigo más allá de las líneas enemigas, lo que hacía presagiar una ofensiva terrestre.

La ofensiva es uno de los deseos de Zelenski, que quiere retomar territorio antes de que llegue el invierno, cuando las condiciones del frío no solo impidan movimientos militares a gran escala, sino cuando el gasto energético pueda ablandar la unidad europea en torno a las sanciones de Putin.

Por otro lado, Rusia ha pasado a la defensiva. En los últimos meses, su Ejército ha conquistado un territorio similar al de Andorra en el Donbás con durísimas pérdidas. Ahora mismo, cada vez es más lento su avance y ha pasado a posiciones defensivas en casi toda la línea del frente.

Una contraofensiva mide las posibilidades reales de Ucrania de retomar terreno y de Rusia de mantenerlo. Putin quiere llegar al invierno con este territorio bien asegurado para sentarse en una mesa de negociación con una baza ganadora. Cualquier pérdida territorial, y más si es Jersón, rompe esos planes. 

En la región de Jersón ya hay numerosas autoridades impuestas por Moscú y la moneda de curso legal es el rublo. La huida de los ucranianos de esta región ocupada fue peligrosa y complicada, aunque el Ejército ruso nunca fue capaz de avanzar más allá de la ciudad de Mykolaiv, a unos 80 kilómetros al noreste de Jersón.


MOSCÚ DICE HABER IDENTIFICADO A UN PRESUNTO CÓMPLICE DEL ATENTADO CONTRA DARIA DÚGUINA

El servicio de seguridad ruso FSB habría identificado a un sospechoso de colaborar en el atentado que mató a Daria Dúguina, hija de Alexander Dugin, uno de los principales ideólogos del giro conservador de Vladimir Putin.

De acuerdo con la información oficial, el sospechoso se nombra Bogdán Tsiganenko, un ciudadano ucraniano al que la nota de prensa del Kremlin define como «miembro de un grupo de sabotaje ucraniano». Este habría entrado en Rusia el 30 de julio a través de Estonia y salió del país un día antes del asesinato.

Dugina, al igual que su padre, era partidaria de lo que Rusia llama su «operación militar especial» en Ucrania. Murió en un atentado con coche bomba en las afueras de Moscú el 20 de agosto, en lo que Putin calificó de «crimen vil y cruel». Moscú culpa a Kiev de estar detrás del ataque y Ucrania niega cualquier participación en el asesinato.

Según la investigación rusa, Tsiganenko habría proporcionado a la presunta autora material del crimen una matrícula falsa de Kazajistán y le habría ayudado a fabricar un artefacto explosivo en un garaje del suroeste de Moscú.

En un vídeo de 11 minutos publicado por el FSB, imágenes de cámaras de seguridad muestran al hombre entrando en Rusia el 30 de julio. Se le ve también entrando y saliendo de un complejo de garajes en Moscú, recolectando lo que el FSB asegura que son placas de matrícula falsas, así como abandonando Rusia en las primeras horas del 20 de agosto.

Otro video también muestra a la ucraniana Natalia Vovk, acusada por el FSB de colocar el coche bomba, merodeando por la zona donde los vehículos estaban estacionados en el festival al que Dúgina asistió poco antes de ser asesinada.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, prometió la semana pasada que no habrá «piedad» para los responsables de la muerte de Dúgina.


UN EQUIPO DE LA OIEA SE TRASLADA A LA CENTRAL NUCLEAR DE ZAPORIYIA PARA «PROTEGER SU SEGURIDAD»

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, anunció el lunes que los expertos del organismo se están dirigiendo a Ucrania para visitar la planta nuclear de Zaporiyia.

«Ha llegado el día. La misión de apoyo y asistencia del OIEA para Zaporiyia ya está en camino», escribió Grossi en su cuenta de Twitter, antes de mostrarse «orgulloso de liderar esta misión».

El funcionario especificó que la misión trabajará en la central nuclear de Zaporiyia a lo largo de esta semana. En esta línea, el director general del OIEA instó a «proteger la seguridad de Ucrania y de la mayor instalación nuclear de Europa».

El domingo tanto el Ministerio de Defensa ruso como la operadora estatal energética ucraniana, Energoatom, confirmaron la total normalidad en los niveles de radiación de la planta nuclear, escenario desde hace semanas de combates entre las tropas de Rusia y las de Ucrania en el marco de la invasión de Moscú.

UCRANIA CIFRA EN 46.500 LOS SOLDADOS RUSOS «ELIMINADOS»

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania contabiliza unos 46.500 los soldados enemigos «eliminados» desde el inicio de guerra con Rusia el pasado 24 de febrero, y hasta el sábado 27 de agosto.

Según datos de las autoridades militares de Ucrania, se han destruido además 1.939 tanques, 4.254 vehículos blindados de combate, 1.045 sistemas de artillería y 274 lanzacohetes múltiples del Ejército de Rusia.


BORIS JOHNSON CULPA  A PUTIN DEL ENCARECIMIENTO ENERGÉTICO GLOBAL

El ex primer ministro británico, Boris Johnson, culpó en un artículo divulgado el domingo en el Mail on Sunday a Vladimir Putin y su «invasión bárbara» de Ucrania, del repunte global en el coste de la energía.

En el artículo, Johnson dice que los próximos meses serán «duros» por las subidas energéticas, pero que Reino Unido remontará la situación, al tiempo que asegura que el Gobierno anunciará el próximo mes otro paquete de ayudas financieras, sea quien sea su sucesor.

Según subraya, «fue la bárbara invasión de Putin la que agitó los mercados energéticos», provocando la subida en los precios de la energía y agravando la crisis del coste de la vida en este país.

«Es la guerra de Putin que está costando (dinero) a los consumidores británicos. Es por esto que se están doblando las facturas energéticas. Me temo que Putin lo sabe, y le gusta», indica.

Johnson teme que algunos políticos europeos «suaves» no soportarán la lucha y arrojarán la toalla este invierno, «retirando las sanciones (a Rusia) y suplicando petróleo y gas ruso», cita la agencia EFE.


ALEMANIA PROMETE MÁS AYUDA MILITAR A UCRANIA EN UNA GUERRA QUE «DURARÁ AÑOS»

La ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, ratificó el sábado que su país seguirá prestando a Ucrania ayuda militar, incluidos suministros de armamento pesado, ante una guerra que, advirtió, «se prolongará aún años».

«Para mí está claro que Ucrania defiende nuestra libertad y nuestro orden pacífico, por lo que seguiremos apoyándole financiera y militarmente por tanto tiempo como sea necesario», dijo la titular de Exteriores del Gobierno de Olaf Scholz, en declaraciones al dominical del popular diario Bild.

El mundo debe asumir «que esta guerra se prolongará aún años», ya que «lamentablemente, el Gobierno ruso tiene la idea fija de doblegar a Ucrania y su pueblo», añadió.


CHINA CUESTIONA A RUSIA POR SUS ACCIONES EN LA PLANTA NUCLEAR DE ZAPORIYIA

China cuestionó la política arriesgada de Rusia sobre la planta nuclear de Zaporiyia en Ucrania, a medida que aumentan los temores de un desastre luego de un casi accidente en el sitio.

Un alto funcionario chino dijo el viernes en la ONU que un solo incidente en la instalación podría causar un accidente nuclear grave «con consecuencias irreversibles para el ecosistema y la salud pública de Ucrania y sus países vecinos».

Geng Shuang, representante permanente adjunto de China en la ONU, pidió a todas las partes involucradas «que ejerzan la máxima moderación, respeten estrictamente el derecho internacional y minimicen el riesgo de accidentes», y agregó: «No debemos permitir que las tragedias nucleares de Chernobil y Fukushima se repitan», citó AP.

Además de una emergencia de salud pública internacional, un accidente grave y una emisión de radiación en la planta serían otro golpe para la economía mundial, ya gravemente afectada por el Covid-19 y la crisis energética.

La advertencia de China es significativa ya que es quizás la única potencia mundial con influencia real sobre el régimen de Putin.

Beijing emitió su declaración pocas horas después de un incidente en Zaporiyia, la planta de energía nuclear más grande de Europa, cuando se cortó la electricidad durante horas, según el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky.

Zelensky dijo que los bombardeos rusos del jueves provocaron incendios en los pozos de ceniza de una central eléctrica de carbón cercana, lo que desconectó la planta de la red eléctrica. Un funcionario ruso afirmó que Ucrania tenía la culpa.

Los generadores diésel de respaldo aseguraron que el suministro de energía a la planta, vital para los sistemas de refrigeración y seguridad allí, continuara, dijo Zelensky.

Instó a los organismos internacionales a actuar más rápido para obligar a las tropas rusas a desalojar el sitio, ubicado en el sur del país.

«Casi todos los días hay un nuevo incidente en la planta de energía nuclear de Zaporiyia o cerca de ella», dijo Rafael Grossi, director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA). «No podemos darnos el lujo de perder más tiempo. Estoy decidido a dirigir personalmente una misión del OIEA a la planta en los próximos días para ayudar a estabilizar la situación de seguridad nuclear allí», afirmó.


RUSIA SE CONCENTRA EN LOGRAR EL CONTROL TOTAL DEL DONBÁS

Rusia ha cambiado sus objetivos en Ucrania tras su incapacidad para lograr avances mínimos en el este del país. Por ello, Zaporiyia y Jersón se han convertido en el centro de las hostilidades, mientras que Odesa, enclave fundamental en el conflicto, parece haber pasado a un segundo plano.

Álvaro de Argüelles, analista de El Orden Mundial especializado en geopolítica, explicó al medio español 20minutos que «la sensación es que ahora el objetivo de Moscú es consolidar el control de los territorios que ya ha tomado, por ejemplo, mediante referéndum, y en general ir esperando cómo evoluciona la situación en los meses de invierno, sobre todo para ver si el apoyo de Occidente a Ucrania decrece con el paso del tiempo».

El Ejército ruso ya «está teniendo problemas de suministro y está claro que nota el desgaste de la guerra. Y además se está quedando sin combatientes».

Putin está tratando de suplir esto «sobre todo a través del grupo Wagner, que está reclutando en zonas desfavorecidas de Rusia y también con la población carcelaria y con reclutamientos en las regiones de Donetsk y de Lugansk».

Por su parte, Ucrania «también nota el desgaste, por mucho que le esté favoreciendo la ayuda occidental».

Pablo del Amo, coordinador de Descifrando la guerra, añadió que Rusia ahora busca «conquistar el óblast de Donetsk, pero es una zona que está muy fortificada porque es el centro de los choques en 2014».

Moscú, por tanto, «está yendo muy despacio». Su estrategia pasa por lanzar toda la artillería, «pero no quieren que haya muchas bajas». El analista avisa de las especulaciones, como puede ser el hecho de que el Kremlin «esté preparando un movimiento más relevante para otoño», aunque es el momento en el que el terreno «puede estar más infranqueable».

«Ahora mismo en la zona de Járkov está habiendo muchísimos bombardeos», continúa. «Eso puede ser porque estén preparando un ataque a gran escala sobre Járkov de cara a los próximos meses, y es un punto clave en el conflicto».

Del Amo sostiene que la guerra «está en un impasse y cada bando quiere revertir la situación en el campo de batalla. 

Más allá de esto, otro objetivo ucraniano pasa por «resistir en la zona del Donbás», aunque lancen también «pequeñas ofensivas en Jersón, aunque sin mucha relevancia».

Estima Del Amo que Ucrania, según sus altos mandos, busca además «una contraofensiva importante precisamente en el sur, para separar a Crimea de la zona desocupada, para quitar el corredor que había hecho Rusia allí».

La duda está en si Ucrania tiene medios para esto: «No estoy muy convencido, aunque hay analistas que dicen lo contrario». Del Amo reitera, con todo, que en el este «la clave ucraniana es resistir» y hace hincapié en que «una cosa es la parte militar y otra la parte política».

Kiev podría ganar capacidad para atacar Crimea y perder este territorio «sería una gran derrota para Rusia». Argüelles no ve que vaya a haber «una gran ofensiva como tal», sino que la meta de Kiev sea «poner a los rusos en una situación tan incómoda que sean ellos los que se vean obligados a retirarse, como se vio en el norte de Ucrania hace unos meses».


ZELENSKI EMPLAZA A LA OIEA A QUE LLEGUE «LO ANTES POSIBLE» A ZAPORIYIA

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, emplazó a la OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica) a que llegue «lo antes posible» a la central nuclear de Zaporiyia para evitar nuevos riesgos como los pasados estos días.

«La situación sigue siendo muy arriesgada y peligrosa. Cualquier repetición de los eventos de ayer, es decir, cualquier desconexión de la planta de la red, cualquier acción por parte de Rusia que podría desencadenar el cierre de los reactores, pondrá nuevamente a la planta a un paso del desastre», afirmó el mandatario en su habitual discurso nocturno.


LA OTAN AVISA DEL DESAFÍO QUE SUPONE UNA MAYOR PRESENCIA DE RUSIA EN EL ÁRTICO

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió el viernes del «desafío estratégico» que supone para la Alianza Atlántica la mayor presencia de Rusia en el Ártico.

Stoltenberg concluyó una visita de tres días a Canadá en la base aérea de Cold Lake, en el noroeste del país, donde están basados los aviones de combate del Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica (Norad) encargados de patrullar el Ártico.

Junto con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el secretario general de la OTAN recalcó que el trayecto más corto para que misiles y bombarderos rusos lleguen a Europa occidental es a través de la región ártica.

Además, Stoltenberg explicó que Rusia está utilizando el Ártico para realizar pruebas de nuevas armas, como los misiles hipersónicos.


RUSIA BLOQUEA EN LA ONU LA ADOPCIÓN DE UN TRATADO DE DESARME NUCLEAR

Rusia impidió el viernes la adopción de una declaración conjunta sobre el tratado de desarme nuclear, tras una conferencia de la ONU de cuatro semanas en la que Moscú ha denunciado aspectos «políticos» del texto.

El Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT, por sus siglas en inglés), que 191 signatarios revisan cada cinco años, tiene como objetivo evitar la proliferación de armas atómicas, promover el desarme completo y fomentar la cooperación en el uso pacífico de este tipo de energía.

El último borrador del texto expresaba una «grave preocupación» por las actividades militares en torno a las centrales ucranianas, incluida Zaporiyia, así como por la pérdida de control de Ucrania sobre estos enclaves y su impacto negativo en la seguridad, indicó AFP.

En la última conferencia de revisión de 2015, las partes tampoco pudieron llegar a un acuerdo sobre asuntos sustanciales.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%