Invasión de Rusia a Ucrania: Kiev inicia su contraofensiva para recuperar Jersón

Ese avance supone el primer movimiento militar significativo en muchas semanas en el conflicto.

Militares ucranianos disparan sobre la región de Donetsk el 26 de agosto. SOFÍA GATILOVA REUTERS

El Comando Sur del Ejército de Ucrania ha comunicado que comenzó su ofensiva para retomar la región de Jersón, en manos de los rusos desde los primeros días de la invasión.

Aleksei Arestovich, asesor militar de Zelenski, indicó: «La batalla por liberar Jersón ha comenzado», mientras que decenas de videos circulan con soldados ucranianos inspeccionando posiciones rusas recuperadas y mostrando objetos de los ocupantes.

Tras una gran preparación artillera, en la que también han participado las lanzaderas Himars para destruir depósitos de armas y nudos de comunicación, los militares ucranianos comenzaron su asalto a las posiciones rusas.

Según las fuentes más fiables, citadas por EFE, los avances vienen del norte, por la región de Kryvyi Rig, y por la cabeza de puente del río Inhulets, aún en posesión de Ucrania, y no directamente sobre la ciudad de Jersón desde Mikolayev.

Sigue en este espacio de DIARIO DE CUBA lo que ocurre en la guerra en Ucrania.


LA OFENSIVA UCRANIANA EN JERSÓN COINCIDE CON REPLIEGUES RUSOS

La ofensiva de Kiev en Jersón supone el primer movimiento militar significativo en muchas semanas. Previamente, los ucranianos habían batido los puentes sobre el río Dnipro, para impedir que las tropas rusas se abastecieran con normalidad y tuvieran que hacerlo con los lentos y peligrosos pontones.

Ucrania ha explotado los sistemas Himars para desgastar la logística rusa en profundidad, llegando, incluso, a atacar bases en Crimea con gran éxito.

Asimismo, los guerrilleros en la zona han impedido con sus acciones la celebración de cualquier seudo referéndum organizado por los ocupantes y las fuerzas especiales ucranianas han golpeado al enemigo más allá de las líneas enemigas, lo que hacía presagiar una ofensiva terrestre.

La ofensiva es uno de los deseos de Zelenski, que quiere retomar territorio antes de que llegue el invierno, cuando las condiciones del frío no solo impidan movimientos militares a gran escala, sino cuando el gasto energético pueda ablandar la unidad europea en torno a las sanciones de Putin.

De acuerdo con la información oficial, el sospechoso se nombra Bogdán Tsiganenko, un ciudadano ucraniano al que la nota de prensa del Kremlin define como «miembro de un grupo de sabotaje ucraniano». Este habría entrado en Rusia el 30 de julio a través de Estonia y salió del país un día antes del asesinato.

Dugina, al igual que su padre, era partidaria de lo que Rusia llama su «operación militar especial» en Ucrania. Murió en un atentado con coche bomba en las afueras de Moscú el 20 de agosto, en lo que Putin calificó de «crimen vil y cruel». Moscú culpa a Kiev de estar detrás del ataque y Ucrania niega cualquier participación en el asesinato.

Según la investigación rusa, Tsiganenko habría proporcionado a la presunta autora material del crimen una matrícula falsa de Kazajistán y le habría ayudado a fabricar un artefacto explosivo en un garaje del suroeste de Moscú.

En un vídeo de 11 minutos publicado por el FSB, imágenes de cámaras de seguridad muestran al hombre entrando en Rusia el 30 de julio. Se le ve también entrando y saliendo de un complejo de garajes en Moscú, recolectando lo que el FSB asegura que son placas de matrícula falsas, así como abandonando Rusia en las primeras horas del 20 de agosto.

Otro video también muestra a la ucraniana Natalia Vovk, acusada por el FSB de colocar el coche bomba, merodeando por la zona donde los vehículos estaban estacionados en el festival al que Dúgina asistió poco antes de ser asesinada.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, prometió la semana pasada que no habrá «piedad» para los responsables de la muerte de Dúgina.


UN EQUIPO DE LA OIEA SE TRASLADA A LA CENTRAL NUCLEAR DE ZAPORIYIA PARA «PROTEGER SU SEGURIDAD»

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, anunció el lunes que los expertos del organismo se están dirigiendo a Ucrania para visitar la planta nuclear de Zaporiyia.

«Ha llegado el día. La misión de apoyo y asistencia del OIEA para Zaporiyia ya está en camino», escribió Grossi en su cuenta de Twitter, antes de mostrarse «orgulloso de liderar esta misión».

El funcionario especificó que la misión trabajará en la central nuclear de Zaporiyia a lo largo de esta semana. En esta línea, el director general del OIEA instó a «proteger la seguridad de Ucrania y de la mayor instalación nuclear de Europa».

El domingo tanto el Ministerio de Defensa ruso como la operadora estatal energética ucraniana, Energoatom, confirmaron la total normalidad en los niveles de radiación de la planta nuclear, escenario desde hace semanas de combates entre las tropas de Rusia y las de Ucrania en el marco de la invasión de Moscú.

UCRANIA CIFRA EN 46.500 LOS SOLDADOS RUSOS «ELIMINADOS»

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania contabiliza unos 46.500 los soldados enemigos «eliminados» desde el inicio de guerra con Rusia el pasado 24 de febrero, y hasta el sábado 27 de agosto.

Según datos de las autoridades militares de Ucrania, se han destruido además 1.939 tanques, 4.254 vehículos blindados de combate, 1.045 sistemas de artillería y 274 lanzacohetes múltiples del Ejército de Rusia.


BORIS JOHNSON CULPA  A PUTIN DEL ENCARECIMIENTO ENERGÉTICO GLOBAL

El ex primer ministro británico, Boris Johnson, culpó en un artículo divulgado el domingo en el Mail on Sunday a Vladimir Putin y su «invasión bárbara» de Ucrania, del repunte global en el coste de la energía.

En el artículo, Johnson dice que los próximos meses serán «duros» por las subidas energéticas, pero que Reino Unido remontará la situación, al tiempo que asegura que el Gobierno anunciará el próximo mes otro paquete de ayudas financieras, sea quien sea su sucesor.

Según subraya, «fue la bárbara invasión de Putin la que agitó los mercados energéticos», provocando la subida en los precios de la energía y agravando la crisis del coste de la vida en este país.

«Es la guerra de Putin que está costando (dinero) a los consumidores británicos. Es por esto que se están doblando las facturas energéticas. Me temo que Putin lo sabe, y le gusta», indica.

Johnson teme que algunos políticos europeos «suaves» no soportarán la lucha y arrojarán la toalla este invierno, «retirando las sanciones (a Rusia) y suplicando petróleo y gas ruso», cita la agencia EFE.


ALEMANIA PROMETE MÁS AYUDA MILITAR A UCRANIA EN UNA GUERRA QUE «DURARÁ AÑOS»

La ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, ratificó el sábado que su país seguirá prestando a Ucrania ayuda militar, incluidos suministros de armamento pesado, ante una guerra que, advirtió, «se prolongará aún años».

«Para mí está claro que Ucrania defiende nuestra libertad y nuestro orden pacífico, por lo que seguiremos apoyándole financiera y militarmente por tanto tiempo como sea necesario», dijo la titular de Exteriores del Gobierno de Olaf Scholz, en declaraciones al dominical del popular diario Bild.

El mundo debe asumir «que esta guerra se prolongará aún años», ya que «lamentablemente, el Gobierno ruso tiene la idea fija de doblegar a Ucrania y su pueblo», añadió.


CHINA CUESTIONA A RUSIA POR SUS ACCIONES EN LA PLANTA NUCLEAR DE ZAPORIYIA

China cuestionó la política arriesgada de Rusia sobre la planta nuclear de Zaporiyia en Ucrania, a medida que aumentan los temores de un desastre luego de un casi accidente en el sitio.

Un alto funcionario chino dijo el viernes en la ONU que un solo incidente en la instalación podría causar un accidente nuclear grave «con consecuencias irreversibles para el ecosistema y la salud pública de Ucrania y sus países vecinos».

Geng Shuang, representante permanente adjunto de China en la ONU, pidió a todas las partes involucradas «que ejerzan la máxima moderación, respeten estrictamente el derecho internacional y minimicen el riesgo de accidentes», y agregó: «No debemos permitir que las tragedias nucleares de Chernobil y Fukushima se repitan», citó AP.

Además de una emergencia de salud pública internacional, un accidente grave y una emisión de radiación en la planta serían otro golpe para la economía mundial, ya gravemente afectada por el Covid-19 y la crisis energética.

La advertencia de China es significativa ya que es quizás la única potencia mundial con influencia real sobre el régimen de Putin.

Beijing emitió su declaración pocas horas después de un incidente en Zaporiyia, la planta de energía nuclear más grande de Europa, cuando se cortó la electricidad durante horas, según el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky.

Zelensky dijo que los bombardeos rusos del jueves provocaron incendios en los pozos de ceniza de una central eléctrica de carbón cercana, lo que desconectó la planta de la red eléctrica. Un funcionario ruso afirmó que Ucrania tenía la culpa.

Los generadores diésel de respaldo aseguraron que el suministro de energía a la planta, vital para los sistemas de refrigeración y seguridad allí, continuara, dijo Zelensky.

Instó a los organismos internacionales a actuar más rápido para obligar a las tropas rusas a desalojar el sitio, ubicado en el sur del país.

«Casi todos los días hay un nuevo incidente en la planta de energía nuclear de Zaporiyia o cerca de ella», dijo Rafael Grossi, director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA). «No podemos darnos el lujo de perder más tiempo. Estoy decidido a dirigir personalmente una misión del OIEA a la planta en los próximos días para ayudar a estabilizar la situación de seguridad nuclear allí», afirmó.


RUSIA SE CONCENTRA EN LOGRAR EL CONTROL TOTAL DEL DONBÁS

Rusia ha cambiado sus objetivos en Ucrania tras su incapacidad para lograr avances mínimos en el este del país. Por ello, Zaporiyia y Jersón se han convertido en el centro de las hostilidades, mientras que Odesa, enclave fundamental en el conflicto, parece haber pasado a un segundo plano.

Álvaro de Argüelles, analista de El Orden Mundial especializado en geopolítica, explicó al medio español 20minutos que «la sensación es que ahora el objetivo de Moscú es consolidar el control de los territorios que ya ha tomado, por ejemplo, mediante referéndum, y en general ir esperando cómo evoluciona la situación en los meses de invierno, sobre todo para ver si el apoyo de Occidente a Ucrania decrece con el paso del tiempo».

El Ejército ruso ya «está teniendo problemas de suministro y está claro que nota el desgaste de la guerra. Y además se está quedando sin combatientes».

Putin está tratando de suplir esto «sobre todo a través del grupo Wagner, que está reclutando en zonas desfavorecidas de Rusia y también con la población carcelaria y con reclutamientos en las regiones de Donetsk y de Lugansk».

Por su parte, Ucrania «también nota el desgaste, por mucho que le esté favoreciendo la ayuda occidental».

Pablo del Amo, coordinador de Descifrando la guerra, añadió que Rusia ahora busca «conquistar el óblast de Donetsk, pero es una zona que está muy fortificada porque es el centro de los choques en 2014».

Moscú, por tanto, «está yendo muy despacio». Su estrategia pasa por lanzar toda la artillería, «pero no quieren que haya muchas bajas». El analista avisa de las especulaciones, como puede ser el hecho de que el Kremlin «esté preparando un movimiento más relevante para otoño», aunque es el momento en el que el terreno «puede estar más infranqueable».

«Ahora mismo en la zona de Járkov está habiendo muchísimos bombardeos», continúa. «Eso puede ser porque estén preparando un ataque a gran escala sobre Járkov de cara a los próximos meses, y es un punto clave en el conflicto».

Del Amo sostiene que la guerra «está en un impasse y cada bando quiere revertir la situación en el campo de batalla. 

Más allá de esto, otro objetivo ucraniano pasa por «resistir en la zona del Donbás», aunque lancen también «pequeñas ofensivas en Jersón, aunque sin mucha relevancia».

Estima Del Amo que Ucrania, según sus altos mandos, busca además «una contraofensiva importante precisamente en el sur, para separar a Crimea de la zona desocupada, para quitar el corredor que había hecho Rusia allí».

La duda está en si Ucrania tiene medios para esto: «No estoy muy convencido, aunque hay analistas que dicen lo contrario». Del Amo reitera, con todo, que en el este «la clave ucraniana es resistir» y hace hincapié en que «una cosa es la parte militar y otra la parte política».

Kiev podría ganar capacidad para atacar Crimea y perder este territorio «sería una gran derrota para Rusia». Argüelles no ve que vaya a haber «una gran ofensiva como tal», sino que la meta de Kiev sea «poner a los rusos en una situación tan incómoda que sean ellos los que se vean obligados a retirarse, como se vio en el norte de Ucrania hace unos meses».


ZELENSKI EMPLAZA A LA OIEA A QUE LLEGUE «LO ANTES POSIBLE» A ZAPORIYIA

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, emplazó a la OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica) a que llegue «lo antes posible» a la central nuclear de Zaporiyia para evitar nuevos riesgos como los pasados estos días.

«La situación sigue siendo muy arriesgada y peligrosa. Cualquier repetición de los eventos de ayer, es decir, cualquier desconexión de la planta de la red, cualquier acción por parte de Rusia que podría desencadenar el cierre de los reactores, pondrá nuevamente a la planta a un paso del desastre», afirmó el mandatario en su habitual discurso nocturno.


LA OTAN AVISA DEL DESAFÍO QUE SUPONE UNA MAYOR PRESENCIA DE RUSIA EN EL ÁRTICO

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió el viernes del «desafío estratégico» que supone para la Alianza Atlántica la mayor presencia de Rusia en el Ártico.

Stoltenberg concluyó una visita de tres días a Canadá en la base aérea de Cold Lake, en el noroeste del país, donde están basados los aviones de combate del Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica (Norad) encargados de patrullar el Ártico.

Junto con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el secretario general de la OTAN recalcó que el trayecto más corto para que misiles y bombarderos rusos lleguen a Europa occidental es a través de la región ártica.

Además, Stoltenberg explicó que Rusia está utilizando el Ártico para realizar pruebas de nuevas armas, como los misiles hipersónicos.


RUSIA BLOQUEA EN LA ONU LA ADOPCIÓN DE UN TRATADO DE DESARME NUCLEAR

Rusia impidió el viernes la adopción de una declaración conjunta sobre el tratado de desarme nuclear, tras una conferencia de la ONU de cuatro semanas en la que Moscú ha denunciado aspectos «políticos» del texto.

El Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT, por sus siglas en inglés), que 191 signatarios revisan cada cinco años, tiene como objetivo evitar la proliferación de armas atómicas, promover el desarme completo y fomentar la cooperación en el uso pacífico de este tipo de energía.

El último borrador del texto expresaba una «grave preocupación» por las actividades militares en torno a las centrales ucranianas, incluida Zaporiyia, así como por la pérdida de control de Ucrania sobre estos enclaves y su impacto negativo en la seguridad, indicó AFP.

En la última conferencia de revisión de 2015, las partes tampoco pudieron llegar a un acuerdo sobre asuntos sustanciales.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%